Etiqueta: arte

Goya y el vino en Zaragoza

 TAGS:undefinedAragón es una tierra viñedos y bodegas, en cuyas estepas resisten viejas cepas con profundas raíces que han dado vida a una arraigada tradición vitivinícola.  Un escenario único en el que han habitado distintos pueblos a lo largo de la historia: celtas, romanos, mudéjares y tantos otros que dieron forma al carácter fuerte y amable de los maños. Una gente con la que merece la pena compartir una agradable conversación acompañada del vino, queso y otras delicias gastronómicas de la región.

Es por ello que la Diputación de Zaragoza ha elaborado una guía turística de la región basada nada más y nada menos que en el aragonés más universal:  Francisco de Goya y Lucientes. ‘Goya y la ruta del vino. Muel, Cariñena y Belchite’ es un recorrido por la historia, cultura, gastronomía y vinos de la región, centrado en Fuendetodos, Muel y Cariñena, los pueblos que vieron nacer y crecer a este gran artista; así como aquellas poblaciones que el pintor conoció en sus años de formación. Visitas a bodegas, museos y centros históricos alternan con otras actividades formativas como talleres de cerámica que aportan a los visitantes una experiencia irrepetible apta para toda la familia.

En lo que a gastronomía se refiere, destaca la presencia de productos como el queso de Letux o los vinos de la Denominación de Origen Cariñena. Estos regalos al paladar darán fuerzas a los visitantes para poder conocer los más de 20 poblados que figuran en esta guía turística, la cual se encuentra disponible para su descarga gratuita a través de internet.

Esta iniciativa de la Diputación de Zaragoza responde a la necesidad de dar a conocer las distintas rutas turísticas relacionadas con el vino de Aragón a través de una serie de guías basadas en las amplia historia de esta región y sus protagonistas. El objetivo es hacer tres ediciones digitales e impresas al año que den continuidad a las ya publicadas: ‘La tierra que vio nacer a Fernando II de Aragón’, ‘Castillos y palacios del Aranda y Valdejalón’ y, su más reciente publicación, ‘Goya y la ruta del vino. Muel, Cariñena y Belchite’.

 TAGS:Atteca 2013Atteca 2013

Atteca 2013: un vino tinto con DO Calatayud con garnacha tinta de 2013 y tiene un grado alcohólico de 14,5º. 

 

 

 TAGS:Fagus 2013Fagus 2013

Fagus 2013: un vino tinto de la DO Campo De Borja con racimos seleccionados de garnacha y ganacha de 2013 y con 14.5º de graduación alcohólica. 

 

 

¿Qué es lo que tanto gusta del mayor museo de vino del mundo?

 TAGS:undefined
Los amantes del vino ya tienen otro lugar para visitar durante este verano. Se trata de la ciudad del vino o Cité du Vin, está en Burdeos, Francia, y ocupa nada menos que 14.000 m2, una nada desdeñable superfície donde conocer de cerca la cultura del vino a través de actividades que ofrece.

Una de las razones de su importancia es que, además de ser muy grande, es un lugar totalmente cultural, donde se tocan diversos aspectos como el arte, la experiencia, la historia del vino… 

Además, es un lugar distinto donde vivir sensaciones y experiencias englobadas en la cultura del vino, dado que acoge una bodega con más de 14.000 botellas donde disfrutar de los sabores y la elaboración del vino in situ. En estas experiencias, la ciudad del vino también alberga restaurantes y bares donde se puede disfrutar de degustaciones, catas y mucho más. 

Para que los visitantes se sientan todavía mejor rodeados de vino, el diseño del edificio ha sido extremadamente cuidado para acoger esta iniciativa. Posee forma ondulada y moderna con una fachada a base de paneles de aluminio y de vidrio serigrafiado. La fachada se ilumina con reflejos dorados en un diseño realmente sorprendente. Por su sorprendente arquitectura, ya recibe el apodo del Guggenheim del vino.

La entrada a la ciudad del vino cuesta sobre 20 euros y da derecho a recorrer todas las instalaciones donde se explican las DO de diferentes países. Incluye degustaciones y otras actividades. Además, hay una programación cultural intensa con espectáculos, conciertos y debates sobre el vino. 

El recién abierto museo del vino está en activo, y por el momento su auditorio acoge la retransmisión de los partidos de la Eurocopa de Fútbol que se disputa estos días en Francia. Luego hay catas de vinos para los asistentes. Que el museo esté en Burdeos no es casualidad, pues es una ciudad bella y la cuna del vino en todos los sentidos.

 TAGS:Domaines Barons de Rothschild Lafite Baronne Charlotte Graves Aoc 2014Domaines Barons de Rothschild Lafite Baronne Charlotte Graves Aoc 2014

Domaines Barons de Rothschild Lafite Baronne Charlotte Graves Aoc 2014 es un Burdeos de bodegas Domaines Barons de Rothschild (Lafite) de la vendimia de 2014 y posee un grado alcohólico de 13º.

 

 

 TAGS:Domaines Barons de Rothschild Lafite Le Rosé de Mouton Cadet 2015Domaines Barons de Rothschild Lafite Le Rosé de Mouton Cadet 2015

Domaines Barons de Rothschild Lafite Le Rosé de Mouton Cadet 2015 es el productor de este Domaines Barons de Rothschild Lafite Le Rosé de Mouton Cadet 2015 (10,36€), un vino rosado con DO Burdeos vendimiado en 2015 y tiene un volumen de alcohol de 12.5º.

 

*Imagen: Manu Dreuil

8 libros sobre vino para Sant Jordi

 TAGS:undefinedEl 23 de abril es una fecha significativa. Es Sant Jordi, y en Cataluña, España, se celebra el día de la rosa y el libro, y desde hace algunos años, este día también se ha nombrado como Día Internacional del Libro. Si eres amante del vino, no puedes perderte estos libros sobre vino. ¡Haz que te los regalen!

  1. Celebrity Vineyards (Viñedos famosos), Nick Wise. Este libro recoge algunos de los viñedos famosos y más destacados del mundo. Encontramos cepas de Toscana, California… con historias de viticultores que te entusiasmarán.
  2. Daring Pairings (Parejas o emparejamientos atrevidos), Evan Goldstein. Un gran libro sobre recomendaciones de vinos y alimentos, de la mano del master sumiller Evan Goldstein, que ofrece toda clase de emparejamientos culinarios atrevidos y distintos.
  3. Los mejores viñedos y bodegas del mundo, Robert Parker. Un libro totalmente eficaz y cabecera de los amantes del vino. Ofrece una amplia visión de las bodegas del mundo que más sobresalen por su vino de alta calidad.
  4. Good, Better, Best Wines (Bueno, mejor, Mejores Vinos), Carolyn Evans Hammond. En este libro, la experta en vinos Evans Hammond clasifica los grandes vinos de marca más populares por variedad de uva y precio, hasta 15 dólares por botella. 
  5. Guía Peñín. La guía por excelencia por la que muchos aficionados empiezan con el mundo vinícola, siendo un libro-guía de cabecera.  
  6. Wines of South America (Vinos de Sudamérica), Evan Goldstein. Un destacado trabajo de Evan en forma de guía totalmente imprescindible en el que resalta los vinos más cuidados y distintos de Sudamérica. 
  7. El Vino, André Dominé. Un libro extenso que trata sobre la elaboración del vino y su cata. Se tocan temas relacionados con aquellos principales países productores.
  8. Enología práctica, conocimiento y elaboración del vino, Emile Peynaud y Jacques Blouin. Nuevos conocimientos e instrumentos del sector. Para amateurs y profesionales que quieren aprender más sobre vino. 

Y, si además de algún libro y alguna rosa, te animas también a comprar vino, hoy te hacemos estas recomendaciones, muy acorde con la leyenda de Sant Jordi. ¡Feliz lectura y feliz vino!

 TAGS:La Rosa de Raventós i Blanc 2015La Rosa de Raventós i Blanc 2015

La Rosa de Raventós i Blanc 2015: un vino rosado realizado con pinot noir y merlot de la añada 2015 y tiene un volumen de alcohol de 12.5º.

 

 

 TAGS:Drac Magic 2014Drac Magic 2014

Drac Magic 2014: un vino rosado realizado con pinot noir y merlot de la añada 2015 y tiene un volumen de alcohol de 12.5º.

El vino es para beber… ¡y para pintar!

 TAGS:undefined
El artista plástico Jorge Martorell ha ideado una nueva y original forma de utilizar el vino: lo utiliza como protagonista en sus piezas artísticas. ¿Cómo? Pintando sus lienzos con vinos de Malbec, Syrah, Cabernet y Chardonnay, entre otros.

En sus cuadros, Martorell reemplaza al acrílico por el vino, una técnica que empezó de manera accidental cuando, bebiendo una copa de vino mientras pintaba, manchó el lienzo en el que estaba trabajando. En ese momento, Martorell decidió que, en lugar de empezar de nuevo, la mancha de vino quedaría como parte de la obra. Y tanto le gustó el resultado que decidió utilizar el vino como pintura en sus siguientes obras.

Así, el vino tinto, los chorreados y las improntas de copas comenzaron a formar parte de todas sus obras. Sus materiales de trabajo ahora son el vino puro, el vino adulterado o modificado químicamente, las borras y las tintas naturales. Martorell usa todo tipo de vinos, cepas y variedades: desde los vinos de alta gama hasta vinos de diario.

Su objetivo al usar vino es aprovechar sus comportamientos, sus cualidades similares a las de las acuarelas y el abanico de colores tras su oxidación: rojos, rubíes, morados, grises, azulados, violáceos, pardos, marrones o, en el caso de los vinos blancos y espumantes, sus tonos de ámbares y naranjas.

“El proceso de pintar con vino es de prueba y error”, afirma Martorell. Durante el proceso de elaboración de sus obras utiliza la oxidación del vino para obtener los resultados de color deseados y, por contra, para detener la oxidación, utiliza barnizados, acrílicos, tintes naturales u óxido de hierro. Además de emplear esta técnica descubierta por error, Martorell trabaja junto a un enólogo, quien le asesora asesora para obtener colores y texturas deseadas.

La música también forma parte del concepto de sus obras, inspiradas en tangos y en frases y en nombres emblemáticos: Uno, Tinta Roja, La última curda, Las vueltas de la vida, Déjame que llore, Me quedé mirándola, Rodando por Callao… entre otras.

La lista de los materiales poco convencionales que utiliza para elaborar sus obras sigue creciendo. En la obra “Last tango in Paris”, díptico inspirado en la composición del argentino Gato Barbieri para la película de Bertolucci, se atrevió a incorporar una gota de sangre en la última fase de su creación.  

Ah, y si quedaba alguna duda, entre pintura y pintura el artista asegura que “apenas se moja los labios”.

 TAGS:Mo Salinas 2012Mo Salinas 2012

Mo Salinas 2012: un vino tinto de la DO Alicante realizado con cabernet sauvignon y garnacha de 2012 y con 14º de graduación alcohólica. 

 

 

 TAGS:Juan Gil 4 Meses 2014Juan Gil 4 Meses 2014

Juan Gil 4 Meses 2014: un vino tinto con DO Jumilla realizado con monastrell de la añada 2014 y con 14.5º de graduación alcohólica.

 

 Imagen: Martinwulich (flickr) 

Cuando el vino y el arte se fusionan

  TAGS:undefined

El arte y el vino han filtreado en muchas ocasiones, dando como resultado obras extraodinarias y bellas. Y es que, guste o no, el etiquetado del vino es clave para atraer a nuevos compradores y mostrar con imágenes la identidad de una marca.

Con esto en mente, son varios los productores de vino que han recurrido al talento de los mejores artistas para diseñar las etiquetas de sus botellas de vino. Algunas de las colaboraciones de mayor renombre son:

Tracey Emin – Tonnix, Quinta de la Rosa, Portugal

Tracey Emin aportó su talento creativo para la elaboración de las etiquetas del vino blanc producido por la Quinta de la Rosa en el Valle del Duero de Portugal y restaurador británico y chef Marcos Hix.

La bodega comenzó la producción de vino blanco para acompañar los mariscos en ambos restaurantes Hix y restaurantes Mitch Tonks, más adelante se amplio la gama de esta bebida al incluir un tinto, rosado, el puerto y el aceite de oliva.

Peter Doig – “caelestis” Château Fonroque, Saint Emilion, Francia

A principios de este año una obra de arte original para una etiqueta de vino de Peter Doig se vendió por £40,000. Originalmente creada para el vino biodinámico “caelestis” producido en la finca de Alain Moueix Château Fonroque en Saint Emilion, todos los ingresos de la venta fueron destinados a WWF para ayudar a combatir el uso de huesos de tigre en el “vino” en Asia. Peter Doig fue el encargado de diseñar una etiqueta para la cosecha 2011 y donó el original para la subasta que se realizó por Drewatts y Bloomsbury Auctions en Londres.

Rebecca Horn – Salmanazar de 2008 Ornellaia, Toscana, Italia

Creada a partir de la idea de una etiqueta para vino en 3D, esta botella fue diseñada por la artista alemana Rebecca Horn para el Salmanazar Súper Toscana de 9 litros de 2008 de la vendimia de Ornellaia.

Leeuwin Estate Art Series – 2013 Riesling, Margaret River, Australia

Leeuwin lanzó su Art Series en 1980. La colección de la serie del arte ahora comprende más de un centenar de pinturas y obras de arte de artistas como John Olsen, Arthur Boyd, Sir Sidney Nolan, Lloyd Rees, Albert Tucker, Fred Williams, Clifton Pugh y Imants sierpes.

Salvador Dalí – 1958 Château Mouton Rothschild, Burdeos, Francia

Bastante adelantados para su época, los genios de Château Mouton Rothschild encargaron desde el año 1945 a los mejores artistas del momento el diseño de sus etiquetas. En 1958, fue el turno del maestro del surrealismo, quien dibujó “ovejas encantadoras”. Reflexionando sobre la etiqueta, Mouton ha dicho que tiene “todo el encanto inocente de un dibujo de un niño”.

Pablo Picasso – 1973 Château Mouton Rothschild, Burdeos, Francia

En 1973 Mouton decidió honrar a Pablo Picasso con la publicación de una de sus obras de arte en su etiqueta.

Andy Warhol – 1975 Château Mouton Rothschild

Trabajando a partir de fotografías, el líder del movimiento pop art Warhol produjo una etiqueta elaborada que muestra la yuxtaposición de diferentes perfiles de Baron Philippe.

Estas son algunas de las colaboraciones con más resonancia, aunque sin ir tan lejos encontramos etiquetas geniales que son a la vista lo mismo que un buen vino al paladar. Aquí os dejamos con algunas de las que nos gustan más (¡no todas, porque sería imposible!):

 

 TAGS:La Bruja Averia 2014La Bruja Averia 2014

La Bruja Averia 2014: si el nombre es original, la etiqueta lo es aún más. Rebelde, como si volviéramos a los años ochenta.

 

 

 TAGS:Gallinas y Focas 2013Gallinas y Focas 2013

Gallinas y Focas 2013: en Mallorca hay genio vinícola y artístico: Miró se sintió inspirado allí y bien podría ser que hubiera inspirado este magnífico diseño.

 

 

 TAGS:Maquinon 2014Maquinon 2014

Maquinon 2014: arte, vino y robótica, extraña combinación que nos encanta.

 

 

 TAGS:Torelló Malvarel·lo 2012Torelló Malvarel·lo 2012

Torelló Malvarel·lo 2012: sencillamente elegante y bien pensado, este diseño bien vale comprar las botellas de tres en tres.

 

 

 TAGS:Clos del Gos 2013Clos del Gos 2013

Clos del Gos 2013: el mostaza está de moda y también se apodera de las botellas de vino. Y ni qué decir que les queda bien, ¿verdad?

 

 

 TAGS:Charles Smith Riesling Kung Fu Girl 2014Charles Smith Riesling Kung Fu Girl 2014

Charles Smith Riesling Kung Fu Girl 2014: seguro que si Tarantino viera esta botella la tomaría como referencia en una posible secuela (o precuela) the Kill Bill. Esperemos que la vea y se insipire 🙂

 

 

 TAGS:The Prisoner Wine Company The Prisoner 2013The Prisoner Wine Company The Prisoner 2013

The Prisoner Wine Company The Prisoner 2013: hay algo de esta etiqueta que recuerda a Goya: oscura, solemne, impactante. Fantástica.

 

 

Festival de cine y vino “Ciudad de La Solana”, una gran tentación

feria cine y vino la solanaSi eres amante del séptimo del arte y te apasiona el mundo de vino, entonces tu lugar está en el Festival de Cine y Vino “Ciudad de La Solana”, que se va a celebrar del 14 al 18 de diciembre. Una cita donde convergen amistosamente las proyecciones de películas, las rutas de vino, catas, degustaciones, premios…

Así, el cine y el vino se fundirán en un mismo programa con la exhibición de 26 cortos procedentes de todo el país e incluso del extranjero.  Además, la inauguración del festival coincidirá  con la inauguración del Centro Tecnológico de Audiovisuales. Un espacio innovador y pionero, que es una verdadera apuesta por el cine en versión original y por la difusión del vino. Ya hemos visto la estrecha relación que une ambas disciplinas, donde el vino es siempre protagonista del séptimo arte.

Un sinfín de actividades

Es un festival para pasarlo en grande donde la gastronomía es eje clave. Cada noche se podrá ver una película con un coste de tan sólo tres euros, que incluye, además, un ticket para la tapa y el vino gratis en alguno de los doce bares participantes en la Ruta de Tapas

No te pierdas un intenso programa de actividades con catas de vinos de diversas DO, donde intervienen Tierra de viñedos y la Asociación Jóvenes Amigos del vino. 

El festival será el escenario perfecto para presentar los vinos jóvenes de la región de La Solana, que poco a poco se van abriendo paso en todo el país, gracias al ímpetu de los bodegueros de esta comarca. Durante la presentación de las actividades del festival, la concejala de Cultura de Castilla-La Mancha, Cristina Fernández, manifestó que estos actos son realmente importantes para el vino, para el cine y La Solana. Una apuesta definitiva para el séptimo arte de nuestro país y del extranjero y conocer de cerca los destacados caldos de la  DO La Mancha

Concurso Vinos de Cine

Durante este evento tendrá lugar el concurso “Vinos de Cine” donde podrán presentarse todos los vinos embotellados con Denominación de Origen Almansa,  Jumilla, La Mancha, ManchuelaMéntridaMondéjar, Ribera del Júcar, Valdepeñas y Uclés. Además, se realizará el II Concurso de Catadores de la Región.

Vinos y cine, una combinación perfecta

Bon AppétitEl séptimo arte ha dado momentos de gloria al mundo del vino. Ya sea por paisajes especiales con cantidad de viñedos, por destacar bodegas impresionantes o por darnos a conocer la cultura enológica. Te vamos a refrescar la memoria con algunas películas donde el vino ha sido el protagonista.

Unax Ugalde y Nora Tschirner comparten vinos y otras pasiones en “Bon appétit”, un film que se acaba de estrenar, donde se relata la vida de un joven chef y una atractiva sumiller. En este caso, los caldos de la DO Ribera del Duero aparecen en varias escenas, siendo eje clave de la historia.

¿Quién no recuerda “Entre copas”? Una cinta que tuvo un gran éxito, gracias a su trato cercano y ese toque de humor y drama, a la vez, en la que los dos protagonistas realizan un fantástico tour de bodega en bodega probando los mejores vinos y haciendo amistades. Algo que seguramente has pensado hacer alguna vez…
Keanu Reeves, Aitana Sánchez-Gijón… y una historia de amor. La española se dejaba llevar por el guapo de moda en “Un paseo por las nubes”, ambientado entre viñedos. Combina paisajes fantásticos con la pasión entre dos personajes que disfrutan compartiendo vino. En ella se explica el proceso de elaboración del vino y la obtención de la cosecha.
“Vicky, Cristina, Barcelona” ofrece rincones de Gijón y Barcelona, y el vino cobra vida, tanto en los restaurantes donde comen los protagonistas, como en las escenas de más pasión, donde Javier Bardem hace de conquistador y las copas de vino van y vienen a lo largo del film de Woody Allen.

Una campiña francesa es el paisaje de “French Kiss”. Meg Ryan y Kevin Kline tienen una turbulenta historia de amor y una gran pasión por los vinos. En el film, el personaje de Kevin es un entendido en vinos que hace reflexiones muy interesantes, equiparándolo a la vida, a las personas, a la personalidad de cada uno.

Russell Crowe cambia el estrés de los negocios cuando hereda un viñedo en la Provenza. Allí descubre el verdadero sentido de la vida y decide saborearla. Y es que los vinos nos trasladan a una nueva dimensión y nos abren los ojos de cómo estamos malgastando nuestro tiempo.

 Si sabes más películas sobre vinos, ¡déjanos tus comentarios!

Foto: Bon Appetit

El vino en la literatura

Sin duda alguna es el vino es la más predilecta de todas las bebidas para la literatura mundial, sus mejores exponentes de occidente y gran parte del oriente nunca lo dejaron pasar desapercibido para bien o para mal.

La Biblia y el vino

Las primeras menciones de las denominada poéticamente “lágrimas de la vid”, se pueden encontrar en el libro más impreso y quizá más leído de la historia de la humanidad, la Biblia. Quizá la más célebre de las apariciones del vino en el sagrado texto, es la milagrosa conversión del agua al vino, realizada por Jesús en una fiesta de Canaá de Galilea. El vino hace innumerables en apariciones en la Biblia, incluyendo el antiguo y nuevo testamento, tanto así que se podría decir que es la bebida más nombrada después del agua.

“Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron. Cuando el maestresala probó el agua hecha vino…” (Párrafo de Juan 2:6-11 La Biblia)

 

Shakespeare y el vino

No todos los poetas, dramaturgos y escritores han tratado al vino con guante blanco y profunda devoción. El caso más célebre es el del “Bardo inmortalWilliam Shakespeare. Quien nombró al vino con palabras no muy amables y lo culpó de degradar el carácter humano. Aunque su aversión al vino no está del todo comprobada, podemos recoger parte de su obra que habla de la enemistad de Shakespeare y el vino.

“¿Por qué te juntas con ese baúl de fluidos, ese barril de bestialidad, ese hinchado costal de hidropesía, ese enorme pellejo de vino…” (Párrafo de Enrique IV, William Shakespeare)

 

Más vino en la literatura

Vino y literaturaTodos los que leímos a Cervantes, sabemos de la afición por el vino del ingenioso hidalgo Don Quijote y su fiel Sancho Panza. También recordamos las noches de tertulia ahogadas en vino de Athos, Porthos y Aramis, en los Tres Mosqueteros de Alejandro Dumas. Podríamos acabar nunca, si citamos las veces que el vino fue recordado con amor, devoción o pícara admiración en la literatura mundial.

Hoy en que la literatura atraviesa una época poco dichosa por la inundación de la tecnología y la globalización, el vino sigue siendo la bebida rey para todos los poetas y escritores, que ven a este elixir de las vides como el mejor aliado junto a una copa.

“VINO color de día, vino color de noche, vino con pies de púrpura o sangre de topacio, vino, estrellado hijo de la tierra, vino, liso como una espada de oro, suave como un desordenado terciopelo, vino encaracolado y suspendido, amoroso, marino…” (Fragmento de la Oda al vino, de Pablo Neruda)

El vino como arte

Vino y arteSin duda alguna podemos asegurar que el vino es una de las bebidas alcohólicas más conocidas en el mundo de hoy, incluso hay estadísticas que indican que, aunque parezca increíble, 1 persona de cada 100 se desempeña como viticultor, elaborador o al menos comerciante de vinos. Es también de conocimiento de quienes están interesados en el tema que la Organización Mundial del Vino, la OMV ha dicho en varias oportunidades que la cosecha del mundo alcanzaría para brindar al menos 8 botellas al año a cada uno de los habitantes del planeta.

Si pensamos en la superficie del planeta que se le dedica a la plantación de viñedos, podemos decir que al menos hay unas 10 millones de hectáreas cultivadas con tal propósito, sin dejar de señalar que hay muchas más que serían posibles tierras cultivables para la vitis vinífera.

Es que el vino ha dejado de ser simplemente una bebida entre otras, o un complemento de las comidas, para transformarse en un elemento más de la cultura, es parte de ella, de la misma forma que podemos catalogarlos como un objeto de arte, que provoca placer y que, se diferencia de otras obras de arte en no permanecer invariante con el tiempo luego de ser creado. Eso sí, el vino cambia, evoluciona y con el paso del tiempo se enriquece, al contrario de lo que sucede con otras piezas.

Hay una característica vital del vino que lo hace tan particular y apetecible: es un producto vivo, y en esto radica algo sumamente importante si profundizamos en el concepto, ya que la vida implica madurez, declinación y un final. Su vida es mucho más corta que otras piezas de arte o materiales, tales como el mármol o las pinturas, su vida es corta y tiene un fin próximo relativamente, tal como la vida de cada ser humano. El hecho de terminar, de no perdurar inmutable con el paso del tiempo, hace que se transforme en un hecho irrepetible y único, el momento de degustar y compartir una copa de buen vino será un espectáculo que jamás se repetirá de la misma forma.

Si tuviésemos la necesidad de compararlo con algún arte quizás se asemejaría de alguna forma a la música y podríamos hacer una analogía entre la función que cumple la botella con una partitura, ella contiene la música que de igual forma necesita un artista para extraerla y transmitirla si se pretende obtener lo mejor de ella. Un bebedor debe también poder obtener y rescatar todas las virtudes que la botella cerrada protege. Esta capacidad, que en parte puede ser innata, hay que cultivarla con aprendizaje y mejorarla con la práctica y dedicación.