Vinos florales, finos y francos

Vinos florales¿Un vino floral tiene flores dentro? ¿Un vino fino es siempre de Jerez? ¿El vino franco desapareció en 1975? Hoy vamos a seguir explorando las expresiones más habituales que podéis encontrar al leer una nota de cata, para que podamos llegar a entender cómo es el vino que nos están tratando de explicar.

En esta ocasión le toca el turno a 3 expresiones relacionadas, fundamentalmente, con la nariz: vino floral, vino fino y vino franco.

¿Qué es un vino floral? Cuando definimos el vino refiriéndonos a otros objetos o frutas, hay quien puede pensar si esos objetos se le han añadido al vino, pero no es así. Se trata simplemente de recuerdos de aromas. Igual que al oler una pera nos recordará antes a un plátano que a una sandía, el aroma de un vino nos puede recordar a otras frutas o flores. Así, cuando decimos que un vino tiene aromas florales, queremos decir que su olor nos recuerda a pétalos de flores, que pueden ir desde el jazmín (flor blanca, olor propio de algunos blancos) hasta la violeta (que puede percibirse en algunos tintos).

Un vino con matices florales muy acusado puede ser el Petrea Chardonnay 2005, un blanco que, a pesar de tener crianza en barrica (con la consiguiente suma de aromas), no ha perdido nada de la esencia aromática de la Chardonnay y sus matices florales. ¿Lo habéis entendido?
Quiere decir que es un vino hecho con uva Chardonnay (y como los Chardonnay, con bastantes recuerdos en su aroma a flores), pero que además tiene aromas a vainilla, madera, canela,… que ha cogido al estar un tiempo criándose en una barrica de roble. Un vino muy completo y tremendamente bueno.

El vino fino, además de ser un tipo de vino propio de la DO Jerez, es aquel que tiene aromas nobles y elegantes de óptima intensidad, que recuerdan levemente a maderas perfumadas. Como aromas nobles se suelen entender los aromas de crianza, que se deben reconocer fácilmente pero resultar perfumado y bien conjugado con el resto de los aromas del vino. Eso sería un vino fino en nariz, como por ejemplo el Sumarroca Boria.

Vino franco es una expresión que se puede decir perfectamente sin parecer autoritario. Porque se refiere al vino que no parece tener defectos ni en su aroma ni en su sabor. Es franco, es lo que es, y te puede gustar o no, pero no tiene ningún defecto.

Dejar un comentario Vinos florales, finos y francos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *