Etiqueta: vino portugués

5 buenos bares para beber vino en Lisboa

Lisboa es una ciudad radiante, como este grafiti en el que vemos algunos de los elementos que marcan la cultura lusa, como por ejemplo el vino.

Lisboa se ha convertido en una de las ciudades de visita obligada en los últimos tiempos. El arte, la buena gastronomía y unas calles repletas de vida son algunos de sus principales reclamos turísticos. Pero no podemos olvidar que Portugal es también tierra de grandes vinos. Por ello, te invitamos a conocer algunos de los mejores bares para beber vino en Lisboa. ¡Encuentra el tuyo y anótalo para la próxima escapada a la capital lusa!

Vestigius

Ubicado en un antigua bodega, Vestigius es mucho más que un bar de vinos: ofrece una amplia programación de actos culturales para pasar un rato agradable mientras disfrutamos de buenos vinos y buenos platos de cocina nacional e internacional.

Vestigius está situado en la zona de Cais do Sodré y tiene una privilegiada vista del río Tajo, con una fabulosa zona de explanada para disfrutar del aire libre. Es un sitio ideal para el intercambio cultural y de ideas alrededor de una copa de buen vino o de un cóctel.

The Old Pharmacy Wine Bar

¿Qué pueden tener un común una farmacia y el vino? Habrá quien diga que en ambos encontramos alivio para penas y dolores… Pero en el caso que nos ocupa se trata del The Old Pharmacy Wine Bar, una antigua farmacia reconvertida en bar de vinos. Este local encantador ofrece unas 200 referencias de vinos de origen portugués que puedes acompañar de una selección de quesos, jamón y otros sabrosos bocados muy adecuados para un picoteo.

Además, es uno de los bares de vinos más llamativos de Lisboa, donde sin duda te sumergirás de lleno en el apasionante mundo de los vinos portugueses. El The Old Pharmacy Wine Bar ofrece además un espacio para tomar café y tés, por si acaso lo que el alma del visitante está buscando es algo menos embriagador…

Winebar do Castelo

Si eres un verdadero amante del vino, este es uno de los bares de vinos de visita obligada en Lisboa. Winebar do Castelo está situado en una de las colinas de la ciudad, la de Castelo de São Jorge, en el centro histórico. La selección de vinos, muy interesante, va rotando habitualmente y destacan los oportos de añada.

Otro de los atractivos que ofrece Winebar do Castelo son las catas dirigidas, una idea interesante para conocer más a fondo los vinos portugueses. Por supuesto, el bar ofrece platillos a base de quesos y charcutería para tomar con los vinos. ¡Muy recomendable!

By the Wine

Es uno de los bares a vinos más conocidos de la ciudad, ya que se trata de la tienda insignia de José Maria da Fonseca, una de las compañías de vino con más presencia en el país. En By the Wine encontrarás todos los vinos del portfolio de esta bodega así como una amplia selección de tapas, incluyendo jamón de Guijuelo.

En pleno corazón de Lisboa, By the Wine además cautiva por su arquitectura interior. Una excelente opción donde comer y beber buenos vinos en un ambiente agradable.

Tasca do Chico

En esta selección de bares de vinos en Lisboa no podía faltar el Fado. Tasca do Chico es una taberna donde tomar vino, comer alguna cosa y, sobre todo, escuchar Fado.

Es un local entrañable y especial, aunque algo pequeño, donde lo más recomendable es beber una copa de vino o tomar algo al ritmo melancólico de una música que, como el buen vino, llega al alma.

 

 TAGS:Duas Quintas 2015Duas Quintas 2015

Duas Quintas 2015:un vino tinto con DO Douro que contiene touriga nacional y touriga francesa de 2015 y tiene un volumen de alcohol de 13º.

 

 TAGS:Blandy's 5 Years Malmsey Rich MadeiraBlandy’s 5 Years Malmsey Rich Madeira

Blandy’s 5 Years Malmsey Rich Madeira: un vino generoso Madeira a base de los mejores racimos de malmsey y tiene un volumen de alcohol de 19º

 

8 claves para entender cómo podría afectar el Brexit al sector del vino y los destilados

 TAGS:undefinedA casi un mes desde el ‘no’ del Reino Unido a Europa, las consecuencias más immediatas sobre la economía siguen sintiéndose y la libra sigue en mínimos de 1985, a la espera de lo que suceda hoy tras la reunión del Banco de Inglaterra sobre el tipo de interés.

Las más de tres semanas que se han sucedido después del referéndum han dado margen para vislumbrar posibles escenarios, especialmente en el sector de la alimentación y del vino, en los que el Reino Unido tiene un peso determinante como comprador.

Consecuencias para la exportación de vino español y europeo

Tras el referéndum, se ha abierto un horizonte de dudas difícil de despejar por ahora. La pregunta ¿cómo afectará el Brexit a la economía? se ha repetido una vez y otra, y lo cierto es que se hace difícil ofrecer una respuesta, aunque sí se puede poner de relieve algunas claves para acercarnos a ella.

1. Merma de la capacidad adquisitiva de los británicos. Si de verdad existe un factor actual que pueda afectar a la exportación del vino, este es la menor capacidad de consumo de los ingleses propiciada por una libra débil. Si esta tendencia se mantiene el futuro, podría acabar afectando a la exportación de vino al Reino Unido.

2. Más depreciación de la libra frente al dólar que frente al euro. Sin embargo, y de acuerdo a la información publicada por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), la libra se ha depreciado más frente al dólar que frente al euro, por lo que, en este sentido, podría afectar más a la industria de vinos americanos que a la de europeos. Y esto, a priori, podría ser positivo para el mercado español y europeo.

3. Tradición librecambista y escasez de materia prima. Es improbable que el Reino Unido decida imponer nuevos aranceles a los productos de Europa debido a su necesidad de materias primas y a su tradición política pro libre comercio. Así, dadas las circunstancias, estos dos factores podrían facilitar acuerdos para el intercambio.

4. Tiempo de la negocación de las nuevas relaciones comerciales. Sin embargo, tal y como apunta el artículo Brexit for wine lovers del portal especializado Jancisrobinson.com, renegociar acuerdos con el Reino Unido como tercer país podría llevar hasta una década, considerando que antes serán necesarios dos años para determinar los preceptos legales de la salida del Reino Unido. Por tanto, un lapso de tiempo tan largo podría acabar afectando a las exportaciones.

5. Buena salud de las exportaciones de vino español. A pesar de la incertidumbre, la situación actual en cuanto a las exportaciones de vino español al Reino Unido es buena, especialmente en términos de valor. Así, si bien el futuro no está claro, el mercado español parte de una buena posición, lo que puede ayudar a contrarrestar posibles efectos negativos.  

En este sentido, de acuerdo con las cifras de 2015 del OEMV, España exportó al Reino Unido un total 159,3 millones de litros de vino por un valor de 343 millones de euros, que suponen un incremento del 0,1% en términos de volumen y del 0,5% en términos de valor. De hecho, durante los últimos 20 años el crecimiento anual medio ha sido del 3,3% en volumen y del 4,9% en valor. Podemos afirmar, así, que el Reino Unido compra vino español, y lo hace con una tendencia creciente de vinos con D.O. 

6. Ventaja competitiva en el precio del vino español. Aunque Francia, Italia y Portugal encabezan la lista de proveedores de vino al Reino Unido, lo cierto es que los precios de los vinos españoles son más competitivos que los de otros países, factor que sin ninguna duda les juega a favor. Por contra, el vino de Borgoña -que lleva encareciéndose desde 2012 y que, debido a la condiciones adversas de la actual cosecha, podría hacerlo aún más- se vería más afectado ante la pérdida de poder adquisitivo de los ingleses.

Consecuencias desde el punto de vista inglés

Las consecuencias del Brexit, sin embargo, no solo pueden afectar en clave de exportación, sino también en clave de negocio interno y de exportaciones desde el Reino Unido. Veamos algunas cuestiones al respecto.

7. Revulsivo para los elaboradores de vino inglés. Por ejemplo, de acuerdo al análisis de Brexit for Winelovers, los elaboradores de vino inglés podrían verse beneficiados por un hipotético incremento del precio del vino europeo, ya que podrían posicionarse como una alternativa más económica para los consumidores ingleses. Incluso podría darse la situación que unos precios más atractivos situaran a los vinos ingleses en una mejor posición dentro del mercado internacional. 

8. Pérdida de acuerdos ventajosos para otras industrias. Aunque hemos hablado principalmente de vino, no podemos olvidar que hay otra gran industria que podría verse afectada en el medio y largo plazo: nos referimos a la industria del whisky.

Según recogía el portal especializado The Drinks Business a finales de junio, la Scotch Whisky Association (Asociación de Whisky Escocés en español) concibe el mercado único Europeo como “una pieza clave para el éxito del Scotch” y, para gigantes como Diageo y Pernod Ricard -que apostaban por el remain-, la industria se ha visto substancialmente beneficiada por acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Vietnam o Colombia. No queda claro, por tanto, cuál será la situación de esta industria tras la salida de Europa del Reino Unido.

Mucho en juego, mucho por decidir

A modo de conclusión, si algo queda claro es que, con tanto en juego, las decisiones que deberán tomarse a alto nivel no serán fáciles. Los próximos meses serán determinantes para encauzar el futuro, pero la vista debe estar puesta ya en los escenarios que sobrevendrán. Escenarios que, aunque no catastróficos, representarán todo un reto para el sector del vino y los destilados.