Etiqueta: vinos

Lisboa: de copa en copa por la ciudad

 TAGS:undefined

Además de su legendaria luminosidad, la ciudad de Lisboa guarda múltiples tesoros hechos de sabiduría, experiencia y personalidad. Uno de ellos es obviamente el vino. Pero, tan importante como la calidad del vino, es el local donde lo bebemos y con qué y/o con quién lo acompañamos.

En Lisboa la oferta es tan grande y variada como la cantidad de opiniones sobre cuál el mejor sitio para beber un vino, pero los conocedores parecen estar de acuerdo por lo menos en relación a algunos de los locales.

El Chafariz do Vinho, ubicado en la Praça da Alegria, es la enoteca más antigua de Lisboa y ocupa una antigua casa de distribución del agua, pero aquí se bebe vino: en copa o no, portugués, chileno, francés, italiano o español, estos vinos tienen en común la calidad y el cuidado con que los escogen. En el Chafariz, los clientes son invitados a traer de casa su botella (esa o esas que son tan especiales y esperan la ocasión ideal) y a disfrutarla con los amigos y las tapas de la enoteca. Por ejemplo, el carpaccio de bacalao ahumado, los dátiles gratinados con panceta o los platos de quesos y embutidos ahumados. Este wine bar también organiza catas de vino de OPorto, vinos del año y crianzas. La Happy hour es de 18h a 20.30h.

 TAGS:undefined

En la bodega Goliardos (algo así como los taberneros), que se encuentra cerca del Chafariz, en la Rua da mãe d’Água, se suele seguir el siguiente concepto: ”El hombre es el único animal que bebe sin sed. Ya que es así, que lo haga con criterio”.
Su selección de vinos de terroir europeos se compone de aproximadamente 500 vinos de diferentes categorías, desde los más asequibles a los Vinhos Uvelhas Negras, una colección de vinos de productores que arriesgan y desafían las normas en nombre de la calidad y de la originalidad. En el Goliardos se puede asistir a cursos sobre vinos, noches de cata y encuentros de productores europeos.

Otro de los locales favoritos de los amantes de la combinación vino&tapas es la Enoteca de Belém. El restaurante/enoteca se sitúa en el numero 12 de la Travessa do Marta Pinto, muy cerca de los famosos pasteles de Belém. Abrió al público en el 2009 y desde entonces siembra calidad y recoge elogios. El vino se escoge con prismáticos apuntados a la estantería de botellas: la biblioteca de vinos. De las hileras de blancos y tintos, casi todos pueden ser disfrutados em copa y a buen precio. El ambiente es acogedor y el menú se concibe según el vino, siempre contando con el apoyo de quien tiene mucha experiencia en el maridaje de vinos.

Importa destacar que el restaurante de la Enoteca de Belém ha sido premiado con dos tenedores en la última competición gastronómica “Lisboa à prova” y que esta enoteca tiene sus propios vinos blancos y tintos: el Travessa da Ermida, producido en las regiones del Dão y de Setúbal.

Mientras te decides a visitar Lisboa y sus tesoros puedes saborear dos vinos portugueses:

 TAGS:Quinta da Alorna Arinto Chardonnay ReservaQuinta da Alorna Arinto Chardonnay Reserva

Quinta da Alorna Arinto Chardonnay Reserva: un vino blanco de la DO Tejo con chardonnay y arinto. 4 puntos de 5 es la media de las valoraciones de los consumidores de Quinta da Alorna Arinto Chardonnay Reserva en Uvinum.

 

 

 TAGS:Ninfa Escolha Pinot Noir 2011Ninfa Escolha Pinot Noir 2011

Ninfa Escolha Pinot Noir 2011:  un vino tinto de la DO Tejo cuyo coupage contiene pinot noir de 2011 y con un grado alcohólico de 13.77º. 

 

 

 *Este artículo fue publicado originariamente por Rita Bonet en O Blog de Uvinum.

Vinos aterciopelados, alcohólicos y amplios

Vinos aterciopeladosLas expresiones de cata son esas palabras que se incluyen habitualmente en las notas de cata y que se usan para describir un vino. Cuando leemos una nota de cata lo que tratamos es de hacernos una idea de cómo es el vino, si puede ser de nuestro gusto, cuáles son sus características más importantes,…

Sin embargo, si no tienes experiencia en las expresiones relacionadas con la cata, muchas veces al leerlas puedes notar, con perplejidad, que te dejan aún más confuso que antes, porque no conoces exactamente los términos o porque no comprendes del todo la relación de esos términos con el vino. 

Durante estas semanas vamos a intentar explicarte el significado de algunos de esas palabras de uso habitual en el mundo de la cata, para que te vayas poniendo al día. Es importante conocerlas porque, una vez que las comprendas y las sepas aplicar, podrás entender cualquier nota de cata, lo que equivale a decir que podrás saber cómo es un vino en base a esa nota, y si merece la pena probarlo o no. Poco a poco podrás comparar esas opiniones con las tuyas propias, y determinar si te gusta el criterio de tal o cual persona a la hora de juzgar vinos.

Hoy los términos de los que vamos a hablar son: vinos aterciopelados, vinos alcohólicos y vinos amplios.

Cuando se dice que un vino es alcohólico no estamos hablando de ningún defecto, sino simplemente de una característica que consideramos relevante de algunos vinos, que se caracterizan por un fuerte aroma a alcohol que no llega a ser molesto. Si eso llegara a ser molesto, podríamos decir que ese vino es “excesivamente alcohólico” o “demasiado alcohólico” (los excesos no son buenos).

Luego, en función de si te gustan o no ese tipo de vinos, decidirás si esa es una característica que quieres que esté presente en los vinos que eliges para tu propia bodega. La cualidad de alcohólico de un vino es una cualidad aromática, es decir, que la apreciamos al olor, y no al sabor.

Un vino que a mí me parece alcohólico sin llegar a ser desagradable, por ejemplo, es el Terra do Gargalo Tinto, de la DO Monterrei, en Galicia.

La cualidad de amplitud de un vino se puede aplicar tanto a aromas como a sabores, pero en este caso nos referiremos al sabor, y se refiere a los vinos que estimulan las papilas gustativas en varias zonas a la vez, dándonos sensaciones de salinidad, dulzor, acidez y/o amargor al mismo tiempo. Es decir, que se caracteriza por varias de esas sensaciones al mismo tiempo sin que ninguna en concreto prevalezca sobre las otras.

Decir que un vino es amplio en boca suele ser elogioso, en general, aunque como en todos los casos, debes ser tú el que decida si te gustan o no ese tipo de vinos.

Un ejemplo de vino amplio en boca es el Gorgocil Tempranillo Crianza 2008, uno de los vinos de Viñas de la Casa del Rico, en Jumilla.

Para acabar por hoy, hemos de mencionar a los vinos aterciopelados. Esta es una cualidad que se relaciona también con la boca, pero es más adecuada al hablar del “tacto” de un vino que del sabor del mismo. Porque cuando decimos que un vino es aterciopelado queremos decir que es de paso suave por la boca, y que no deja la lengua áspera ni con una sensación desagradable.

Suele decirse de vinos viejos que han pasado mucho tiempo en botella y que, por tanto, han perdido parte de sus taninos o éstos se han suavizado. ¿Y qué son los taninos? pues eso lo iremos explicando más adelante, pero, de forma muy superficial, los puedes entender como unos compuestos que son los responsables de la se quedad en la boca que producen algunos vinos, la aspereza en los lados de la lengua que, cuando es muy acusada, comparamos diciendo de un vino que “nos deja los lados de la boca como papel de lija”.

Un vino aterciopelado, por tanto, no dejará nada de aspereza en la boca. Un vino aterciopelado, por ejemplo, puede ser el Viña Tondonia Reserva 2000, un clásico de Rioja.

Habrá gente a la que le guste los vinos más aterciopelados o que le gusten más los vinos más tánicos y explosivos, o, lo que es más común, decantarse por unos u otros según la apetencia de cada momento o el maridaje propuesto. ¿A ti cuál te gusta más?

Presentada la Guía de Vinos de Cataluña

Guía de vinos de CataluñaAyer tuvo lugar la presentación de la Guía de Vinos de Cataluña, edición del 2011. La presentación tuvo lugar en el Hotel Barceló Sants entre las 13:00 y las 19:00 horas, y consistió en una degustación de los 100 vinos y cavas mejor puntuados del año.

Al acto acudieron los representantes de la mayoría de las bodegas seleccionadas, así como invitados del mundillo del vino. Se sirvió una paella ciega a todos los asistentes al evento, que fue todo un éxito.

Aquí es donde deberían venir las reseñas de los vinos más importantes, o curiosos, o interesantes, pero no pudo ser. Ayer me desperté con un resfriado importante (que todavía me dura) y no puedo contar mucho de los vinos. Así que luego Luz Divina Merchán os contará algo acerca de los vinos que más le gustaron. Pero, mientras, podemos contar otras cosas del evento:

Varios integrantes del equipo de Uvinum nos presentamos al evento con ganas de disfrutar de los mejores vinos de las 8 DO´s catalanas, y la verdad es que la impresión general fue más que satisfactoria.

Aunque nada más llegar había bastante gente a la hora de catar vinos, las botellas estaban a libre disposición, por lo que no había problemas ni esperas para poder testar los vinos.

Los bodegueros, una vez pasado el primer arreón de gente, se mostraron muy amables, e hicieron exactamente lo que mandan los cánones: explicar y aconsejar sobre sus vinos a aquellos que querían aprender más, facilitar el vino a aquellos que preferían únicamente catar, y ser siempre elegantes con las otras bodegas. Recorrer ferias de muestras, exposiciones, congresos, también forma parte del trabajo de una bodega, y en eso las bodegas catalanas demuestran tener “callo”, experiencia de sobra (y resistencia física, que 6 horitas de pie sin pestañear…).

La organización, por su parte, tuvo un detalle excepcional que no siempre consiguen las buenas organizaciones: demostrar que es posible brillar en organizando un evento sin ser eterno protagonista. Es más, cedieron el protagonismo a los vinos y las bodegas, como todo el mundo esperaba, y resolvieron las dudas y los problemas que pudieran surgir de forma inmaculada. Un diez para la gente de la guía 🙂

Vinieron los Uviners que ganaron las entradas, y pudimos hablar con varios: Josep Fernando, Sheila Misma,… Si todos los uviners son como ellos, debemos estar orgullosos: gente divertida, agradable y a la que le gusta compartir su pasión por el vino. Pasamos unos muy buenos momentos con ellos.

¿Fallos? Escasos, muy escasos. Faltaron picos de pan para tomar entre vino y vino y que los sabores no se mezclaran. Las paellas que ofrecieron estaban exquisitas pero podrían haberlas servido un poco más alejadas (por aquello de no mezclar aromas), y quizá se quedaron un poco cortos con la cantidad, teniendo en cuenta las horas (nos perdíamos la comida).

¿Algo más? Sí, desde luego. Nos encantaron los vinos de Orto Vins, la bodega que mejores resultados obtuvo y un gran descubrimiento. Nos gustó la pasión por el vino que desprende la gente de Mas Martinet, y los buenos vinos que elaboran. El Torre de l´Homenatge de Castell de Sant Antoni, el Celler Batlle Brut Gran Reserva de Gramona y el Sabaté i Coca Reserva Familiar Brut, de Castellroig Sabaté i Coca, 3 grandes cavas. La gente de Mas Comtal, con su blanco Petrea Chardonnay 2005 y sus sonrisas que conquistaron a todo el mundo. Dejamos pendiente una visita a bodega, por supuesto.

Desde Uvinum queremos daros las gracias a la organización y, en general, a todos los que formasteis parte del evento. ¡Ya estamos esperando a la guía del año que viene!