Etiqueta: grecia

Los mejores vinos de Europa

De vinos por EuropaEstoy en Italia. Me piden que les traiga un vino de regalo. ¿Qué vino elijo? ¿Y en Alemania? ¿El vino que me recomiendan aquí lo reconocerán en casa? Os vamos a dar unas claves para elegir un buen vino en Europa.

Francia

El más grande de los vinos franceses es el Champagne. Es difícil echar atrás a los borgoñas, blancos o tintos, o los Burdeos o incluso a los que más historia tienen, los del Rhone (Ródano). De hecho, muchos de ellos son más caros que una botella de este genial espumoso.

Pero sin duda la aportación universal de los franceses al vino es el Champagne. A pesar de que Dom Perignon, al que se atribuye la invención, pasó su vida tratando de eliminar las burbujas de la segunda fermentación. Por suerte no lo consiguió, y podemos seguir disfrutándolo.

Pero para refinarlo aún más necesitamos el post-Perignon francés. Tanto la viticultura del Champagne (cultivo de la vid) y elaboración del vino, requiere una complejidad de conocimientos y de una elaboración artesana no comparable con ningún otro vino francés.

Por otra parte, Francia legó este arte al mundo, el méthode champenoise (método de Champagne), sin el cual el vino nunca habría aprendido a sonreír.

Italia

Italia es mucho más diversa que Francia, tanto en uvas como en vinos. Elegir un vino de Italia puede ser aún más difícil, pero nos decantaremos por el Barolo.

Los toscanos defenderán con uñas y dientes su uva Sangiovese (un verdadero rival para la uva nebbiolo). Sin embargo, la uva nebbiolo transformada en vino Barolo tiene un gusto más rico, más capacidad de guarda y se transforma increíblemente.

En suma, simplemente ofrece más placer y promete más que la Sangiovese.

Además, en el Barolo, la Nebbiolo hace lo que una uva debe hacer, con mucha más estabilidad que la Sangiovese: refleja el lugar del que procede.

España

En este caso nos planteamos regalar un vino de nuestro país a un amigo extranjero. ¿Qué llevaríamos?

El tercero de los 3 grandes productores de vino europeos (y el tercer productor más grande del mundo), España plantea un problema para el “elector”. Pero nadie dijo que fuera fácil, ¿no?

Desde mediados del siglo pasado en la “licenciatura” del vino de todo el mundo, ningún país ha llegado más lejos en su recuperación como España. No sólo ha mejorado el vino español en las zonas tradicionales como Penedés o Rioja, sino que cada vez más se aplauden vinos de lo que fueron las regiones oscuras, tales como Priorat o Ribera del Duero, con un aumento proporcional en la demanda y el precio.

Ahora, si tenemos en cuenta el valor de “compra segura” para un receptor extranjero, esa compra sigue siendo Rioja.

Rioja hace que te perturbe el que la nariz y la boca no sean un mismo orificio. Tan gloriosos perfumes y la persistencia del sabor ¿por qué tengo que alejar la copa para gozar de ellos por separado?

Además, La Rioja sigue siendo un valor para el consumidor en tintos de reserva y se marida con una amplia variedad de alimentos.

Alemania

El mejor vino blanco alemán es el riesling. Y, a lo mejor, el mejor vino blanco del mundo es el riesling alemán.

Lo que distingue al riesling alemán es un equilibrio fantástico y una acidez brutal mezclados con la potencia descomunal de aromas y sabores a fruta. Ninguna otra uva hace eso tan bien, ni dulce ni seca.

¿Sabías que durante los siglos XIX y primeros del XX, el riesling alemán era más valorado y caro que los tintos de Burdeos (sobre todo porque podía guardarse durante décadas)?

Así que, sin dudas, un vino blanco alemán de uva riesling supone una compra más que acertada.

Austria

El vino blanco de uva Grüner Veltliner justifica la fama de Austria. También ayudó a salvar la reputación del país después de un escándalo de adulteración del vino en la década de los 80.

Antes de eso, en Austria, se abusó del alto rendimientos en la viña y el bajo nivel en la bodega. Para solucionarlo, Austria efectuó regulaciones que elevaron significativamente la calidad de sus vinos y los enólogos se decantaron hacia la producción de los vinos más secos. Los de Grüner Veltliner son los mejores de ellos.

Grecia

Aquí estamos en el mundo antiguo de la vinificación. A pesar de nuestra imagen de los vinos tintos griegos (como “mar color del vino” y todo eso de Homero), el mejor vino de Grecia es blanco, y de las blancas uvas de Assyrtiko.

Los métodos modernos frenan la tendencia nativa de la Assyrtiko a oxidar. Cuando se hace bien (y en ningún sitio se hace mejor que en Santorini), hay pocos vinos blancos más incisivamente deliciosos y amigables con los alimentos en cualquier otro lugar.

Con excepción de Alemania.

El vino de Grecia

El Vino en GreciaRecién instalada en el itinerario del turismo enológicoGrecia se ha destacado por la producción de vinos notoriamente fuertes y generosos, en resonancia con sus dioses mitológicos.

Celosa de sus de grandes pensadores, Helias, de la forma en la que es llamada por los locales, es reconocida en el mundo como la cuna de la civilización y la lógica. Sus conservadas ruinas, testigos de antaño y la conquista romana, reciben al año millones de turistas que ansían encontrar, al doblar la esquina, a Platón disertando en una plaza.

No obstante, en la actualidad, Grecia se muestra no sólo como uno de los mejores productores de aceite de oliva del mundo, pilar fundamental de su cocina, sino que también trabaja incansablemente para revivir las raíces de sus ancestrales vides. Esto le permitirá saltar a la escena turística como un interesante destino para los enófilos, debido a sus “potentes” vinos tintos, sus frescos caldos blancos, sus licorosos considerados excepcionales, y una hoja de ruta que abarca gran parte de su territorio.

Se dice que el legendario poeta romano Virgilio, autor de la mítica Eneida, siempre repetía que en Grecia era más fácil contar los granos de arena de playa que nombrar sus variedades de uvas. Quizás, que fueran más de 300 cepas distintas, dificultaba a Virgilio memorizarlas. Distribuidas en 150.000 hectáreas de viñedos divididas en nueve regiones, según escribió Illias Anagnostakis (integrante del departamento de Estudios Medievales de la Fundación de Investigación Nacional Helénica en Atenas y del Instituto de Investigación Bizantino) en el libro The Illustrated Greek Wine Book, “la vinificación de estas centenas de uvas es una tradición milenaria que precede incluso a la era bizantina, al punto que la historia señala a este país como el responsable de la expansión del cultivo en Europa.”

Vino GriegoSin embargo, en tiempos modernos, Grecia pareció darle la espalda a Baco y difundirse en el mundo como elaborador de un extraño caldo, de sabor hasta hace pocos años considerado desagradable y ordinario, llamado Retsina (vino blanco perfumado con resina de pino, hoy bastante más valorado). Como consecuencia, poco se sabe sobre los potentes, frescos, dulces y secos vinos griegos, que desde la década de los ’70 buscan retomar su lugar dentro del mercado mundial de vinos.

Entre los blancos, por ejemplo, se destacan el Assyrtiko, que encuentra su mejor expresión en la isla de Santorini; el vino elaborado a partir de Vilana, apreciado principalmente en la isla de Creta; el Roditis, producido en Macedonia, Tracia y el Peloponeso; y los vinos RetsinaMoscatel y Savatiano. Entre los tintos, el elaborado a partir de la cepa Agiorgitiko, originado en Nemea, en elPeloponeso, es uno de los caldos más afamados del país, el mismo que por su intensidad de color y sabor penetrante merece el título de “sangre de Hércules“. No obstante, en Helias también se elaboran vinos con uvas francesas como la Cabernet Sauvignon, la Cabernet Franc (Cotes de Meliton, Macedonia), la Garnacha, la Syrah y la Chardonnay.