Etiqueta: españa

Las 100 bodegas más importantes del 2010 según Wine&Spirits

A finales de este mes la revista Wine&Spirits publicará en su número especial la selección de las Top 100 bodegas del año 2010. La lista ya se ha hecho pública, y como siempre ha generado comentarios de todo tipo.

Arte del vino andaluzLa primera impresión que genera es de ilusión: hay grandes bodegas representadas de todo el mundo. Algunas imprescindibles, como Catena Zapata, Domaine Louis Jadot, Marcel Deiss, Niepoort, Penfolds, Quinta do Noval, junto a otras más rompedoras como Beckmen, Yarra Yering, Tenuta Sette Ponti,…

Pero a medida que profundizamos en la lista empezamos a sentir un punto de decepción: Wine&Spirits es una revista estadounidense, así que no nos podemos extrañar de que la representación de vinos de allí sea excepcionalmente amplia. Desde Washington o Oregon hasta los más conocidos internacionalmente como los vinos de California -en especial los de Napa Valley, o Valle de Napa-, las bodegas de Estados Unidos se reservan un hueco quizá demasiado importante, lo cual también pone de relevancia la apuesta de este país por mejorar su producción.

No obstante, la sobrerrepresentación de los vinos locales expulsa de la lista a grandes bodegas que deberían aparecer por derecho propio: echamos en falta, sobre todo, bodegas elaboradoras de Jerez, Icewine, Sauternes,…

En cambio sobran bodegas de tinto y blancos tranquilos: la pinot noir, syrah y la sauvignon blanc cuentan con demasiadas bodegas dedicadas.

Tras Estados Unidos se sitúa Francia, sobre todo por el Champagne, y a poca distancia una serie de países con una representación muy parecida, lo que hace pensar que se trata más de un sistema de “cupos” por país, para contentar a todos, que un mérito contraído exclusivamente por la calidad. Aparecen Italia, España, Australia, Chile, Portugal, y un poco menos Argentina, Sudáfrica, Grecia, Austria, e incluso Eslovenia.

Top100 bodegas de Wine and Spirits

En cuanto a nuestro país, con respecto al año pasado contamos con un representante menos en la lista (de 6 a 5), y sólo repite Gramona dentro de la lista, mientras que en general repiten más de un tercio. ¿A qué se puede deber esto?

Bueno, parece que mientras sobre Estados Unidos se nombra a casi todos los que son, como pasa en Chile y Portugal, países donde las bodegas conocidas internacionalmente son escasas, el “cupo” asignado a España hace que muchas bodegas se tengan que repartir la aparición en las listas, año tras año. Este año las elegidas han sido, además de Gramona, las bodegas Balbás, Raúl Pérez, Roda y López de Heredia. Curioso, ¿verdad?

No se trata de desmerecer a ninguna de las bodegas representadas, pero, si vosotros tuviérais que elegir las cinco mejores bodegas de España este año, ¿elegiríais las mismas? Probablemente no, y aunque seguro que la mayoría no coincidiría entre sí, hay algunas que aparecerían más veces que las nombradas.

Por aquello de tirar la primera piedra, os comento mi lista:

Freixenet (la bodega española más internacional, debería ser una fija en las listas).

Marqués de Riscal (ejemplo de búsqueda de la excelencia, y muestra de Rioja).

Sánchez Romate (al menos 1 bodega de Jerez, seguro).

Dominio de Pingus (la bodega del vino más nombrado de España, otro fijo).

Paco&Lola (para premiar el esfuerzo por la innovación en España en 2010).

Y faltaría espacio para muchísimas otras bodegas, pero esta es mi sugerencia. Y vosotros, ¿cuáles elegiríais?

La sangría

El vino casi siempre se toma solo, mezclar algunos vinos se podría clasificar hasta de “prohibido”. No obstante con algunos otros, si podemos tener la licencia de mezclarlos ya que son perfectos para lograr un buen cóctel hecho a base de vino, como lo es la sangría. Si bien es cierto los cócteles con vino son pocos, a comparación los que se logra con otros licores, los que existen son muy exquisitos y acompañan perfectamente algunas ocasiones.

Sangría

La sangría es un cóctel de vino de origen español, y en muchos lugares de la península ibérica es conocida también como “Cuerva”. Su preparación es muy sencilla, así como variada. Básicamente una sangría es un “ponche de vino”, es el sencillo resultado de mezclar vino tinto, algún zumo cítrico, frutas y a veces a poco de brandy u otro licor de esas características.

SangríaReceta de sangría

  • 1 botella de Oliveros Vino de Naranja o cualquier otro vino de mesa
  • El zumo de 2 naranjas
  • 5 cucharada de azúcar
  • El zumo de 1 limón
  • Canela en polvo
  • Frutas trozadas (duraznos, piña y manzanas)
  • Un chorro de brandy, Martini, pisco, ginebra, ron o coñac (opcional)

Preparación de la sangría

  • Verter el vino en una jarra grande.
  • Añadir el zumo del limón y el de las naranjas.
  • Añadir la azúcar y canela en polvo y remover bien.
  • Verter las frutas en cuadrados pequeños.
  • Sírvase con hielo y unas rodajas de limón de adorno.

Los vinos recomendables para esta preparación son sin duda los vinos de mesa, también se puede realizar con vino blanco, aunque siempre el vino tinto seco es la mejor opción. Si tiene un vino de mesa semiseco también es una buena elección, pero debe tener en cuenta el dulce y si es el caso obviar al azúcar. También se suele incorporar alguna bebida gaseosa blanca, ya sea de limón, naranja e inclusive un ginger ale. Otro de los secretos es suplir el azúcar con jarabe de goma o granadina, ya esto queda en criterio de quien lo prepare.

Esta refrescante bebida se suele consumir en verano, ya que llega a ser muy refrescante, aunque no es una regla, ya que siempre viene bien un buen vaso de sangría fría. Te aconsejamos a que vayas probando las distintas formas de preparación así como los distintos ingredientes y variables, hasta que encuentres la sangría que más te agrade. Y luego compartes con nosotros la receta de tu sangría favorita, claro. 😉

Vinos y vida en León

León es tierra de vinos, de comida, de amigos, de paso de peregrinos, de gente abierta, de templarios, de historia, de noches, de paseos, de aromas, de turismo, de tantas cosas… Pero a veces lo que más nos gusta lo tenemos tan cerca que a veces ni siquiera lo apreciamos.

Catedral de LeónUna vez, recorriendo la ruta del Cares, por Asturias, comenté que cambiaría esa zona por mi Extremadura natal con los ojos cerrados. Un lugareño me oyó y dijo que él aceptaba el trueque, que estaba harto de vivir encajonado entre montañas, y soñaba con la vasta meseta extremeña, sus paisajes claros, abiertos. A partir de ese momento empecé a mirar a mi tierra con otros ojos.

Y eso es lo que he reconocido en las personas con la que he hablado en León durante mi último viaje allí, la semana pasada. Sabemos que vivimos una etapa de crisis global pero es a nivel local donde lo apreciamos cada día. Tiendas que cierran, negocios que no salen adelante, el paro en nuestro entorno, son las huellas de la crisis. La gente se cansa y se envidian otros momentos y otros lugares en los que no parece que vaya tan mal. El pasto del vecino crece más verde, dicen. Pero no es cierto.

A pesar del pesimismo local, común a casi toda España, León sigue siendo, hoy como ayer, una tierra maravillosa. Y con unos recursos excepcionales: la vega del Órbigo, con su remolacha, su lúpulo y su maíz. La zona de los Picos de Europa, cuna de productos como el chorizo leonés y la cecina. El área de la maragatería, con el botillo y las mantecadas astorganas como bandera. Y la zona del Bierzo, con las castañas y el vino.

Hablar del vino del Bierzo es hablar de la uva mencía. Pocas veces la característica peculiar de una uva tinta marca tanto la singularidad de una D.O. En blancos, sí hay zonas especiales como Rías Baixas con el AlbariñoHuelva y la Zalema, o Jerez y la Palomino. Pero en tinto, salvo las llamadas tinta de toro, tinto fino o ull de llebre, que son nombres singulares para la tempranillo, no hay una uva propia que marque tanto el carácter de una zona. Se puede pensar, acaso, en Jumilla y la Petit Verdot, pero se trata de una uva internacional.

PittacumEsta vez, como se trataba de un viaje de reencuentro con León, he repetido vino, en contra de mi costumbre. Y lo he hecho con el Pittacum Áurea 2006, un vino monovarietal de mencía que representa lo que esta uva es capaz de dar.

La cena fueron unas patatas estrelladas con huevo de avestruz, y unas tapas de jamón ibérico. Lo del huevo de avestruz no fue una buena idea, no estaba bien cuajado y realmente no gustó, así que todos los elogios fueron para este vino impresionante, el Pittacum Áurea. Complejo, saltan a la nariz las notas de frutos rojos del bosque y violetas de la mencía entrelazados con los propios de la larga crianza, toffee y cacao sobre todo. Potente y carnoso, con un postgusto largo que invita a la más profunda meditación entre trago y trago. La carnosidad del vino (y su graduación alcohólica) calentaba los estómagos agradecidos por lo frío de la noche, y la conversación nos recordaba que, a pesar de todo, en León siempre hay un sitio para los buenos momentos.

Este verano, ¡playa en la Costa Brava y vinos DO Empordà!

¿Qué tendrá la Costa Brava que es la preferida por todos en la época estival? No es ningún secreto: playas de extrema calidad, reconocidas a nivel mundial, y pueblos pesqueros de impresionante belleza.

Tras un chapuzón y una larga jornada de sol, la mejor opción es comer al aire libre junto a una botella de vino. Si tenemos la suerte de estar en esta región de Girona, podremos saborear la rica gastronomía del lugar, protagonizada por la ternera del país, el “suquet” de pescado o el “trinxat”.

Y, cómo no, tales platos adquieren otra dimensión con los vinos de la tierra, que presentan unas características peculiares: sabor a mar, recuerdos de pescadores y noches mágicas por descubrir.

DO Empordà

Vino DO EmpordàLa zona de producción de la DO Empordà está situada en el extremo nororiental de Cataluña y engloba un total de 48 municipios distribuidos en dos comarcas: 35 municipios del Alt Empordà y 13 municipios del Baix Empordà.

Dentro de su clima, cabe resaltar el fuerte viento del norte, llamado la Tramontana, que presenta rachas que suelen superar los 120 kilómetros por hora. Este fuerte viento beneficia el cultivo del vino que se produce en esta rica zona.

Aunque parezca lo contrario, la DO Empordà está formada por un amplia gama de vinos, de elevada calidad, tanto de reserva como de crianza. Los blancos y rosados, preferidos durante la época estival, se realizan con variedad autóctonas y tienen aromas muy frescos. En los tintos, domina claramente la Garnatxa, un vino dulce natural que da un sabor exquisitos a los postres. Otras variedades, como el Moscatell o la mistela, también son típicos de esta región.

¿Qué vinos elegir?

  • Durante una comida al borde del mar, recomendamos sabores naturales. Mas Oller Mar Blanc 2009 es un blanco bastante nuevo, y como particularidad presume de ser valorado en 92 puntos en la Guía Peñín de 2010. Casi nada.
  • ¿Una ensalada con quesos azules y pescado de segundo? Ya olemos el plato. Para completar tales delicias nada mejor que Quinze Roures 2008, un vino blanco, envolvente por su madera, que desprende olores a frutas.
  • La noche llega y es hora de comer algo más contundente. La ternera será regada por un tinto ViDiví 2007, una garnacha mediterránea que desprende sabores contundentes.
  • Para complementar nuestro postre, el Anubis Moscatell de l’Empordà 0,50 L. es una buena opción para llenar nuestro paladar de vino dulce y maduro. Es, sin duda, la mejor forma de acabar una larga noche de verano.

Botellas de vino español de diseño

Para los amantes del vino, una botella ya es toda una obra de arte en sí, pero si además le sumas un diseño original y atractivo, se convierte en toda una atracción. Sí, la calidad está en su interior, pero el envoltorio es siempre un reclamo que no puede pasar desapercibido.

Las empresas vitivinícolas más importantes de España lo saben y por ello, desde los últimos años, han aparecido botellas con diseños espectaculares, con colores, y tamaños distintos que atraen a un gran número de público.

Esta innovación llama mucho la atención a jóvenes y clientes potenciales que se inician en esto del mundo vinícola y que empiezan a apreciar los sabores y aromas de las DO de siempre, pero también de los que están empezando.

Cava Torelló Brut by Custo BarcelonaLo mismo sucede con el cava, del que tenemos un ejemplo reciente en Cava Torelló Brut Gran Reserva by Custo Barcelona. Así, el prestigioso diseñador Custo Dalmau ha vestido de luz y muchos colores la botella y el estuche de un nuevo Cava Torelló Brut Gran Reserva, pertenecientes a la empresa de vinos DO Penedès y cavas.

Muchas veces la filosofía que cada bodega y, en especial, de cada añada queda reflejada en las botellas. Mezclando fina elegancia con lo que se quiere trasmitir ese vino. Y es que como dicen… ¡una imagen vale más que mil palabras! y los consumidores lo tienen en cuenta a la hora de decidirse.

De una finura exquisita es la botella del vino blanco Gramona Mas Escorpí 2008. Pero, además de la armonía y la pureza del color de ésta, la etiqueta rompe esquemas, con un diseño atractivo, a base de dorados, verdes, beige y marrones. 

Entre los tintos, los hay de diversas clases. Tú eliges. Destacan los que tienen las botellas todas en negro intenso, como el Demencia 2006, que sólo lleva dos etiquetas pequeñas en blanco y algo de rojo para romper la oscuridad, o el Icono Cabernet Sauvignon 2006, con letras también roja algo más grandes. Un diseño que muestra un equilibrio perfecto, tanto en el exterior como en su interior.

La edición limitada de la Chinchilla Conarte 2006 es una oda al arte. Su botella lleva una megavistosa etiqueta con los dibujos de la bodega y una paleta de un pintor. Vamos que no quiere pasar desapercibida. Cuéntanos qué botellas te han gustado más y has escogido por su diseño, ¡estamos intrigados!

Wine Future 2009 en la Rioja

El pasado día 12 y 13 de noviembre se celebró en la Rioja el Wine Future . El Wine Future reunía en unas jornadas de conferencias y catas a más de 1.000 personas para dicutir acerca de la situación actual del mundo del vino y de las oportunidades de cara al futuro. En la mismo, hablaron grandes celebridades de este mundo como Robert Parker, Gary Vaynerchuck o Jancis Robinson .  No tuvimos los 3 socios de Uvinum la suerte de poder asistir al mismo debido a que estábamos presentando el proyecto en el EBE 2009 en Sevilla pero sin duda los múltiples artículos  al respecto te hacen tener una idea clara de lo comentado.

Se han comentado muchas cosas como la crisis del vino, la bajada de consumo en los grandes mercados, el excesivo margen que los restaurantes aplican a los vinos (y que tiene cambiar porque los restaurantes viven del vino), la aparición de internet como canal clave para la comunicación y promoción de productos y servicios , etc….

Muchas cosas pero como pasa en muchos de estos grandes eventos, grandes cuestiones que buscan muchas veces el propio beneficio más que el beneficio del propio sector.

En este país, en España, tenemos una falta increíble de cultura respecto al mundo del vino entre los más jóvenes. Los de aquí prefieren el botellón o el calimocho y de ninguna forma se trabaja en nuestra sociedad en enseñar la cultura del vino y los beneficios del mismo tanto en la salud como en la exaltación de los sentidos. Tenemos además una nula idea de como vender nuestros productos autóctonos (no sólo en el vino) al exterior y siempre estamos a la expectativa de lo que hacen genialmente los americanos en cuestiones de marketing o los franceses o italianos. Y hay que reconocer que son muy  buenos en ello. Y esperamos que vengan figuras o críticos de otros países y que muchas veces han desacreditado el vino español ¿para que resuelvan nuestras dudas sobre nuestro futuro? Creo que no estamos entiendo la realidad del mundo actual y como posicionar el vino español.

El mundo actual ha dejado de pertenecer a las marcas.  Las marcas y sus valores los fabrican las consumidores con sus opiniones y lo que hablan sobre ellas tanto a sus contactos como por las redes sociales.  Si no empezamos a escuchar a los consumidores respecto a sus necesidades, a lo que quieren descubrir, a lo que quieren sentir, no habremos entendido nada. No somos nadie sin los consumidores , sin los clientes o amantes del vino, y no tenemos que vivir ajenos a la realidad del siglo XXI.  Un mundo hiperconectado, un mundo en el cual las marcas tienen que comunicar con los consumidores y un mundo en el cual son los propios usuarios los que venden los productores con sus opiniones y el boca a oreja.

Así que depende de todos los del mundo del vino que cambiemos urgentemente el chip  para empezar a escuchar a quién toca (los consumidores), saber producir lo que necesita el mercado e innovar. Si uno sabe hacer esto, con una buena estrategia de marketing y ventas, y  con las opiniones y comentarios al respecto de tu marca y productos, el futuro está más que asegurado.