El vino en China

En octubre de 2009, Sotheby’s subastó en Hong Kong ocho botellas de Château Pétrus cosecha 1982 a 93.007 dólares, y los ojos de los bodegueros e importadores se posaron en el continente. No obstante, la venta de uno de los más reconocidos vinos de Burdeos es tan sólo una anécdota frente lo que representa actualmente Asia como mercado de vinos.

Si hasta el momento Londres era la puerta de entrada a Europa, China es hoy la nación a la que las bodegas exportadoras deben de tocar el timbre. Ciudades como Beijing y otras del interior de China acaban de descubrir esta bebida, pero el país ya se ubica, según estadísticas de la OIV, en el quinto puesto entre los que se dedican a comprar vinos, después de Francia, Italia, Estados Unidos y Alemania, y seguidos por España, Reino Unido y Argentina. Lo interesante es que el consumo de vino entre los chinos crece a un ritmo constante de 12 por ciento al año, frente a 1,4 por ciento del resto de los países del mundo.

El vino en AsiaA la hora de elegir los vinos que desean tomar, los asiáticos prefieren los tintos y siempre los provenientes del Viejo Mundo. Bien dicen que los mercados más nuevos son los más conservadores. En cambio, al desarrollarse abren el espectro, algo que explica el creciente ingreso al continente de vinos de Chile, Estados Unidos y Australia.

Según publicó la consultora británica International Wine and Spirit Record (IWSR) en la ediciónde la feria de vinos Vinexpo en junio de 2009 en Burdeos, 71,9 por ciento de los vinos que se toman en el continente son tintos, un porcentaje que crecerá a 83,29 por ciento. No obstante, la selección en góndolas deblancos y rosados también se encuentra en aumento. De acuerdo con la misma institución, entre 2003 y 2007 los blancos crecieron 37,93 por ciento y los rosados 128,57 por ciento.

Una de las teorías que explican este fenómeno es el aumento del poder adquisitivo de la clase media china. No obstante, como buen consumidor novato que se deja llevar por los órdenes preestablecidos, Francia continúa siendo su mayor abastecedor. Al año este país le vende a China más de 30 millones de botellas, seguido cada vez más de cerca por Italia y Australia. De la misma manera, en Japón 30 por ciento de los vinos vendidos son franceses.

Para 2012, según pronosticó el IWSR, se beberá más vino en China que en España, aun a pesar de que en este país se toman per capita más de 30 litros al año, y en Asia no llegan a uno. No obstante, Hong Kong pretende ser el epicentro comercial vinícola del continente, y lo está consiguiendo rápidamente. Sotheby’s anunció que la isla es el mercado más importante de vinos; allí vendió en 2009 botellas premium por 14,3 millones de dólares; mientras que en Nueva York lo hizo por 10,5 millones y en Londres por ocho. Por su parte, Christie’s comunicó a la prensa mundial que 61 por ciento de sus transacciones son a clientes asiáticos, y que los compradores de ese continente se duplicaron en el último año.

Al mismo tiempo, también sería impensable creer que dentro de tanto crecimiento no se estuviera incentivando además, la producción de etiquetas locales. Asia posee hoy más de 500.000 hectáreas de viñedo plantadas, cifra que representa más del 20 por ciento de la superficie de vides del mundo.

No obstante, el continente aún está lejos de la madurez. Hasta 2005, cuando ingresaron como país miembro de la OIV, los chinos permitían importar vino a granel, en general proveniente de Argentina y Chile, adicionarle dos por ciento de producción nacional y comercializarlo bajo la etiqueta del país.

Esta práctica hoy se está desestimando para seguir reglamentaciones internacionales. Al mismo tiempo, Asia se encuentra hoy ávida de conocimiento y vino, y el camino para los productores del mundo es conquistar los paladares de ese mercado.

Dejar un comentario El vino en China

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *