La verdadera historia del logo de Uvinum

Como ya han ido desgranando en mensajes anteriores mis dos compañeros de viaje, Nico Bour y Albert López, la idea de lanzar Uvinum surgió hace menos de un año, a partir de una propuesta de Nico a través de Facebook. La verdad es que no le costó mucho “convencernos”: tanto a Albert López cómo a mí nos pareció una idea estupenda y además nos dimos cuenta de qué formábamos un equipo muy bien complementado, con varios años de experiencia en proyectos de primera línea, y con unas inmensas ganas de emprender. Enseguida nos pusimos manos a la obra y tratamos de repartir lo mejor posible todo el trabajo que teníamos por delante, teniendo en cuenta nuestra experiencia y conocimientos. En mi caso, me encargaría del diseño, la programación y los servidores (CTO, si hacemos caso a lo que pone en mi tarjeta 🙂 ), así que me gustaría empezar en nuestro blog explicándoos el proceso de diseño que nos llevó a nuestro actual logotipo y compartiendo algunas de las ideas que descartamos.

1.- En los primeros brainstormings dejamos volar bastante la imaginación, recién empezábamos y aunque la idea de base estaba clara, cada uno la concretaba de una forma diferente en su cabeza, así que se mezclaban muchos conceptos como la tradición y las costumbres, la historia, la tierra, agricultura, viñas… Estos son algunos de los primeros logotipos que barajamos.

Logotipos a lápiz

2.- La cuestión es que estas ideas, pese a que podían vincularse con el mundo del vino, producían confusión acerca de lo que somos: ¿productores? ¿una bodega? No. Somos un site de recomendación de vinos, queremos ayudar al usuario a encontrar el vino que mejor se adapta a sus gustos y necesidades. Volvimos a dar algunas vueltas a los conceptos iniciales y tratamos de usar elementos que relacionaran nuestro logotipo con el consumo de vino. Esta vez empezamos con algunas pruebas en color, incluyendo nuestra marca, y diferenciando la letra U (pronunciada en inglés suena como “you”, TÚ) de VINUM (VINO, en latín), para dejar claro el porqué de nuestro nombre.

Pruebas a color

3.- Aunque notamos que nos acercábamos más a la idea, los logotipos seguían destilando un carácter demasiado tradicional, al contrario de lo que queríamos transmitir, de modo que intentamos simplificar el logotipo y usar tipografías más modernas… Durante esta fase contamos con la inestimable ayuda de Jose Sánchez, el director creativo de Softonic, cuyos consejos sobre tipografía y uso del color fueron realmente inspiradores.

Nos acercamos: tenemos tipografía

4.- Llegados a este punto, teníamos claro que habíamos dado con la tipografía adecuada, pero el logotipo seguía sin transmitir algunas de las ideas clave: recomendar, compartir… Tomando como base el logotipo del racimo de uvas se nos ocurrió la idea de usar cada uva como un nodo, y conectar algunos de ellos como si de usuarios dentro de una red se tratara. La “gran idea” se nos ocurrió en el bar de la calle Pelayo donde nos reuníamos a menudo… así que tuve que recogerla a lápiz en lo único que tenía a mano: una servilleta.

La inspiración para el logotipo final

5.- Y a partir de aquí tan sólo fué cuestión de ir afinando detalles: hice algunos cambios a la tipografía para darle más personalidad, conecté tan sólo algunos de los nodos de la red, sustituí el nodo inferior por una gota de vino, en un intento de evocar ese encuentro entre lo físico y lo virtual que tratamos de conseguir, y cambié el color a tonalidades de verde, relacionado con la naturaleza, el crecimiento, la frescura y la armonía.

El resultado final

Nosotros estamos encantados con el resultado final. Y a tí, ¿te gusta el logotipo de Uvinum?

Dejar un comentario La verdadera historia del logo de Uvinum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *