Opinión sobre Gramona Celler Batlle 2001 de Luz Divina Merchán Díaz

Caves Gramona (Cava)

« Volver a la ficha técnica de Gramona Celler Batlle 2001

Gramona Celler Batlle Brut Gran Reserva 2001: Un Cava muy especial para brindar

  • |
  • 4.5 /5
Gramona garantiza que esta botella proviene de una Selección de sus Grandes Reservas, que habiendo superado una de las crianzas más largas del mundo del cava…. Así nos hace salivar Gramona una vez que tienes la botella en tus manos.
Estamos ante uno de los grandes vinos de España y uno de los mejores Cavas de Terroir, elaborado por uno de los grandes artesanos del vino: Jaume Gramona. Un apasionado del terruño, de las viñas y de la innovación en “pro” de la obtención de vinos cuya definición sea su origen.

Este 2001 es un vino, un gran Reserva con 8 años en de guarda en rima cuyo degüelle y salida de la cava fue en el 2009.

Un vino con una tonalidad oro viejo con destellos muy brillantes. Se aprecian hileras contínuas de finísima burbuja (el perlage) que van explotando en la superficie del vino favoreciendo la salida de los aromas.

En nariz, como comentaba antes, esa consecución rítmica de burbujas van a favorecer que sobresalgan los aromas. Una explosión de notas de fruta blanca y orejones, sobre un fondo de toffee, mucho aroma a bollo (como si estuviera delante de un horno de pastelería).

En boca es fantástico, fascinante. Una entrada fresca, percibes el carbónico de las burbujas perfectamente integrado, cómo va explotando hacia el final de boca pero de una forma delicada, nada grosera. Un paso en boca cremoso, algo glicérico, con cuerpo, gran estructura, notas la existencia de acidez pero la justa, nada agresiva. Los recuerdos son más al toffee y algo de esos orejones que olía antes. La persistencia en boca media-alta. A decir verdad, pensaba que iba a ser mayor.

Debo destacar la persistencia de la burbuja en copa, aún habiendo pasado un tiempo prudencial. Esto es importante, ya que este cava, nos aguantará en copa los tragos cortos que queramos tomar a lo largo de la comida.

Este cava me lo he tomado con toda una comida japonesa, unos nigiri de salmón y de atún, unos rollitos crujientes relleno de gamba en tempura, y unos makis, y ha sido perfecto.

El Celler Batle Gran Reserva será un gran acompañante de prácticamente todas las comidas. Eso es lo que tiene ser un cava. Desde pescados en salsa como la merluza a la vasca, hasta carnes rojas al punto.

Pero además, el Celler Batle Gran Reserva será un gran vino para brindar.

Por cierto, que dejé una copa en botella bien conservada hasta el día siguiente y aguantó perfectamente. Y comprobé o fantástico y agradable que está solo.

Ver más opiniones sobre Gramona Celler Batlle 2001 »