Opinión sobre Carmelo Rodero TSM 2005 de Luz Divina Merchán Díaz

Bodegas Rodero (Ribera del Duero)

« Volver a la ficha técnica de Carmelo Rodero TSM 2005

Un abanico de sensaciones aromática y una delicia para el paladar

  • |
  • 5 /5
"Es el mejor manjar para comer, para estar con los amigos, el mejor acompañante en una sobremesa. Cada botella que abres provoca bienestar, amigos, alegría". Así es como me define Carmelo Rodero lo que para él significa la palabra VINO.
De familia Viticultora, 14 años suministrando sus uvas a la reconocidísima casa Vega Sicilia, se dice que era uno de los viticultores mas queridos por estos vinos de prestigio debido a su reputación, sobradamente demostrada, como "artesano del terruño y del viñedo", de ahí que en algún momento el Tempranillo de Carmelo representase el 80% de la composición final de los vinos, todo un orgullo y privilegio.
Y como él nos comentaba en la improvisada tertulia que se organizó al término de la visita, . .

TSM 2005 , su nombre viene del coupage de las variedades de uva que lo conforman, 75% Tempranillo,15% Merlot,10% Cabernet Sauvignon, con un paso de 18 meses en barrica francesa.

Este vino lo he descorchado en varias ocasiones especiales y su evolución siempre me sorprende. Es un vino con un registro aromático amplio, que lo va expresando a medida que el vino pasa el tiempo en copa.
Es un vino que aguanta en copa toda una comida de negocios, con el que podrías llegar hasta a la copa de espirituosos.
La primera vez que lo probé fue con Carmelo Rodero y fue una delicia escucharle hablar mientras bebíamos.

Visualmente tiene una tonalidad rubí con una lágrima destacable.
En nariz es tremendamente expresivo, intensidad alta, al principio son aromas a frutos negros, mermelada de arándanos, con cierto toque dulzón como de higos o brevas, ciruelas. Después, aromas a grafito, a mina de lápiz, y algo de ahumado, también tostados.
En boca es carnoso, sedoso, corpulento, tanino de fruta muy maduro, al igual que el tanino de la madera perfectamente integrado. Una grata persistencia y unos recuerdos a fruta madura, cacao, algo mineral y toques de hojarasca.

Un vino que lo he tomado con platos de caza, venado, corzo, asados, calderetas, carne roja al punto…
Es un vino del que me puedo tomar una copa mientras paso la tarde leyendo.
Un abanico de sensaciones aromática y una delicia para el paladar. Con razón lo eligieron el mejor tempranillo del mundo en Shangai en 2007.

Ver más opiniones sobre Carmelo Rodero TSM 2005 »