Etiqueta: enoturismo

Este otoño practica el enoturismo

Hay una nueva forma de practicar turismo, la de recorrer y conocer miles de lugares a través de la cultura del vino. Este verano, haz algo diferente y déjate embriagar por los placeres de una antigua bodega, catas de vino o un maridaje para descubrir la historia de una región de forma original: llega el enoturismo.

Esta actividad es apta para todo tipo de personas, grupos de amigos y empresas que pasan una jornada diferente con sus compañeros de trabajo. En España el enoturismo está ya muy extendido, gracias a la cantidad de bodegas existentes en cada Comunidad, dignas de ser admiradas por su historia y la elaboración de sus vinos de extrema calidad.

Turismo en viñedosAlojamiento, catas, degustaciones…

Los más sibaritas y amantes de la gastronomía en general disfrutarán seguro con estas experiencias. El enoturismo incluye, entre otras actividades, dormir en la bodega, degustaciones de catas de los vinos más exclusivos, cursos de iniciación a las catas, cenas con maridaje incluido y hasta excursiones por la región.

La ciudad del vino, bodega Marqués de Riscal

Herederos de Marqués de Riscal es uno de los referentes de la cultura vitivinícola de toda España. No es vano, su bodega, ubicada en la Rioja Alavesa, se construyó en 1858, y alberga un hotel, restaurante y spa que ofrece lo mejor para unas buenas vacaciones.

Está situada en un edificio de máxima vanguardia, similar al Guggenheim de Bilbao, donde la huella del arquitecto Frank O. Gehry queda plasmada con su acero y sus múltiples colores que recuerdan a las cepas de esta comarca.

Catas en la Bodega Enate, sabor del Alto Aragón

 TAGS:Entre montañas aragonesas, practicaremos senderismo, deporte de aventura y degustaremos buena gastronomía. La bodega Enate es el principal referente en la Denominación de Origen del Somontano, y destaca también por su imponente edificio. Aquí también se realizan catas especializadas con sus vinos y una visita a sus instalaciones.

Enoturismo con Torres

Bodegas Torres son toda una institución, ubicada en la comarca catalana del Penedès, cuenta con una larga tradición vinícola. Se organiza una interesante visita a sus bodegas, con presentación de su historia, experiencia sensorial para saber el ciclo vegetativo de la vid, tour por los viñedos, y degustación con la cata comentada de un vino, además de la posibilidad de degustar más vinos y la compra de éstos en sus tiendas

Riberjoven

Enoturismo

El encuentro de los vinos jóvenes de Ribera del Duero

Este año que todavía no termina tienes a tu alcance una diversidad de citas importantes sobre ferias y eventos del vino que no te puedes perder. Una de ellas es Riberjoven, el encuentro enoturístico de los vinos jóvenes de la Ribera del Duero que se celebra del 24 al 26 de septiembre en bares y restaurantes de la localidad vallisoletana de Peñafiel.

Este interesante encuentro sirve para realizar contactos con los agentes del sector y conocer de cerca las novedades de los vinos más reconocidos de la DO Ribera del Duero, uno de los más destacados núcleos vinícolas del país.

Mil actividades en Riberjoven

ViñedosRiberjoven se plantea este año como un encuentro cargado de novedades para diversificar el número de visitantes que encontrarán mil actividades diferentes. Así destacan los concursos de tapas con maridajes con los vinos más emblemáticos, que tendrán su máximo apogeo en el Concurso de Pinchos Riberjoven, un certamen que nace con la intención de ofrecer innovación y calidad a un precio inmejorable. Cada tapa y vino joven tendrán un precio conjunto de 2,5€.

También tiene cabida el deporte, a través de la marcha enocicloturista, llamada Riberbici, cuyo objetivo es mostrar a los participantes los encantos de visitar la Ribera del Duero en bicicleta.

Disfruta con los vinos de Ribera del Duero

Los vinos de esta denominación riegan las poblaciones del sureste de Castilla y León, y se extienden por las provincias de Soria, Segovia, Burgos y Valladolid. Se compone de más de 240 bodegas y 8.000 viticultores que dan lugar a vinos de excelente calidad, siendo el Tempranillo la uva más destacada.

Vino

  • Para regar las carnes más rojas, un vino excepcional tinto es el Pago de Carraovejas Crianza 2006, una exquisitez para paladares exigentes que te sorprenderá por su fuerte personalidad y un matices rojos intensos.
  • Por su parte, el Arzuaga Reserva 2005 marca claramente la diferencia. Su color rojo cereza intenso nos lleva a un mundo de tintos finos en el que se mezclan frutas y especias. En boca, denota juventud, pero también solemnidad, sobre todo al regar carnes de esta rica zona, tanto en historia como en gastronomía.
  • Para finalizar, recomendamos un vino con gran carácter. Pago de Carraovejas Reserva 2005 tiene, como una gran parte de los vinos de esta denominación, un color rojo pasión. Sus sabores a frutas del bosque le dan un poder exclusivo para los sentidos. Ideal para una cena comprometida, donde quedarás como un señor.

Enoturismo para vender vinos

Atrás quedaron las épocas en las que el turismo rural significaba ir al pueblo de la familia a comer los platos de la abuela. Hoy, el turismo rural abarca una amplia oferta de alojamientos y actividades entre los que se cuenta, cada vez con más fuerza, el enoturismo.

Hasta hace poco las bodegas sólo abrían sus puertas como un instrumento de marketing, para agasajar a clientes importantes o celebrar reuniones de fuerza de ventas con sus distribuidores. El creciente interés por los vinos y la cultura que les rodea ha ayudado a impulsar la creación de espacios dedicados al ocio y al disfrute del vino dentro de los terrenos de las bodegas, tanto para impulsar la imagen de marca como para generar beneficios por sí mismos.

El ejemplo más conocido de este nuevo modo de entender la cultura del vino es el de Marqués de Riscal, en Rioja, que creó un edificio diseñado por Norman Foster donde se pueden alojar los más exclusivos amantes del vino en una de sus 43 suites equipadas hasta el último detalle. También, de mano de su chef Ramón Piñeiro, se pueden degustar los platos más vanguardistas en sus restaurantes y bistrós dirigidos por Francis Paniego, poseedor de 2 estrellas Michelín, en Echaurren y El Portal de Echaurren.

Otro proyecto diferente, esta vez en Portugal, lo representan las bodegas Herdade do Esporao, en el Alentejo. Esta bodega, que produce aproximadamente 12 millones de botellas al año, y tiene como vino de bandera el famoso “Monte Velho“, se distingue por su protección de los hábitats naturales. Poseen una finca de más de 1800 hectáreas (de las que sólo 600 se dedican al cultivo de vides, y 40 al de olivos), en un entorno que representa fielmente el sotomonte portugués.

Herdade do Esporao

Foto: Juan Manuel Pérez Zubizarreta

La bodega está inscrita en el proyecto europeo “Countdown 2010“, por el que se compromete a respetar y cuidar el medio natural, y se pueden contemplar en la finca más de 350 especies distintas de fauna y flora, entre las que destacan las aves acuáticas y la joya de la corona: una pareja de cigüeñas negras.

Como colofón de la visita, nada mejor que recrear los sentidos con un almuerzo típico en su restaurante, acompañado de una cata de sus mejores vinos. En su afán por investigar y seleccionar las mejores cepas, disponen de variedades tan diversas como la Touriga Nacional o la Aragones, hasta otras más sorprendentes en la zona como la Petit Verdot y la Semillon, de la que son probablemente los únicos productores en toda Portugal.

En cualquier caso, si lo que te atrae es el lujo más exclusivo o la protección de la biodiversidad, ahora puedes encontrarlo todo sin renunciar al placer de degustar los mejores vinos.

Vinos de Sudáfrica

Vinos de SudáfricaLa primera elaboración de vino se realizó en Sudáfrica en febrero de 1659.  Los comienzos no fueron fáciles, ya que los colonos holandeses no tenían casi conocimientos sobre el cultivo de la uva y la elaboración del vino.  La salvación del vino del norte: entre 1680 y 1690 llegó al Cabo un grupo de refugiados franceses, los Hugonotes, que trajeron consigo la tradición vitivinícola francesa, que adaptaron a las condiciones de la región. La gran variedad de climas y suelos del Cabo fue el primer obstáculo que debieron superar, junto con la falta de mercados para exportar el vino. Este último punto se solucionó solo. La ocupación inglesa en la primera mitad del siglo XIX abrió a Sudáfrica el más importante mercado: el inglés.

Numerosos altibajos climáticos, económicos y políticos se sucedieron, incluyendo la filoxera, pero a lo largo de este siglo la industria del vino sudafricano se ha ido consolidando, mejorando la calidad de sus productos y produciendo algunos de los más famosos vinos del mundo.

Variedades de vinos sudafricanos

En Sudáfrica se encuentran las variedades de uva más comunes en el mundo, Chardonnay, Gewürztraminer, Pinot Gris, Sauvignon Blanc, Semillón, Ugni Blanc, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Shiraz, y también otras variedades no tan comunes, incluyendo variedades creadas en la misma región.

Uvas SudáfricaLas variedades más raras:

  • Blancas:
    • Cape Riesling, una de las mejores variedades de Sudáfrica, identificada como el Crouchen blanc francés.
    • Chenel, cruzamiento local entre Chenin Blanc y Ugni Blanc.
    • Chenin Blanc, también conocida como Steen, da vinos frescos, afrutados, fáciles de beber.
    • Clairette Blanche, una de las variedades preferidas de los productos sudafricanos, que da vinos de bajo tenor alcohólico y baja acidez.  Aunque no se la usa casi para elaborar vinos monovarietales, es constituyente fundamental de muchos vinos.
    • También hay Bukettraube, originada en Alemania, Colombard, Emerald Riesling, Muscat de Alejandría, que es llamada Hanepoot, Muscadel, Palomino, Rhine Riesling.
  • Tintas:
    • Cinsaut, una variedad versátil conocida antes como Hermitage, pero cuya área de cultivo disminuye día a día.
    • Pinotage, cruzamiento local entre Pinot Noir y Cinsaut (Hermitage), que da vinos con cuerpo y afrutados que necesita 2 ó 3 años para llegar a su plenitud.
    • Souzao, variedad original de Portugal que da vinos de excelente intensidad de color.
    • Otras variedades tintas: Gamay Noir, Muscadel Red, tinta Barocca, Zinfandel.

Házme caso, regálale a tu padre cualquier cosa que case con vino.

Mi padre es el culpable de mi curiosidad por el vino. Ya de pequeña me llevaba a la cooperativa del pueblo a ver como los viticultores llegaban con sus tractores cargados de uva; o con pocos años encima, me dejaba probar un sorbo de aquel vino que él disfrutaba en su copa y me contaba una y otra vez el método de elaboración de aquel producto como si de magia se tratara.

También es culpa de mi padre que me apasione viajar. De hecho con mi madre, mi hermana y él recorrimos Europa en coche más de un verano y, a parte de conocer las ciudades por sus equipos de futbol, mi padre se orientaba gracias a las regiones vitivinícolas que nos cruzábamos. Recuerdo parárnos en Oporto, junto al río mientras me contaba que de aquellas bodegas de la otra riba, de Vilanova de Gaia, salían barcos y barcos de vino hacía Inglaterra, y que allí se que elaboraban uno de los más reconocidos vinos licorosos del mundo, los vinos de Oporto. Mientras me contaba esto, estoy segura que degustaba un porto Taylor’s, una de las bodegas más antiguas de la región, en alguna de las terrazas junto al río.

Ahora sigue haciendo escapadas con mi madre por estas regiones vinícolas del mundo. De hecho, con mi hermana estamos preparando su regalo del día del padre y tenemos claro el regalo: un fin de semana cerca del vino. ¡Pero lo complicado es escoger dónde!

Una opción seria regalarles un fin de semana en Salamanca para que descansen en la Hacienda Zorita, un antiguo convento restaurado y también bodega, transformado en un wine resort hotel para deleite de todos los sentidos con un restaurante dirigido por ell reconocido chef Sergi Arola. Allí podrán degustar el vino Durius, que se elabora bajo la denominación de origen Arribes del Duero.

Otra opción seria el Priorat, en una casa de turismo rural cerca de la Cartuja de Escala Dei, construída en el siglo XII donde sus monjes trabajaron el vino y cultivaron esas tierras; y porque no, visitar las famosas minas de plomo de Bellmunt del Priorat y comer en la fonda del pueblo mientras degustan un Pissarres, un vino de la bodega Costers del Priorat y que se elabora a partir de uvas de viñedos de más de 70 años.

Hay tantas opciones… seguimos pensando y buscando, pero falta muy poco para el 19 de marzo y ¡hay tantas opciones para escapadas enoturísticas! Si tenéis alguna otra opción, sobretodo, ¡explicádmela! Gracias 😉