Etiqueta: Alsacia

Los vinos de vendimia tardía

 TAGS:Los vinos de vendimia tardía esconden un secreto. En Francia y Alemania son expertos en elaborar este tipo de vinos de vendimia tardía, unos vinos complicados que dependen de un proceso casi mágico en el que el contenido en azúcar aumenta sin que la acidez se pierda demasiado. Ése es precisamente el riesgo que asumen quienes intentan producir un vino de este tipo sin conocer muy bien el proceso.

Si al descorchar comprobamos que el vino ha perdido acidez tendremos delante un producto inacabado, un prototipo inservible que de ninguna manera podremos calificar de vino de vendimia tardía, ya que lo que se busca es precisamente ese difícil equilibrio que hace especiales estos vinos, el balance entre dulzor y acidez.

Para lograr que aumente la concentración en azúcar es necesario que la maduración se prolongue. Este proceso también da lugar a otro fenómeno, que es el incremento de graduación alcohólica.

Otro riesgo que se corre es el de la sobremaduración, la maduración excesiva, que puede estropear completamente el vino. Una pérdida de tiempo y dinero.

Es verdad que depende mucho del clima, porque si las vides se encuentran en tierras de clima cálido, no será necesario esperar tanto para que las uvas alcancen el grado de madurez esperado. Sin embargo, si están en un lugar de clima fresco habrá que armarse de paciencia y esperar a que llegue el momento adecuado para vendimiar, de ahí el nombre de vendimia tardía que se atribuye a los vinos de este tipo.

Lo cierto es que los mejores resultados se obtienen de los vinos que provienen de climas frescos. Y entre ellos, los Riesling de Alsacia son uno de los mejores ejemplares que podemos catar, ya que sus propiedades los hacen excelentes para estos fines.

En España podemos encontrar este tipo de vinos en regiones muy distintas como Navarra, Penedés, Rias Baixas o Bizkaia, pero también en Toro, Rioja o Tacoronte, entre otras.

Si te apetece probar alguno de estos vinos puedes empezar con alguna de estas dos opciones que te convencerán de que merecen la pena, uno de clima cálido y otro de clima más fresco:

 TAGS:Marques de Valdueza Vendimia Tardía 50cl 2009Marques de Valdueza Vendimia Tardía 50cl 2009

Marques de Valdueza Vendimia Tardía 50cl 2009, de Extremadura, presaentando todo el sabor y carnosidad que ofrecen los tintos dulces

 

 

 TAGS:Chivite Vendimia Tardía 375ml 2007Chivite Vendimia Tardía 375ml 2007

Chivite Vendimia Tardía 375ml 2007, con la suavidad y sutilidad de los vinos de Chivite

Moscatel, muscato, muscat, muscadet,… ¿es todo lo mismo?

 TAGS:Desde hace ya varios años, una copita de alguno de los maravillosos vinos moscatel a media tarde es mi forma compartida de celebrar el día 1 de enero. Fue a raíz de una casualidad, pero juntarnos un pequeño grupo de amigos, al terminar las sobremesas familiares, para tomar la copita de moscatel que inaugura el año es ya una tradición que no nos saltamos.

A mí el que más me gusta, sin entrar en marcas específicas, es el clásico moscatel dulce. También es verdad que algunos de los moscateles que se pueden encontrar hoy día son bastante atractivos, como los que se elaboran con cáscaras de naranja o con flores. La imaginación no tiene límites y en lo concerniente a mezclas siempre es buena idea probar, porque muchas veces descubres tu sabor favorito.

La elección dependerá  de los gustos de cada uno, de si vamos buscando la pureza del sabor o la originalidad en los aromas. Aunque suelo ser de ideas fijas, de vez en cuando me encanta probar algún moscatel nuevo. Y hay mucho donde elegir: moscatel de Málaga, moscatel de Valencia, moscatel de Cádiz, moscatel de Alicante? y además de estas regiones, que son las más típicas productoras, se van incorporando nuevas bodegas de todos los puntos de España, que nos sorprenden con sus aportaciones.

Si traspasamos nuestras fronteras podemos probar Moscato, Muscat, Muscadet? que son los nombres como se conoce al Moscatel en Italia o Francia. Las diferencias entre estas variedades de uva existen, en algunos casos, pero son mínimas. Más importante es la diferencia entre las formas de elaboración propias de cada región: por ejemplo, el Muscat suele ser un vino blanco, no dulce, mientras que el Muscadet sería el paso intermedio hacia los moscateles del sur de España, que claramente son dulces porque suelen elaborarse de uvas de vendimia tardía, e incluso en algunos casos soleadas. El Moscato, por su parte, se suele asociar con un vino italiano espumoso o con aguja, también con unas claras reminiscencias dulces. También lo encontraremos en Portugal, Sudáfrica, Hungría o Estados Unidos.

Los resultados en las competiciones internacionales nos revelan que España, Francia y Portugal son, por ese orden, los productores de los mejores moscateles del mundo, así que son éstos los orígenes que los ejemplares que traigamos a la mesa deben tener, sobre todo si nos estamos iniciando en el consumo de este fantástico vino.

Quienes vayan a probar el moscatel por primera vez deberán acompañarlo de algún tipo de dulce hecho de hojaldre o del famoso ?músico?: un delicioso pastel tradicional de Cataluña que además de ser una bomba de calorías, como no podía ser de otra manera, está buenísimo. Sobre una fina base de hojaldre, que puede o no acompañarse de una ligerísima capa de chocolate, se asienta la crema donde se insertan avellanas, almendras, nueces y piñones. Dependiendo de la receta el pastel puede también incluir pasas e higos secos.

Ya que hemos entrado en harina, queda decir que el moscatel no solo se degusta en copa, sino que también se puede comer como ingrediente en recetas de postres o salsas para acompañar caza, aves y carne.

 TAGS:Enrique Mendoza Moscatel de la Marina 2010Enrique Mendoza Moscatel de la Marina 2010

Enrique Mendoza Moscatel de la Marina es uno de los moscateles de Alicante con más solera de España.

 

 TAGS:Moscatel Botani Blanco Seco 2010Moscatel Botani Blanco Seco 2010

Una muestra de cómo un Moscatel puede ser serco y genial al mismo tiempo.

Liebfraumilch, un vino blanco alemán

Etiqueta LiebfraumilchEn su larga espera por la madurez, asediados por las amenazas de heladas e intensos fríos, los viticultores germanos esculpen sus viñas en empinadas colinas o pies de montañas en las principales regiones de Mosel-Saar-Ruwer, Nahe, Rheingau, Rheinhessen, Pfalz y Baden. Allí aguardan con paciencia que los ríos Mosel y Rhein, entre otros, junto con la corriente del golfo, templen el aire. Y brinden, en el mejor de los casos, la humedad precisa para que las uvas desarrollen un hongo llamado Botrytis Noble, que consume el agua de la vid concentrando a la vez azúcar y acidez.

Hay quienes afirman que gracias al calentamiento global, Alemania se está tornando más cálida, y como consecuencia produce más y mejor vino. Ligeras, bajas en graduación alcohólica y algo dulces, estas etiquetas suman popularidad entre los consumidores.

 

Según estadísticas de la Organización Internacional de la Viña y el Vino —OIV—, en 2008 Alemania fue el quinto país consumidor de vinos, con 20,7 millones de hectolitros de vino al año, con tendencia a aumentar. Los primeros cuatro lugares de esta lista los ocupaban FranciaEstados Unidos e Italia. En el mismo año, el país tiene el noveno puesto entre los 12 principales productores de esta bebida.

Pese a su afamada reputación entre los expertos, en los mercados internacionales Alemania estuvo siempre asociada a la elaboración de vinos blancos sin demasiada personalidad, baratos y dulces, tomando a esta última característica como un aspecto peyorativo, denominados Liebfraumilch.

Botella Liebfraumilch

El Liebfraumilch, cuyo significado es “leche de mujer amada” o “leche de la virgen maría”, es un vino que tiene al menos unos 18g de azúcar por litro, su calidad es QbA y en general las uvas que fueron utilizadas no se identifican, lo que sí aparecerá en la etiqueta es una de las cuatro regiones en las que es producido, a saber Rheinhessen, Pfalz, Rheingau o Nahe, siendo las dos primeras son las principales. Al clasificarse como QbA (QmpQualitätswein bestimmter Anbaugebiete) se está indicando que se trata de un vino de mesa al que se le ha añadido azúcar al mosto.

Esta etiqueta, presentada en una típica botella flauta azul, creada en grandes volúmenes, sin cuidados especiales ni en el viñedo ni en su vinificación, fue por años la bandera de exportación del país. Sin embargo, los alemanes han podido des-estigmatizarse no sólo con su principal importador, Reino Unido, sino también con los norteamericanos y escandinavos, que hoy consideran que allí se elaboran los mejores vinos blancos del mundo.