Etiqueta: barolo

Vinos y espumosos del Piemonte

 TAGS:Sin duda, los griegos acertaron al llamar a Italia ?Enotria? o, lo que es lo mismo, ?Tierra del vino?, y es que, el clima, el terreno y, por supuesto, la tradición, hacen que en este país podamos encontrar una gran variedad de vinos de alta calidad. De hecho, Italia es uno de los mayores exportadores de vino del mundo.

Al Norte, a los pies de los Alpes y dividida por el río Po, encontramos la región que acoge a 1/6 de los viñedos de toda Italia, el Piemonte (Piamonte). Gracias a un clima propio, casi mágico, de veranos cálidos y húmedos e inviernos largos y fríos, donde la espesa niebla de otoño nos impide ver con claridad, nacen las cepas que consiguen vinos especiales, que nos cautivarán al primer sorbo y que no podremos olvidar. Además,  los vinos del Piamonte se consiguen casi siempre con cepas autóctonas y cuentan con varias denominaciones de origen de calidad garantizada que hacen que las uvas que componen sus vinos tengan unas características muy especiales.

Los tintos piamonteses tienen fama mundial. Entre ellos destacan el Barolo y el Barbaresco. Vinos oscuros, con mucho cuerpo y de alta graduación alcohólica. Éstos han hecho que el Piamonte sea conocido y altamente valorado.

Pero, si lo que buscas es un espumoso, también has llegado a la región adecuada y es que los vinos Asti y Moscato d?Asti son los vinos espumosos más típicos de Italia, considerados todo un orgullo nacional. Consumidos ya desde la época de los romanos, son ligeros, variados y, lo que también es importante, asequibles. 

El Piamonte, concretamente las colinas que rodean a la ciudad de Alba, con sus cálidas y soleadas laderas de roca calcárea, es la zona idónea para conseguir  vinos espumosos excelentes, de sabores suaves, gracias a la uva moscatel blanco.

Lo ideal es consumir los Asti, vinos muy dulces y aromáticos, de espuma persistente, cuando aún son jóvenes.  La forma de elaborarlos, siguiendo el método Charmat, hace que se embotelle suave ya que la segunda fermentación se hace en tanques y no en la botella, algo que los diferencia de otros espumosos, como el Champagne o el cava. Creará la atmósfera idónea al lado de un trozo de Gorgonzola, junto con un postre o, si lo deseamos, por sí solo como aperitivo.

Pero si buscamos un vino divertido, más suave y de poca graduación alcohólica para acompañar un buen postre encontraremos en el Moscato d?Asti el compañero ideal. Sólo hace falta abrir una de sus botellas, acompañarla, por ejemplo, de Gianduiotti, almendras garrapiñadas con chocolate amargo y disfrutar de los sabores que nos transportarán a las tierras del Adriático.

Si quieres comprobar las diferencias entre Asti y Moscato d’Asti, aquí tienes 2 buenos ejemplos:

 TAGS:Sant Orsola AstiSant Orsola Asti

Sant Orsola es una referencia inezcusable en Asti. Tanto su ASti como su Moscato d’Asti están dentro de los mejores vinos del Piemonte.

 TAGS:comprar Sant Orsola Asti 5,96?



 TAGS:Ceretto Moscato D'Asti 2009Ceretto Moscato D’Asti 2009

Ceretto es una de las bodegas más importantes de Italia, gracias a su buena política de elaboración de vinos diferentes a precios asequibles.

Comprar Ceretto Moscato D'Asti 2009 15,15?

Tipos de vinos Italianos (II)

https://www.uvinum.es/blog/assets/uploads/sites/2/2011/03/1179247-337564.jpgContinuemos descubriendo la gran variedad de los vinos de Italia, – ya iniciamos ayer en el artículo Tipos de vino italianos (I) – sus orígenes, sus bondades y un poco de su historia.

  • Vinos Colorino – Es un vino originario de la Toscana, y debe su nombre a la uva con la que se prepara, uva que es una de las más mezcladas para crear el vino chianti. A pesar que no es un vino muy popular, tanto así que se puede decir que es el menos producido en la Toscana. También se le conoce como Rose Broustina, Colore,  Pisano Colorino entre otros sinónimos.
  • Vinos Orvieto – Vino original de las regiones de  Umbría y Lacio. Entre los más famosos encontramos los blancos Orvieto, elaborados de la mezclas de las variedades de uva de  Grechetto y Trebbiano. De esta zona era conocido desde sus inicios el vino de oro amarillo y dulce, pero hoy en día su mayor producción es en vino seco, y el semi-seco en mucha menor cantidad.
  • Vinos Montepulciano d’Abruzzo – Este vino es originario de la región de Abruzzo, seco de color rubí intenso, con leves tonos violáceos, de aroma intenso y sabor armonioso.
  • Vinos Fiano di Avellino – Es un vino blanco seco originario de la Campania, uno de los lugares con más tradición vitivinícola de Italia, también es de poca data, ya que recién en el año 2003 recibió su denominación de origen. Es un vino de color amarillo pajizo, de aroma afrutado y un sabor muy fresco.
  • Vinos Barolo – Vino originario de la provincia de Cuneo (región de Piamonte – norte de Italia). Este vino es el resultado de la fermentación de la uvas Nebbiolo (las variedades Lampia, Michet o Rosé.) Es un vino fuerte que llega alcanzar hasta los 16 grados de alcohol. Su nombre se lo debe a la localidad de Barolo, aunque hoy en día se producen en muchas de las localidades de Cuneo.
  • Vinos Vernaccia di San Gimignano – Vino blanco seco originario de la provincia de  San Gimignano ubicada en la Toscana. Este vino es de larga data,  se elabora desde la época de los antiguos Etruscos (I siglo a.C.). Es un vino de color amarillo pajoso, que en su mejor añejamiento se torna en un espléndido dorado, tiene un aroma frutado y floral, y tiene un buen cuerpo y mucha consistencia.
  • Vinos Nobile di Montepulciano – Vino tinto producido en los alrededores de la localidad de Montepulciano (región de Abruzzo). Este vino se elabora principalmente de la uva Sangiovese y sus distintas variedades, se suele mezclar con la cepa Canaiolo Nero y algunas variedades de Mammolo, pero siempre en menos cantidades.

Resulta complicado encontrar vino italiano a buen precio, dado que las exportaciones están orientadas para los vinos de grandísima rotación, como los Lambruscos, o a los vinos de muy alta gama, como algunos Barolos y Barbarescos. En cuanto a los demás, España no es un mercado importante para los vinos italianos por la competencia interna, por lo que las bodegas de Italia deciden apostar por mercados más abiertos como el estadounidense. Pero aún puedes encontrar algún buen vino como el Barbera d’Asti le Court 2000, o el Toso M. Forti Barbaresco 2006, ambos por debajo de los 20 euros por botella. ¡Que los disfrutes!