Vinos orgánicos

 TAGS:Los vinos orgánicos están de moda. Nadie puede negar que, en estos días que corren, todo lo que lleva el apellido de ecológico vende. Es verdad que el precio suele ser superior (aunque en el caso del vino, no siempre es así), pero el consumidor de este tipo de productos prefiere pagar un poco más por algo que se ha elaborado de una determinada manera.

Alimentos sin conservantes ni colorantes, acompañados de un vino orgánico en una mesa vestida por productos ecológicos, es el no va más de la tendencia en esta década en la que la sostenibilidad y lo natural son valores que caminan de la mano.

Pero, ¿es verdad que los vinos ecológicos saben mejor? ¿Tienen un aroma más intenso? ¿Su buqué nos convence más? Como consumidora habitual de vino, la primera vez que oí hablar de vino orgánico no me pude resistir a probar uno y la verdad es que me decepcionó. Dejemos marcas y procedencias a un lado. Aunque claro, lo que no pasó el examen no fue la condición de orgánico sino el vino en sí mismo.

La semana pasada, sin ir más lejos, tuve la ocasión de ser invitada a una cena donde el vino era un tinto orgánico, procedente de Sudáfrica y fue toda una experiencia. Aromático, intenso en el color, delicioso en boca y todavía mejor cuando al probarlo pensabas que además, era orgánico.

Un vino orgánico es un vino que respeta nuestra salud al mismo tiempo que hace lo propio con la naturaleza. En los viñedos de los que procede no se han empleado fertilizantes, ni pesticidas ni ningún otro producto químico. Se han trabajado la tierra y el campo de una forma natural y tradicional. Sólo de pensarlo sabe mejor. Igual que ocurre cuando comes una ensalada donde los tomates, la lechuga y cada ingrediente es ecológico. No sólo es más sana, sino que además cada elemento sabe a lo que tiene que saber de una manera más intensa.

Me descubro ante todos como firme defensora de lo ecológico. Reciclo, no empleo aerosoles, hago un consumo responsable de electricidad y de agua y siempre que puedo sustituyo el coche por la bicicleta. Tengo camisetas de algodón ecológico y además bebo vino orgánico. Pero también es verdad que sigo tomando vinos que nos son orgánicos, grupo en el que se engloban la mayoría de mis favoritos, que no se me mosqueen los ecologistas. Y, por favor, después de este post, que tampoco se me vuelvan locos los enemigos de los vinos biodinámicos (de los que hablaremos otro día) y orgánicos.

Es más, para que puedas elegir tu preferido, hoy te recomendamos un vino orgánico y otro que no lo es, a ver cuál te gusta más:

 TAGS:Ordóñez and Co Número 3 Viejas Viñas 375ml 2006Ordóñez and Co Número 3 Viejas Viñas 375ml 2006

Ordóñez and Co Número 3 Viejas Viñas 375ml 2006 fue elegido mejor vino orgánico del mundo por la revista Decanter

 

 

 TAGS:Pago de Carraovejas Crianza 2009Pago de Carraovejas Crianza 2009

Pago de Carraovejas Crianza 2009, un grande se haga como se haga

Dejar un comentario Vinos orgánicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *