• El mayor catálogo de Europa + de 90.000 productos en venta

  • Más de 100.000 clientes satisfechos Compra fácil y segura

  • Comprar vino online es rápido Tienda de vinos y licores con envío a partir de 48h

Cava

Ver todos los productos en Cava »

El cava es un vino espumoso elaborado siguiendo el método tradicional Champenoise (champán), adaptado al terreno y las variedades autóctonas del Penedès, y es el único tipo de vino que cuenta con una denominación de origen propia, la D.O. Cava, establecida en 1972.

El origen del cava está asociado al auge de la viticultura catalana, a mediados del siglo XIX, impulsado por la curiosidad de varias familias de Sant Sadurní d’Anoia, que dio como resultado la producción de las primeras botellas de cava, en 1872. Con el 85% de la producción de cava, Sant Sadurní d’Anoia sigue siendo el epicentro de la D.O., que actualmente se extiende a 7 comunidades autónomas: Catalunya principalmente, Extremadura, La Rioja, Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana y País Vasco. Las variedades más habituales para elaborar cava son, en blancas, Xarel·lo, Subirat, Parellada, Chardonnay y Macabeo, y en tintas, Garnacha Tinta, Monastrell, Pinot Noir y Trepat. Cada una de ellas otorga al cava unas características particulares:

  • Xarel·lo: es una uva blanca de racimo dulce, menudo y compacto que ofrece cavas con cuerpo y estructura, y aromáticos, equilibrados, sedosos y sabrosos.

  • Subirat: se conoce también como Malvasía Riojana y ofrece estructura, frescor y buena composición aromática, y gana complejidad en barrica.

  • Parellada: es una uva sensible a las enfermedades y la sequía y ofrece cavas afrutados, frescos, delicados y con una graduación más baja.

  • Chardonnay: de origen francés, su cultivo es relativamente fácil y se adapta con facilidad a las características del terreno donde se cultiva. Por lo general ofrece cavas suaves, aromáticos y con cuerpo.

  • Macabeo: es una cepa con mucha fuerza y muy equilibrada en cuerpo y aroma. Su sabor es fresco, afrutado y elegante y aporta viveza, frescor y equilibrio.

  • Garnacha Tinta: aporta aromas característicos de confitura y frutos rojos. Tiene un potencial alcohólico alto.

  • Monastrell: se utiliza principalmente para la elaboración de cavas rosados, a los que aporta una buena intensidad tanto de color como de aromas.

  • Pinot Noir: su uso para la elaboración del cava se autorizó en 1998 y desde 2007 se puede usar para los llamados "Blanc de Noirs". Aporta persistencia, color y aroma.

  • Trepat: sus aromas recuerdan intensamente a frutos rojos y ofrece cavas elegantes y finos.


En referencia a los tipos de cava, se clasifican según su contenido en azúcares, que va desde el brut nature al dulce. La diversidad es amplia, en función de los azúcares añadidos. Así, tendríamos los siguientes tipos de cava:

  • Brut Nature: 0-3 gramos por litro.

  • Extra Brut: hasta 6 gramos de azúcar por litro.

  • Brut: hasta 12 gramos.

  • Extra Seco: entre 12 y 17 gramos de azúcar.

  • Seco: entre 17 y 32 gramos.

  • Semi Seco: entre 32 y 50 gramos.

  • Dulce: más de 50 gramos de azúcar por litro.


Los más habituales son el cava brut y el cava brut nature.

En lo que respecta a las diferencias entre cava y champagne, el cava y el champagne son similares en tanto que se producen utilizando el mismo método. Sin embargo, existen diferencias notables entre ambos. La principal diferencia entre el cava y el champagne es la procedencia: solo se puede llamar cava a los vinos que procedan de Catalunya y las otras zonas españolas reguladas; mientras que el champagne procede exclusivamente la denominación Francesa de Champagne. Por supuesto, el origen marca precisamente la diferencia entre ambos productos, ya que la climatología, las horas de sol y la pluviometría son dispares en ambas zonas y, por tanto, imprime un carácter propio.

Otras diferencias entre el cava y el champagne se derivan de que al champagne se le suele añadir azúcar en la fermentación del vino base, mientras que al cava no; de que el champagne se elabora con mayoría de uvas tintas, mientras que el cava lo hace con variedades blancas; y de que la mezcla del champagne suele ser una mezcla de vinos de diferentes añadas; mientras que el cava se elabora con vinos del mismo año. En el caso del champagne, solo se hace así en añadas excepcionales, en cuyo caso se identifica como “Millésime”. El tiempo de envejecimiento también supone una diferencia sustancial entre el cava y el champagne, ya que este suele tener más crianza y, en consecuencia, tendrá un carácter más vinoso y dulce que el cava, que suele ser más afrutado y ligero.

A la hora de servir el cava, cuanto más joven y ligero sea el cava más frío debe estar, dentro del rango de temperatura que va desde los 5ºC a los 8ºC. Mejor no enfriarlo en el congelador, ya que los cambios bruscos de temperatura podrían perjudicar las cualidades del cava. El tipo de copas para cava debe ser de cristal fino y transparente, y mejor evitar las copas de base ancha. Cuando sea el momento de descorchar la botella, se debe hacer con suavidad, y para verter el cava en la copa, se debe mantener la botella ligeramente inclinada y no llenar más de dos tercios la copa.

¿Y cuál es el maridaje para cava más adecuado? El abanico de comidas para tomar con cava es amplio y va desde ensaladas y pastas hasta pescados y postres. El cava se lleva bien con aderezos de ensaladas y pastas, con paellas, con pescados (con el pescado azul especialmente, ya que las burbujas compensan la grasa de este tipo de pescado), con mariscos y con carnes (ya sean blancas, carnes más grasas, carnes rojas o estofados). También puede servirse con jamón ibérico u otros embutidos: en este caso, nada mejor que un cava con crianza. Y, por supuesto, puedes optar por quesos de oveja y postres dulces en el caso de cavas ligeros o frutos secos para los cavas con crianza.
Comprar Cava online.

Ver más

Uvinum te recomienda

Robert ParkerRobert Parker

Cava: Puntuación de Robert Parker

Cava: rosado