Vino para trepas

Trucos del VinoAntes de las Navidades, o a lo largo de ellas, están las cenas de empresa. Es el momento de sorprender a tu jefe, de demostrarle que tus amplias capacidades no se detienen sólo en el ámbito laboral, sino que eres una auténtica “joya del renacimiento”, que sabe de todo y que, por supuesto, merece un puesto mejor del que tiene (con un sueldo más alto). Es una de las ventajas de hacer pensar a los demás que sabes de vinos.

Está bien, eres un trepa y quieres mejorar tu puesto en la empresa. ¿Quieres algún truco de última hora?

 

 

  • Busca al más bocazas de la cena y hazle un comentario sobre la cena que se avecina y los vinos que se elegirán. Él se encargará de que toda la empresa sepa que “sabes” de vinos.
  • Asegúrate de que no hay nadie más en la empresa que sepa de verdad sobre vinos. Podría dejarte en ridículo. Una vez que te asegures de que no hay competencia, no te preocupes. Serás el gurú oficial y nadie se atreverá a contradecirte. El miedo al ridículo de los demás jugará a tu favor.
  • Eso sí, tienen que ser los demás los que te “nombren” entendido en vinos. Tú disimula, di que, bueno, te gusta probar. Así podrás escabullirte si te incomodan.
  • Si hay otro “gurú”, probablemente quieran enfrentaros. Evítalo. Normalmente los “listillos” conocen 4 marcas y 4 añadas, y las repiten como un mantra, por lo que no conseguirás sacarle de ahí. Simplemente dile que, si bien las marcas clásicas no defraudan nunca, el gusto en general evoluciona hacia vinos de corte más “moderno”. No sabrá qué quieres decir, pero le habrás dejado como “el pasado”, y te habrás identificado como “el futuro”.
  • Si quieren que elijas tú el vino de la cena, declina la invitación diciendo que tú no eres el que paga, sino la empresa, y que no sabes con qué presupuesto se cuenta para el vino. Si aun así te dejan elegir y la carta es amplia, elige un vino de entre 20-30 euros por botella. Asegura que “no te quieres pasar” y no te preocupes. Nadie dirá nada especialmente malo del vino, porque o les gustará o no se atreverán a llevarte la contraria con un vino más caro de lo que habitualmente se estila.
  • ¡No hagas una cata! Di que te encuentras resfriado, o que con la colonia, el ambiente cargado del restaurante, o lo que sea, no se pueden apreciar bien los aromas. Corta la conversación y desvía el tema. Si aun así te siguen insistiendo, diles que “la cata es sugestiva por definición. Si yo os dijera que este vino huele a flores blancas (si es blanco) o moras (si es tinto), y conocéis esos olores, los notaríais, aunque no los tuvieran”. 
  • Si te siguen insistiendo, puedes hablar lo que sepas sobre la uva, o la D.O., o la bodega, si sabes algo. Cuanto más genérica sea la charla, más fácil es que algún otro te interrumpa para acordarse de la vez que estuvo en esa zona, o que probó un vino de esa uva. Match resuelto.
  • No seas pesado con el tema. Ser el “gurú” del vino te ayudará a ser el protagonista al principio de la noche, y ser tú el que decida hacia dónde ir llevando la conversación, pero si hablas constantemente del vino, la gente se aburrirá y cambiará de tema, y te dejarán de lado. Recuerda: eres un trepa y tu objetivo es un aumento, no un título de sumiller.
  • Si al final te preguntan que qué tal el vino, la respuesta es bien fácil: “igual que la cena, todo fantástico”. Trata de ser positivo pero no sobrevalorar el vino, sobre todo si lo has elegido tú.

En cualquier caso, como en Uvinum ayudamos a todos (incluso a los trepas), por si acaso te piden que elijas tú el vino, te ofrecemos 3 posibles vinos que se encuentran en muchas cartas y a los que siempre podrás recurrir.

  • Si apetece blancos o cavas, Gessamí 2010 y, en general, cualquier vino o cava de Gramona. Puedes decir que Gramona ha sido seleccionada entre las 100 bodegas del año pasado y que éste han repetido, y que en Estados Unidos hay devoción por esta bodega. 
  • Si la cosa va de tintos, un Resalte Crianza 2004 o, mejor aún, un Resalte Vendimia Seleccionada 2007. El Resalte Crianza ha sido el vino español mejor situado por calidad-precio entre los 100 mejores vinos del mundo según Wine Spectator, pero a ti te va más el Vendimia Seleccionada. el primer vino de Vendimia Seleccionada que se vende joven y que conserva la potencia de la mejor fruta de la Ribera del Duero.
  • Si tu jefe es de los clásicos, no arriesgues: Artadi Viñas de Gain 2006, un clásico del corazón de la Rioja, en Laguardia, una bodega “de las de siempre” que, a pesar de tener los mejores Riojas, no se dedica a “criar fama y echarse a dormir”. En realidad, de cualquier bodega que te suene de Rioja podrías decir lo mismo. Es una afirmación irrebatible. Eso sí, nunca digas quienes son “las otras”. Y si te lo preguntan contesta: “Ya sabes, las de siempre”.

En fin, que si después de la cena de este año no te aumentan el sueldo sólo será por un motivo: tu jefe también ha leído este post. Pero contra eso no tenemos solución, ¿no?

Dejar un comentario Vino para trepas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *