Vino blanco fresquito para el verano

Vino blancoEl vino blanco es el vino preferido para la época estival. Elige siempre un blanco para comidas y cenas cerca del mar y acertarás. Nos ayuda a pasar el intenso calor del sol, y es por ello que se consume tan frío, sin perder ni un ápice de su aroma a uva joven y fruta.

Los colores amarillo, verdoso, con matices intensos desprenden reflejos brillantes y con personalidad. Pescado, ensaladas, marisco, pasta, sopas frescas, carne ligera, postres y tartas caseras… son los alimentos para un maridaje perfecto con este tipo de vino.

Porque no sólo de tintos nos nutrimos, sino que también se pueden vivir nuevas sensaciones con una copa de vino blanco de calidad en la mesa. ¿Ya tienes tu preferido?

Te lo ponemos fácil, pues recomendamos algunas opciones de diversas denominaciones españolas para pasar un verano inmejorable: de las tierras del Penedès, con blancos transparentes con sabor a mar, a Galicia donde se elaboran algunos de los blancos con más presencia del mundo, pasando por Mallorca con aromas a largas tradiciones en vinos.

DO Penedès

  • Arç Blanc 2008. Como no podía ser de otra manera está compuesto por uvas de Xarel·lo. Se elabora en la zona del Garraf, rica en vinos frescos para acompañar los primeros platos de una cena.
  • Sumarroca Chardonnay Cosecha 2009. Su sabor aterciopelado nos transporta a la viñas más importantes del Penedès. Si te gustan los aromas intensos a frutas, éste es tu blanco, ya que huele a manzana, melocotón y a algunos regustos de vainilla.

DO Rías Baixas

  • Nora da Neve 2006. Con el mejor albariño se elabora uno de los vinos blancos con mayor proyección de Galicia. Fresco, intenso, con sabor a pomelo… es la mejor propuesta para una parrillada de pescados. Su sabor perdura en nuestra boca y nos regala momentos placenteros.
  • Iwine 2008. Original por dentro y por fuera. Fino albariño para los canapés más especiales. De matices suaves y frescos en su interior, la botella está pintada de color plata dejando un diseño moderno y creativo.

DO Binissalem-Mallorca

  • Jaume de Puntiró Daurat 2008. Directamente de la isla de Mallorca podemos saborear un blanco de gran riqueza visual. Pero, sobre todo, lo importante está en su sabor que desprende una mezcla de uvas, protagonizada por la Pensal Blanca.
  • Randemar 2008. Un colorido diferente y un sabor intenso a fruta que enamora. Los frutos rojos, la manzana y el melocotón sobre un fondo de hierbas aromáticas son aquí los protagonistas. Un caldo especial para acompañar tus mariscos.

Dejar un comentario Vino blanco fresquito para el verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *