Etiqueta: malaga

Nos vamos al sur… y descubrimos sus vinos

El Sur de España aporta una riqueza en cultura de primera línea. Playas interminables, arquitectura mozárabe, buena gastronomía y un vino lleno de frescura, elaborado en cepas de larga tradición.

Ya lo sabes, si estás por el Sur te recomendamos algunos de sus caldos más preciados para que saborees el duende en primera persona y de una forma distinta.

Dale al Jerez

Del vinagre de Jerez a un vino de extrema calidad, que se elabora en una extensión total de más de 12.000 hectáreas de viñedos, muy cerca del mar. Sus variedades preferidas son el Palomino Fino, Pedro Ximénez y Moscatel. Dulces, afrutados y con sabor a manzanilla, te encantarán sus tintos, como el Sacromonte Oloroso Seco, para regar las carnes y los quesos más tiernos de la región o el Manzanilla San León Clásica, perfecto con toda clase de tapas típicas de esta zona.

En el mar de Málaga

La producción de los vinos de esta Denominación tienen la particularidad de pasar por las soleras-criaderas del término municipal de Málaga. Su riqueza climatológica ofrece vinos perfectos donde el Moscatel, un vino dulce, es el más conocido, ideal para acompañar los postres.

Para apaciguar los calores de Málaga, te recomendamos el blanco Ordoñez Nº Victoria 2002, para los entrantes y los pescaítos en algún restaurante pesquero. No puedes dejar de probar Botani Moscatell Seco 2009, fino, dulzón, intenso… será ideal a media tarde con algunas pastas.

Granada, con solera

Desde hace muy poco, los vinos de Granada tienen sus propia Denominación de Origen. Vinos jóvenes que valen la pena ser conocidos y difundirlos por su calidad y aromas intensos. Te sorprenderá, por ejemplo, el Calvente Blanco 2008, elaborado con uvas de moscatel de Alejandría, con cuerpo y gran carácter que resulta propicio, tanto para ricas tapas de jamón, como para los postres más dulces.

Al Condado de Huelva

Conoce nuevos sabores gracias a los caldos que se engloban dentro de esta Denominación, con la variedad blanca Zalema, muy seca y aromática. Tienen una graduación alcohólica bastante baja, por lo que pueden tomarse a media mañana sin problema.

Un ejemplo es el Mioro 2008, joven y muy afrutado, te gustará en ensaladas refrescantes para la época estival. Si lo tuyo es el tinto, Par Vino de Naranja será tu vino, de un color caoba y castaño, con intenso sabor a naranja amarga. ¡Irresistible!