Etiqueta: argentina

Casavecchia: una uva de origen italiano a la conquista de Argentina

 TAGS:undefined

Cuando hablamos de variedades de uva tenemos tendencia a pensar siempre en las mismas, también dependiendo de nuestro lugar de origen: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Malbec, Pinot Grigio, Moscatel… Pero también hemos de saber que existen infinidad de variedades locales, poco conocidas, que a lo largo de la historia han sido ampliamente cultivadas pero, por una u otra razón, se han ido abandonando poco a poco hasta su casi completa desaparición.

Es el caso de la variedad Casavecchia, una uva italiana extremadamente rara que el viticultor Martín Kaiser ha empezado a cultivar en el viñedo Los Indios para las bodegas argentinas Doña Paula. Esta uva, originaria de la región de Campania (alrededor de Nápoles), tiene una presencia mínima en el país transalpino (unas 100 hectáreas), y ahora se empezará a explotar al otro lado del mundo con el objetivo de utilizarla junto a las variedades Malbec y Cabernet Franc en la elaboración de nuevos vinos del productor argentino.

Según Kaiser, “se trata de una variedad muy interesante para su mezcla, gracias a sus altos taninos y perfume, inusuales para una variedad tinta, con un fuerte aroma a uva”. El viticultor empezó su cultivo en 2006, a pequeña escala, y Doña Paula es el único productor que la emplea en sus procesos de elaboración de vino de manera regular fuera de Italia.

Debido a sus altos taninos, la Casavecchia requiere de al menos tres años en barrica para suavizar el característico sabor y aroma, y se espera que su uso pueda ir extendiéndose poco a poco, al menos en la región de Altamira (Valle de Uco), una zona vitivinícola de gran importancia en Argentina, cuyas especiales condiciones climáticas proporcionan a las variedades de uva que en ella se cultivan unos grados de maduración y concentración de aromas, sabores y texturas que la hacen una de las más apreciadas.

Quién sabe si en los próximos años veremos otras variedades raras reincorporarse a la producción de vino, ya sea en su vertiente industrial o en pequeñas producciones artesanales y/o experimentales.

 TAGS:Norton Reserva Malbec 2010Norton Reserva Malbec 2010

Norton Reserva Malbec 2010: un vino tinto está elaborado con norton y malbec de 2010 y con 12.5º de graduación alcohólica.

 

 

 TAGS:La Consulta Malbec 2013La Consulta Malbec 2013

La Consulta Malbec 2013: un vino tinto con DO Mendoza con un coupage a base de malbec de 2013 y tiene un grado alcohólico de 13.5º. 

 

Los mejores vinos de Europa

De vinos por EuropaEstoy en Italia. Me piden que les traiga un vino de regalo. ¿Qué vino elijo? ¿Y en Alemania? ¿El vino que me recomiendan aquí lo reconocerán en casa? Os vamos a dar unas claves para elegir un buen vino en Europa.

Francia

El más grande de los vinos franceses es el Champagne. Es difícil echar atrás a los borgoñas, blancos o tintos, o los Burdeos o incluso a los que más historia tienen, los del Rhone (Ródano). De hecho, muchos de ellos son más caros que una botella de este genial espumoso.

Pero sin duda la aportación universal de los franceses al vino es el Champagne. A pesar de que Dom Perignon, al que se atribuye la invención, pasó su vida tratando de eliminar las burbujas de la segunda fermentación. Por suerte no lo consiguió, y podemos seguir disfrutándolo.

Pero para refinarlo aún más necesitamos el post-Perignon francés. Tanto la viticultura del Champagne (cultivo de la vid) y elaboración del vino, requiere una complejidad de conocimientos y de una elaboración artesana no comparable con ningún otro vino francés.

Por otra parte, Francia legó este arte al mundo, el méthode champenoise (método de Champagne), sin el cual el vino nunca habría aprendido a sonreír.

Italia

Italia es mucho más diversa que Francia, tanto en uvas como en vinos. Elegir un vino de Italia puede ser aún más difícil, pero nos decantaremos por el Barolo.

Los toscanos defenderán con uñas y dientes su uva Sangiovese (un verdadero rival para la uva nebbiolo). Sin embargo, la uva nebbiolo transformada en vino Barolo tiene un gusto más rico, más capacidad de guarda y se transforma increíblemente.

En suma, simplemente ofrece más placer y promete más que la Sangiovese.

Además, en el Barolo, la Nebbiolo hace lo que una uva debe hacer, con mucha más estabilidad que la Sangiovese: refleja el lugar del que procede.

España

En este caso nos planteamos regalar un vino de nuestro país a un amigo extranjero. ¿Qué llevaríamos?

El tercero de los 3 grandes productores de vino europeos (y el tercer productor más grande del mundo), España plantea un problema para el “elector”. Pero nadie dijo que fuera fácil, ¿no?

Desde mediados del siglo pasado en la “licenciatura” del vino de todo el mundo, ningún país ha llegado más lejos en su recuperación como España. No sólo ha mejorado el vino español en las zonas tradicionales como Penedés o Rioja, sino que cada vez más se aplauden vinos de lo que fueron las regiones oscuras, tales como Priorat o Ribera del Duero, con un aumento proporcional en la demanda y el precio.

Ahora, si tenemos en cuenta el valor de “compra segura” para un receptor extranjero, esa compra sigue siendo Rioja.

Rioja hace que te perturbe el que la nariz y la boca no sean un mismo orificio. Tan gloriosos perfumes y la persistencia del sabor ¿por qué tengo que alejar la copa para gozar de ellos por separado?

Además, La Rioja sigue siendo un valor para el consumidor en tintos de reserva y se marida con una amplia variedad de alimentos.

Alemania

El mejor vino blanco alemán es el riesling. Y, a lo mejor, el mejor vino blanco del mundo es el riesling alemán.

Lo que distingue al riesling alemán es un equilibrio fantástico y una acidez brutal mezclados con la potencia descomunal de aromas y sabores a fruta. Ninguna otra uva hace eso tan bien, ni dulce ni seca.

¿Sabías que durante los siglos XIX y primeros del XX, el riesling alemán era más valorado y caro que los tintos de Burdeos (sobre todo porque podía guardarse durante décadas)?

Así que, sin dudas, un vino blanco alemán de uva riesling supone una compra más que acertada.

Austria

El vino blanco de uva Grüner Veltliner justifica la fama de Austria. También ayudó a salvar la reputación del país después de un escándalo de adulteración del vino en la década de los 80.

Antes de eso, en Austria, se abusó del alto rendimientos en la viña y el bajo nivel en la bodega. Para solucionarlo, Austria efectuó regulaciones que elevaron significativamente la calidad de sus vinos y los enólogos se decantaron hacia la producción de los vinos más secos. Los de Grüner Veltliner son los mejores de ellos.

Grecia

Aquí estamos en el mundo antiguo de la vinificación. A pesar de nuestra imagen de los vinos tintos griegos (como “mar color del vino” y todo eso de Homero), el mejor vino de Grecia es blanco, y de las blancas uvas de Assyrtiko.

Los métodos modernos frenan la tendencia nativa de la Assyrtiko a oxidar. Cuando se hace bien (y en ningún sitio se hace mejor que en Santorini), hay pocos vinos blancos más incisivamente deliciosos y amigables con los alimentos en cualquier otro lugar.

Con excepción de Alemania.

El vino en Argentina hoy

El vino en ArgentinaNo es noticia ni novedad que el vino es la bebida más popular en la Argentina, tampoco es nuevo que el país gaucho produzca uno de los mejores vinos de la zona sudamericana, ni mucho menos es nueva su tradición que lleva siglos en la espalda de los famosos viñedos de las extensas regiones de Mendoza o Rioja por nombrar  dos. Pero esta vez esta cultura del vino está de fiesta, ya que el día miércoles 24, la presidenta en función, la señora Cristina Kirchner, ha nombrado oficialmente al vino como la bebida nacional de Argentina, coronando la pasión, la historia y la tradición que esta bebida  tiene en el país.

Esto no es una casualidad ni un acto  de demagogia, la producción de vino en Argentina viene teniendo uno de los crecimientos más importantes de la industria del vino mundial, al principio de la década de los 90 eran 400 bodegas quienes nos entregaban este maravilloso vino, hoy sobrepasan las 1300, traduciendo este crecimiento en un 5% del mercado mundial de vinos.

Dicen que todo cae por su peso, este dicho popular se podría aplicar con justicia al crecimiento y al éxito del vino argentino. Hoy su presencia se siente en cada rincón del orbe, haciendo temblar a Chile, primer productor de vino de la zona sudamericana.

Los culpables

Este gran logro no es individual ni de un puñado de bodegas o productores, esto es el resultado de un trabajo conjunto de importantes bodegas, así lo explica Luigi Bosca, presidente de Wines of Argentina y de la Cámara de bodegas exportadoras. Una mención especial sin duda debe recibir la zona de Mendoza, la cual se ha convertido en la región que más inversiones vitivinícolas del mundo recibió en el 2010.

El futuro del vino argentino

Promisorio podría ser el calificativo perfecto para resumir en una palabra el futuro del vino argentino, de su producción y su presencia internacional. Se tiene una proyección por demás alentadora, acompañada de una gran inversión que ya no solo es argentina, resumiendo esto es una simpática frase: “El que invirtió en el vino no se va“.

Solo queda felicitar a todos los implicados en este triunfo del vino argentino, subrayándolo más por las condiciones adversas que sufre la economía de ese país, además de los traspiés que usuales de la naturaleza. ¡Un brindis con vino argentino!

Rioja argentina vs Rioja española

Tapones de VinoConsiderado el elíxir de los dioses en la antigua Grecia, el vino es una de las bebidas más famosas en todo el mundo,  dado a su trascendencia, el 24 de enero de 2011, la prestigiosa revista Wine Enthusiast publicará el resultado del concurso que elegirá cuál es la mejor región vitivinícola del mundo, un galardón que cuenta con candidatos como Francia, Italia, España, Argentina y los Estados Unidos.

Precisamente, entre degustaciones y aclamaciones, hay dos zonas vitivinícolas que destacan y caen por su propio peso. Nos referimos al vino de La Rioja española,  que es la zona de viñedo más prestigiosa de España, y La Rioja argentina, que pertenece a una provincia al norte del país gaucho. ¿Cuál es la mejor? Es difícil encontrar un solo ganador por cuanto si se trata de sabores y olores, cada persona tiene sus propios gustos por su buen vino que acaparan la preferencia de los mercados mundiales.

La Rioja española

La del vino español se extiende por la Comunidad Autónoma de Rioja y por varios municipios del País Vasco y de Navarra. Esta región cubre un área de 60 mil hectáreas de viñedos donde se cultiva uno de los más prestigiosos vinos del mundo. Y es que La Rioja es una tierra de exuberante belleza natural, salpicada de viñedos y bodegas que pueden ser visitadas por propios y extraños.

Cabe anotar que una de las variedades de uvas más extendida es la de Tempranillo, que es una cepa típicamente española por lo que se obtiene los mejores vinos tintos. Y uno de los detalles que hace de estos vinos sean diferentes de otros es su buena disposición al envejecimiento que allí se realizan en barricas de roble.

Allí el vino evoluciona y experimenta un proceso de micro oxigenación adquiriendo aromas y sabores que transmite la madera. Entonces, dependiendo del proceso de envejecimiento que se haya seguido para su elaboración, el vino de La Rioja se divide en cuatro categorías: vino joven, vino de crianza, vino de reserva y vino de gran reserva. En la mayoría de los casos son vinos con una buena composición equilibrada y excelente bouquet.

La Rioja argentina  

Y trasladándonos al otro lado del mundo, en Argentina, igualmente destaca la zona de La Rioja, que es una provincia localizada al noroeste del Argentina,  muy rica en agricultura y minería, pero destacándose el cultivo de la vid para la fabricación de vinos en los Valles de Famatina que posee unas características excepcionales en cuanto a temperaturas y suelos.

Precisamente, allí destaca la zona de Chilecito con más de 5.000 hectáreas cultivadas y cuyo torrontés riojano, que es su vino blanco emblemático, posee cualidades distintivas en una gran variedad afrutada y tonalidad blanca dorada única en el mundo.

Otro detalle a tomar en cuenta es que en La Rioja,  los cultivos tintos  especialmente de la uva Bonarda, es la más producida para el consumo de vinos de mesa. No en vano esta región ha cosechado importantes premios en distintos concursos a nivel internacionales, con sus variedades como el Cabernet SauvignonCheninMerlot y Chardonnay.

En conclusión, el mejor vino sin dudas aquel que llega directamente al alma en el  momento de probarlo. Ya tiene una idea del origen y producción de dos áreas geográficas distintas cuyos vinos son catalogados entre los mejores del mundo, la respuesta final la tiene usted…

Bodegas Bianchi

https://www.uvinum.es/blog/assets/uploads/sites/2/2010/11/968227-311606.jpg

Es indudable que desde hace muchos años Argentina constituye uno de los productores de vinos más famosos del mundo,  convirtiendo sus bodegas gauchas en un emblema para el desarrollo del comercio exterior. Precisamente  dentro de las existentes en su territorio destacan las Bodegas de Valentín Bianchi, localizada en el departamento de San Rafael, a 240 km al sur de la capital de la provincia de Mendoza, la cual posee viñedos propios de sus bodegas y fincas de la región.

Cabe destacar que el territorio de San Rafael cuenta con tres regiones bien definidas como son la cordillerana, la desértica y la llanura cultivada. Esta ultima es un verdadero oasis ya que cuenta con más de 70.000 hectáreas irrigadas por las aguas de los ríos Diamante y Aquel, cuyas aguas de originan en las altas cumbres de la Cordillera de Los Andes desplazándose al Valle San Rafael.

Una característica importante de la región es que tiene veranos cálidos con una temperatura promedio de 30 grados centígrados y una media mínima de 15 grados lo que favorece al cultivo de las uvas. Es por ello que el suelo de San Rafael, ha logrado un posicionamiento a nivel internacional que posiciona a sus vinos entre los mejores del mundo.

En este sentido, la trayectoria de la Bodega Valentín Bianchi, con más de 80 años de existencia, es el orgullo de la región y de todo Mendoza, virtud a que produce excelentes y premiados vinos exportando a más de 40 países, convirtiéndose en un referente del vino argentino en el mundo.

Fundada en 1928 por Valentín Bianchi, que fue un inmigrante italiano que llegó a la Argentina en 1910, inicialmente instaló una bodega pequeña dedicada casi exclusivamente a la producción de Super Médoc y Riesling. Hasta que en 1934 comienza a ser renombrada y  ganar diversos premios nacionales. Y fue a partir de la década del 50 en que la empresa logra expandirse por gran parte del sur de la provincia de Mendoza. Con el paso de los años, la marca Bianchi se fue imponiendo en el mercado regional y hoy es una de las bodegas líderes en Argentina.

La empresa cuenta con una bodega central que ubicada en la ciudad de San Rafael, Mendoza, la cual cuenta con una planta de fraccionamiento dotada de una moderna tecnología y maquinarias de última generación en la elaboración de vinos finos. A la vez con tres fincas : Finca Asti, localizada a 7 km al Oeste de San Rafael, a 720 metros de altura sobre el nivel del mar con una superficie cultivable de viñedos de 90 hectáreas donde se utilizan aguas de deshielos proveniente de la Cordillera de los Andes.

De igual forma, la Finca Las Paredes, a 12 km de San Rafael con terrenos cultivables de 73.5 hectáreas que aprovechan las agua del rio Diamante de la Cordillera de los Andes, es otra de las proveedoras de los viñeros, así como la Finca Doña Elsa (a 8 km al sur de San Rafael en el distrito de Rama Caída) que posee 140 hectáreas que aprovechan las aguas de deshielo de la Cordillera de los Andes a través del rio Diamante.

Actualmente la producción de vinos bordea los 4,5 millones exportando sus productos a más de 25 países. Todo ello es el resultado de una constante evolución con el uso de distintas tecnologías que han permitido que esos esfuerzos conlleven al reconocimiento de sus productos a nivel internacional.

El vino será hoy nombrado la Bebida Nacional de Argentina

El vinoEl vino será hoy nombrado como la bebida nacional de Argentina, tras una iniciativa de las bodegas que ha sido recogida por las autoridades. Además de la tradición, se tienen en cuenta la repercusión que tiene el vino como embajador de Argentina a nivel mundial.

En todo el país se consume y produce vino, si bien las zonas más conocidas en España son Cuyo y Mendoza.

El acto de nombramiento tendrá lugar hoy a las 18:00 hora local de Argentina.

Algunos puntos del Tratado en los que se explica por qué el vino debe ser la bebida nacional de Argentina:

Considerando:
Que la Vitivinicultura Argentina tiene más de cinco siglos de historia, integrando la tradición de los inmigrantes europeos y los saberes de los pueblos originarios y dando origen a la vitivinicultura más importante de América del Sur. 

Que favorecida por óptimas condiciones climáticas y de suelo, la vitivinicultura manifiesta un  acelerado y sostenido desarrollo, mejorando sus estándares cualitativos tanto en el sector primario como en el industrial, dando lugar a una actividad económica crecientemente sustentable, respetuosa del medio ambiente y de gran importancia social y económica para todas las provincias productoras.

Que el vino evoca una modalidad cultural de consumo moderado, heredado, en parte, por la tradición europea responsable de la incorporación de este cultivo, y consolidado a partir de hábitos sociales propios de la cultura y la identidad argentinas arraigadas en el ámbito familiar y de la amistad, donde la moderación y el control social se aúnan con el disfrute.

Que a partir de la década del ‘90 se inició un proceso de reconversión con la  implantación de variedades de alta calidad enológica, tales como Malbec, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Tempranillo, Chardonnay y Sauvignon Blanc, entre otras, generando materia prima adecuada para la elaboración de vinos de gran calidad; proceso de reconversión en viñedos que ha sido acompañado por la incorporación de tecnología en las etapas de producción, elaboración y comercialización, de la mano de recurso humano calificado; y que, en todos los casos ha contado con una fuerte apuesta a la industria nacional y a la mano de obra calificada local.

Que dichos procesos de reconversión primaria y tecnológica ha integrado a la actividad a una  mayor cantidad de pequeños y medianos productores, permitiendo que la vitivinicultura argentina se caracterice por ser un modelo de convivencia entre productores de diversas escalas, donde la búsqueda de la viabilidad económica de todos estos actores es un factor de fortaleza y diferenciación ante otras vitiviniculturas altamente concentradas. 
Que nuestro país no solo es productor sino que, por tradición y cultura, es un gran consumidor de vino, ocupando el séptimo lugar a nivel mundial en consumo per cápita con alrededor de 30 litros anuales por persona. 

Que el proceso de internacionalización de los vinos argentinos desarrollado ha logrado posicionarlos entre los principales exportadores del mundo.

Que tales circunstancias convierten al vino en un honorable Embajador en el Mundo y enorgullece a los argentinos que beben en el mercado doméstico los mismos vinos que se exportan y que prestigian al país en todos los continentes.

Que el vino es un elemento básico de la identidad argentina que contribuye al sustento socioeconómico en las provincias del oeste argentino.
Que el vino es un producto alimenticio de consumo masivo que, por sus  cualidades nutricionales comprobadas, integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales, culturales y económicos del país. 

Que la elaboración del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola Argentina 2020 (PEVI), tiene por objetivos la integración de los pequeños y medianos productores, la promoción del consumo del vino argentino en el mercado interno, la consolidación de los vinos argentinos en los mercados internacionales y la implementación de programas de investigación y desarrollo para el sector. 

Que el auge de la vitivinicultura en Argentina es un factor determinante en el desarrollo de las provincias productoras de vino lo que ha generado actividades relacionadas que inciden en las economías regionales, como el turismo (y dentro de éste constituyéndose más específicamente el circuito denominado “Enoturismo”), la gastronomía, la hotelería, la metalmecánica, la generación de otras industrias conexas y actividades de servicios, dando lugar a un cluster competitivo y dinámico.

El vino, el favorito de los latinoamericanos

El vino es hoy una de las bebidas más solicitadas en todo latinoamérica, la predilección por los exquisitos jugos de las vides ha aumentado considerablemente en los últimos 5 años, ya sean en vinos tintos, blancos y rosados.

El vino en Estados Unidos

El vino en la comunidad hispana de Estados Unidos está teniendo un crecimiento muy importante, en que se podría considerar el más importante de todos, así lo anunció la bodega Beringer (Napa ValleyCalifornia – Estados Unidos). Las cifras son realmente importantes, se dice que 7,3 millones de 45 millones consumen vino en el país del tío Sam, un 20% más que hace 5 años.

El vino en Latinoamérica

Vinos del MundoEn países como Argentina, Chile, México y Perú, principales productores y consumidores de vinos del Latinoamérica, el crecimiento también ha sido digno de recalcar, aunque en menor escala que Estados Unidos, pero los 3 países antes nombrados han tenido un crecimiento importante en la producción de vino y consumo del mismo.

El porqué más importante de este importante crecimiento se debe básicamente a la gastronomía Latinoamérica, la cual logra un buen maridaje con sus exquisitos potajes, hecho que resalto la enóloga Leticia Chacón de la Bodega Beringer. En Latinoamérica existen muchas bebidas típicas como el tequila, pisco, ron entre otras, bebidas que tienen un arraigo popular que va desde lo tradicional hasta lo histórico. Pero casi en su mayoría son bebidas destiladas, hecho que las limita mucho en los maridajes en la gastronomía de ese continente. Es por eso que el buen comer está siendo acompañado cada vez más por una buena copa de vino.

Los mejores vinos latinoamericanos

Sin duda la disputa de los mejores vinos latinoamericanos se encuentra en América del Sur, y la lleva Chile y Argentina, a pesar que en países como Perú, Uruguay y Colombia, existe una cultura vinícola de muy alta calidad, que cada vez sorprende gratamente.

Los vinos argentinos, ya sean de Mendoza o Cuyo, son uno de los más reputados por su sabor y calidad; la cultura de consumo del vino es muy importante, debido a factores sociales y culturales. Los vinos chilenos tienen muy buena fama, fama ganada por la calidad y las grandes viñas que poseen con un clima y latitud perfecta para elaboración del vino. Como veis, llegar a un ganador de cuál es el mejor es casi imposible, y con nuestro afán diplomático declaramos un empate técnico entre Argentina y Chile, no obstante podéis definir esta disputa con vuestra opinión certera.

La producción de vinos en la Patagonia argentina

La región patagónica tiene todas las condiciones para producir uvas y vinos de la mayor calidad. En los próximos años, el sur americano puede convertirse en una verdadera “bodega del mundo“.

Patagonia argentina

Desde hace al menos una década, la Patagonia argentina ha cobrado un inusitado auge como una de las regiones turísticas más atractivas del mundo. Y no es para menos, ya que sus condiciones naturales de inmensidad y variedad geográfica la transforman en un lugar salvaje, inexplorado y bello; uno de los últimos rincones del planeta en donde el hombre sigue pareciendo pequeño e insignificante.

Pero, detrás de esa majestuosa belleza natural, se esconde otra faceta menos conocida que la vuelve apetecible a las inversiones locales y extranjeras: la de ser un oasis para el desarrollo de actividades agrícolas, especialmente el cultivo de árboles frutales y vides. Si a eso le sumamos un clima ideal para la implantación de las variedades de uva más finas, el resultado es un promisorio futuro vitivinícola.

A primera vista, el nombre Patagonia trae de inmediato la imagen de “árido, ventoso e inhóspito”, es decir, bien lejos de toda actividad agrícola tradicional. Sin embargo, en Argentina, todas las regiones del vino se sitúan en áreas similares, donde cualquier cosa verde que crezca del suelo lo hace a merced del riego y los cuidados del hombre. Una mirada más atenta puede descubrir algunas claves naturales basadas en una privilegiada situación ecológica:

  • La latitud, ubicada en la franja de los 39 a los 45 grados sur, que la convierte en la zona productora de vinos más austral del mundo.
  • El clima especial, en el que se alternan noches muy frías y días de sol intenso, con gran amplitud térmica que favorece la lenta maduración de las uvas (en la escala Winkler, pertenece a la región II). De este modo, los jugos llegan, al momento de la cosecha, con un equilibrio perfecto entre azúcar y acidez.
  • La ausencia de humedad ambiente y cualquier tipo de contaminación, que asegura la absoluta sanidad de la materia prima.
  • La enorme cantidad de terreno apto para el cultivo sin explotar y el bajo costo de la tierra, que vuelve a la Patagonia una región muy atractiva para las inversiones a mediano y largo plazo.
  • La interesantísima posibilidad de conjugar la actividad vitivinícola con una pujante y tradicional actividad turística.
  • La posibilidad concreta de establecer una denominación de origen o sistema de certificación geográfica similar.