Etiqueta: salud mental y vino

Beber vino moderadamente está asociado con menor depresión

Beber vino moderadamente está asociado con menor depresión

Ya conocemos algunas de las bondades del vino sobre la salud. Protege nuestro corazón, aporta beneficios para la elasticidad de la piel y siempre en moderación es altamente recomendable. Pero también aporta beneficios para la mente.

Beber vino moderadamente está asociado con menor depresión

Así lo manifiesta un estudio de Suecia que se basó en investigar los hábitos de vida de más de 5.000 personas desde los años 1998 hasta 2010. Llegaron a varias conclusiones, como que aquellas personas con mejor salud mental bebían hasta 14 unidades de alcohol por semana, el equivalente a 10 pintas de cerveza y un poco menos de 10 copas de vino.

Mientras que los que no bebieron alcohol tenían un riesgo de un 70% más alto de sufrir depresión. Aparte de otros aspectos relacionados con la salud, el nuevo estudio encontró que el alcohol, siempre con moderación, parecía estar relacionado con una buena salud mental.

El estudio no dejó claro si las personas sin depresión eran las que bebían. Si bien a pesar de ello, el psicólogo Sir Cary Lynn Cooper explicó que el hecho de que el alcohol puede mejorar el estado de ánimo tiene mérito.

Otros estudios confirman los beneficios del vino con moderación para la salud mental

El de Suecia no es el único estudio que reafirma esta teoría. Según las conclusiones de una investigación de la Red Predimed (Prevención mediante Dieta Mediterránea) se sugiere que sólo con moderadas cantidades de alcohol, consumidas preferentemente en forma de vino, se puede obtener un efecto protector frente a la depresión.

Los expertos explican que estudios previos destacan que el consumo algo intenso de alcohol sí produce problemas de salud mental, como la depresión, pero hay menos estudios que valoren el hecho de un consumo bajo-moderado de alcohol.

Para demostrarlo se investigó a personas que nunca antes habían sufrido una depresión ni habían tenido problemas previos relacionados con el consumo de alcohol. Y al final quienes acostumbraban a beber cantidades moderadas de vino fueron los menos probables a sufrir depresión.

Más investigación y, sobre todo, moderación

Los investigadores comentaron que pequeñas cantidades de ingesta de alcohol pueden ejercer una protección de modo similar a la enfermedad coronaria y además, tanto depresión y la enfermedad coronaria comparten diversos mecanismos causales comunes. Todavía quedan muchos más estudios para llegar a mayores conclusiones pero lo que está claro es que si bebemos vino, mejor hacerlo de forma moderada.

 TAGS:Juan Gil Etiqueta Plata 2016

Juan Gil Etiqueta Plata 2016

Juan Gil Etiqueta Plata 2016: un vino tinto de la DO Jumilla con racimos seleccionados de monastrell de 2016 y con 15,5º de graduación alcohólica. 

 

 TAGS:Semele 2016

Semele 2016

Semele 2016: un vino tinto de la DO Ribera del Duero cuya selección contiene tinta fina, merlot y tempranillo de la añada 2016 y cuyo volumen de alcohol es de 14º.