Vinos con cuerpo o sin él, ¿cuáles prefieres?

 - Antes de soltarnos y liarnos a hablar de vinos con cuerpo hay que saber qué quiere decir esta expresión. Quiero advertir que, como enamorada del lenguaje, hay algunas expresiones con cuerpo que siempre me han llamado la atención, y mucho más si el tema de fondo que se toca son los vinos.

Algunas de mis expresiones con cuerpo favoritas serían ?cuerpo de baile?, que aplicado a los vinos serían los que componen la carta de vinos que se van a servir en una celebración importante; ?cuerpo del delito?, esos vinos de precio prohibitivo pero a los que no nos podemos resistir y compramos casi en secreto; y, mi preferida: ?cuerpo de rey?, que aplicado al mundo del vino sería empezar la comida con Vega Sicilia y terminarla con un Pingus, por poner un ejemplo.

Sin embargo, nada de esto tiene que ver con el verdadero significado de la frase ?vino con cuerpo?, que en realidad se refiere al compendio de características que debe reunir un buen caldo para ser capaz de llenarnos la boca y embriagarnos con sus sensaciones olfativas, dejándonos un pos-gusto a la altura de las circunstancias.

Está claro que en lo que a vinos se refiere, y por lo tanto en lo referente a vinos con cuerpo, la subjetividad está servida. Se puede coincidir en ejemplos muy claros, pero siempre quedarán esas dudas que cada cual deberá resolver atendiendo a sus propios gustos y experiencias con la copa en la mano.

Un vino sin cuerpo, a primera vista puede sonar como un vino de baja calidad, un vino que no se ha terminado de perfeccionar y que carece de armonía y fuerza. No obstante, este sentido peyorativo no es otra cosa que ver la copa medio vacía.

Ahora en pleno verano, con 37 a la sombra en España, más de uno huiría de un vino carnoso, poderoso, complejo, lo que se dice un vino con cuerpo de toda la vida; para optar por un vino joven, fresco, en cuyos matices tenga más peso la fruta que la madera. Un vino con un poquito menos de graduación alcohólica, que aunque ya sabemos que no son tendencia, resultan la opción más apetecible en estas fechas. Y no sólo eso, sino que para muchos son la primera opción durante todo el año, sobre todo para aquéllos que se inician en el consumo de vino tinto.

¿Te gusta el vino con cuerpo, o prefieres comprar vino más ligero? Cualquiera que sea tu elección, en Uvinum tenemos recomendaciones para todos los gustos:

 TAGS:Habla del Silencio 2010Habla del Silencio 2010

Habla del Silencio es un vino perfecto en ese sentido. No le falta cuerpo, pero su carácter frutal compensa adecuadamente y lo hace apto para todos los gustos.

 

 TAGS:Tomás Postigo Crianza 2009Tomás Postigo Crianza 2009

Tomás Postigo nos ofrece un vino con bastante cuerpo, pero joven y vivo a la vez

Dejar un comentario Vinos con cuerpo o sin él, ¿cuáles prefieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *