Etiqueta: aguardiente

¿Cómo hacer orujo de hierbas casero?

 TAGS:undefined

El orujo es una de las bebidas estrella de las sobremesas españolas y, a partir de éste, se realizan numerosos derivados, como la crema de orujo, el licor de café o el orujo de hierbas. Esta última elaboración del orujo es también muy popular y se considera un digestivo, es decir, indicado para mejorar la digestión después de comidas más o menos copiosas. Goza de una gran aceptación en parte también gracias a su graduación alcohólica más baja que el orujo blanco y a su alto contenido en azúcares, que lo hacen mucho más agradable al gusto.

Existen una gran variedad de orujos de hierbas en base a las diferentes especias y hierbas aromáticas que intervienen en su elaboración, y también dependiendo del aguardiente base utilizado, que también puede variar mucho dependiendo de su edad y procedencia, aunque su proceso de destilación sea muy similar en todos los casos (a partir de las semillas, piel y ramas de la uva).

Para elaborar un delicioso orujo de hierbas casero, el proceso es realmente sencillo, solo debemos seguir una receta básica que luego podemos cambiar según nuestros gustos, variando las hierbas y especias añadidas y jugando con la cantidad de orujo y azúcar que hacen las veces de ingredientes principales.

Ingredientes:

  • 1 litro de orujo blanco
  • Hierbas aromáticas y especias (normalmente se emplean menta, laurel, hierbaluisa, salvia, albahaca, té, limón, manzanilla, romero, clavo, canela, enebro, hinojo, entre otras muchas y en distintas proporciones)
  • ½ kg de azúcar
  • ½ l de agua

Elaboración:

  1. Introduce todas las hierbas y especias en un recipiente de vidrio o botella (con una capacidad mínima de 1,5 l) que se pueda cerrar herméticamente.
  2. Añade el orujo y deja reposar la mezcla durante 15 días, removiendo ocasionalmente en un lugar fresco, seco y oscuro.
  3. Pasado este tiempo, prepara un jarabe o almíbar con el agua y el azúcar, déjalo enfriar y añádelo al preparado anterior.
  4. Macera la mezcla durante otros 15 días, filtra el resultado y envásalo a tu conveniencia.

Fácil, ¿verdad? ¡Esperamos que te guste!

 

 TAGS:Orujo Blanco Mar de FradesOrujo Blanco Mar de Frades

Mar de Frades produce Orujo Blanco Mar de Frades (16,50?), un orujo producido en Galicia.

 

 

 TAGS:Orujo Blanco la ValOrujo Blanco la Val

La Val elabora este Orujo Blanco la Val, un orujo de España que tiene un volumen de alcohol de 43º.

 

 

 TAGS:Lauro Orujo BlancoLauro Orujo Blanco

Bodegas Campante es el productor de este Lauro Orujo Blanco, un orujo de España.

 

Cómo hacer licor de café en casa

 TAGS:El DIY (do it yourself, hazlo tú mismo) está de moda también en lo relativo a bebidas alcohólicas. Aunque claro, depende de para qué, porque no nos veo saliendo al balcón a cuidar de nuestro mini viñedo particular para hacer un tinto roble en la cocina. Dejaremos el vino en todas sus variedades aparte y nos centraremos en licores más asequibles a nuestra maña. Para empezar ¿qué os parece hacer licor de café casero?

Aunque no seamos gallegos si contamos con las instrucciones adecuadas podemos fabricar nuestro propio licor café y que nos quede bastante apañado. Los ingredientes no tienen ningún misterio: orujo (o algún otro tipo de aguardiente) y café. Por supuesto hay que incluir una buena dosis de azúcar y, para darle el toque mágico, la nota gourmet que demuestre que el licor es casero de verdad, lo que recomiendo es aromatizarlo al gusto.

Para darles esas notas aromáticas podemos recurrir a los cítricos (una baza que nunca falla en combinación con los licores), las especias (cardamomo, canela, etc.) o, si lo nuestro es darle al dulce, que es lo que me pasa a mí, no podremos plantearnos otra opción que no sea un poquito de chocolate negro del más alto porcentaje de pureza posible.

Lo primero que hace falta para hacer licor de café en casa es ponerse a hervir agua. Allí diluiremos el azúcar y, una vez fría la mezcla la sumaremos al recipiente donde tengamos el aguardiente listo para nuestro experimento.

Le seguirán el café y los ingredientes para darle la esencia que hayáis decidido (naranja, canela, chocolate). Damos unas vueltas para que se mezcle todo y tapamos el recipiente. Es importante que cierre bien para evitar la evaporación y la pérdida de aroma.

Lo mantendremos así durante al menos dos semanas, durante las cuales se hace imprescindible remover o voltear el recipiente cada día con cuidado, para favorecer la fusión de sabores. Pasado este tiempo el licor está listo y sólo queda el paso final.

Como no sabe muy bien eso de tomarse un chupito con tropezones, nadie puede olvidarse de colar la mezcla antes de embotellarla en el recipiente definitivo que ocupará ese puesto de honor en el armario de las bebidas.

Esta receta es infalible, pero como sé que hay alguno que otro menos habilidoso (sí, tú, el que has perdido el interés al leer la palabra hervir), y yo tengo soluciones para todo, ahí van un par de propuestas de licores de café, tan ricos como si fueran caseros y hechos con cariño:

 TAGS:KahlúaKahlúa

Kahlúa, el licor de café más famoso del mundo

 

 

 TAGS:Licor de Café RuaviejaLicor de Café Ruavieja

Licor de Café Ruavieja, uno de los mejor valorados de España

 Imagen: Selectism in Pinterest

Aguardientes del mundo, uníos

 - Si hay una bebida capaz de unir a todas las culturas que se puedan imaginar, ésa es el aguardiente. Por ejemplo, el aguardiente de ciruela, tiene antepasados asiáticos, pero se consume habitualmente en los Balcanes o países centroeuropeos.

Es curiosa la distancia geográfica entre ambas localizaciones, pero parece que en el caso de los aguardientes es una constante. Por ejemplo, en el caso del aguardiente de caña de azúcar, se elabora en Brasil, las Antillas Francesas y México.

Sería en este último país donde podríamos además encontrar probablemente el mejor aguardiente de agave del mundo, aunque no es la única procedencia, ya que algunas zonas caribeñas comparten el secreto de su elaboración, teniendo en cuenta que hablamos de distintas variedades.

Siguiendo con esta enumeración de aguardientes de tipo simple, tendríamos uno de mis favoritos, el aguardiente de cereza o kirsch. Este aguardiente es uno de los más internacionales y a la hora de comprar una botella podemos optar por llevarnos algo verdaderamente exótico de procedencia asiática, o decantarnos por un estilo europeo más tradicional como los que encontramos en Alemania o Suiza. Yo, sin embargo, siempre recomiendo optar por uno de procedencia española.

Concretamente, un aguardiente extremeño elaborado a partir de las excelentes cerezas del Valle del Jerte, que es un lugar que merece la pena visitar, no sólo ya para comprar aguardiente, sino para tener la ocasión de presenciar el espectáculo de los árboles en flor en alguna de las primeras semanas de primavera.

Capítulo aparte merecen los aguardientes procedentes de la uva. De hecho, su consumo está tan extendido que cuentan con nombre propio: orujo. Galicia y Canarias son dos importantes productores de orujo de muy buena calidad.

 Si este aguardiente de uva ha cumplido con un tiempo de envejecimiento, entonces se conoce como brandy, coñac o armañac, dependiendo también de la procedencia.

Por último, uno de los aguardientes más ricos, el de manzana. A la hora de comprar uno bueno se puede seleccionar una buena destilería de Estados Unidos o alguna de Reino Unido. Personalmente, me quedo con los segundos, sobre todo por su larga tradición, aunque hay que decir que en el norte de España, concretamente en Asturias, también tenemos excelentes muestras de saber hacer en lo que concierne a este tipo de aguardientes.

¿Quieres algún aguardiente, para tomar como digestivo después de alguna de las grandes comidas de Fin de Año? Entonces te recomendamos 2:

 TAGS:Aguardiente AntioqueñoAguardiente Antioqueño

Aguardiente Antioqueño, derivado de la caña de azúcar, el aguardiente más famoso de Colombia

 

 

 TAGS:Orujo de Hierbas El Afilador 1LOrujo de Hierbas El Afilador 1L

Orujo de Hierbas El Afilador 1L, un gran orujo aromatizado de Galicia

Destilados españoles con denominación de origen

 TAGS:

España es un país con una gran tradición en el cultivo de la vid, pero el vino no es lo único que se nos da bien.

Además, de la vid hemos desarrollado, además del vino, toda una colección impresionante de destilados del alcohol vínico y, a partir de ahí, toda una gama de destilados de cualquier tipo con un carácter único y especial.

Tanto es así que muchos de ellos están protegidos por Denominaciones de Origen, ya que como seña de identidad y de personalidad propia. ¿Quieres conocer los más importantes? Vamos a dar un repaso a los destilados españoles con Denominación de Origen.

El brandy de jerez

Es un brandy español, mas específicamente de la provincia de Cádiz de entre 36 y 40 grados de alcohol, creado en el siglo XVI y proveniente de la variedad Palomino, ideal para consumirse después de las comidas.

Puede dividirse en:

  • Brandy de Jerez Solera
  • Brandy de Jerez Solera Reserva
  • Brandy de Jerez Solera Gran Reserva

La Ratafia Catalana

Es un licor proveniente de Cataluña, creado por maceración de nueces verdes en alcohol por al menos 2 meses, a los líquidos obtenidos de esta maceración se les añade luego azúcar, agua  y alcohol etílico de origen agrícola para ser sometido a 3 meses de envejecimiento.

Orujo de Galicia

El destilado por excelencia de Galicia, y del que se obtienen todos los demás, después de una maceración de ditintos elementos -hierbas, café,…-. Los destilados gallegos con Denominación de Origen que proceden del orujop son:

  • Aguardiente de hierbas de Galicia: Se obtiene gracias a la maceración de una variedad de plantas aromáticas en orujo de Galicia.
  • Licor café de Galicia: Esta bebida es elaborada a partir de aguardientes y alcohol etílico de origen agrícola con una maceración y destilación del alcohol y café tostado, posee entre 15 y 40 grados de alcohol.
  • Licor Hierbas Galicia: Esta bebida es elaborada a partir de aguardientes y alcohol etílico de origen agrícola y la destilación del alcohol y las hierbas que la conforman.

Ron miel de Canarias

Es una bebida tradicional de las islas, elaborada a partir de aguardiente de caña macerado con una cantidad de miel de abeja mayor al 2% del volumen total.

Chinchón

Es una bebida alcohólica producida en el municipio de Chinchón en Madrid , destilado en alambiques de cobre, se dividen en seco, dulce y seco especial. Es un tipo especial de anís con mucha historia.

Pacharán Navarro

El pacharán, o patxarán, es una bebida con sabor a endrinas derivada de alcoholes naturales propia de Navarra, macerados con frutos del endrino.

Además, tenemos los destilados de Baleares, de los que ya hablamos antes en el blog:

  • Palo de Mallorca: Es un licor con un color oscuro  proveniente de la isla de Mallorca desde el siglo XIX, se obtiene gracias a la maceración de la quina y genciana junto al azúcar.
  • Hierbas de Mallorca: Es una bebida anisada creada en 1882 en las islas de Mallorca elaborada con hinojo, hierba luisa, melisa y romero entre otras.
  • Hierbas Ibicencas:  es una bebida ambarina creada a base de hierbas y plantas aromáticas de la isla, fue creada en el campo de Ibiza hace aproximadamente 200 años.

Por último, en la Comunidad Valenciana, tenemos una gama de destilados de hierbas, generalmente de matorral mediterráneo, con un gran interés por su especificidad:

 ¿Qué destilado español nos recomiendas? ¿Cuál es el que tú prefieres? Nosotros te recomendamos que los pruebes todos, y conozcas sus historias particulares, empezando por estos 2:

 TAGS:Orujo Martín Codax HierbasOrujo Martín Codax Hierbas

Martín Codax no sólo elabora grandes vinos, sino que también tiene su gama propia de orujos y licores.

 

 TAGS:Pacharán Oro BainesPacharán Oro Baines

Baines es uno de los mejores representantes de la calidad y la tradición en la elaboración de Pacharán.

El Kirsch

 TAGS:Aguardiente es, por definición, toda la bebida destilada cuyo alcohol procede de un fruto fermentado. Aunque en España tenemos la costumbre de asociar Orujo y Aguardiente como si fueran la misma cosa, en realidad el orujo es sólo un tipo de aguardiente: producimos muchos tipos de aguardiente, y entre ellos destacamos, curiosamente, en la producción de kirsch. ¿Conoces el kirsch?

El kirsch es un aguardiente de cereza. Es decir que, siguiendo la definición de aguardiente, el zumo de cereza se fermenta (hasta convertirse en una especie de “vino de cereza”) y luego se destila. En el caso particular de la cereza, a la hora de obtener el zumo de cereza se prensa, no sólo la fruta, sino también la cáscara y la pepita.

El resultado, tras la destilación, es un aguardiente de alrededor de 40º de alcohol, con aromas que recuerdan a los frutos rojos y con notas de frutos secos, no por envejecimiento en barrica, que no tiene, sino por los aromas procedentes de los huesos de las cerezas machacadas y maceradas.

El kirsch es un aguardiente único dentro de su clase, porque es el único aguardiente de un fruto rojo que se hace siguiendo la norma general de los aguardientes. El resto de los aguardientes de frutos rojos (fresas, frambuesas,…), se admiten como aguardientes aunque provienen de la destilación de frutos rojos macerados en lugar de fermentados, y se admite así porque es extremadamente difícil fermentar un fruto rojo.

¿Por qué fermenta la cereza? Bueno, es sencillo: en realidad la cereza, a pesar de su apariencia, no es un fruto rojo sino una fruta roja. Aunque su color nos engañe, la cereza no pertenece a la misma familia que las fresas, las moras o las frambuesas, que son frutos de arbusto y no de árbol.

El kirsch es un destilado con mucha tradición en el centro de Europa, especialmente en Alemania, donde se produce desde hace cientos de años en la zona de la Selva Negra. No falta prácticamente en ninguna casa de Alemania, Austria o Bélgica e incluso de las zonas limítrofes francesas, donde se toma como aperitivo, después de comer como digestivo, o tradicionalmente acompañando a algunos platos como las fondues de queso o como ingrediente en la elaboración de bizcochos borrachos de arándanos o frambuesas.

En España, en la zona del Valle del Jerte, se elabora desde hace años una gran cantidad de kirsch, que en su inmensa mayoría tiene como destino final el país germano. Por eso, a pesar de ser un país con una gran producción de kirsch, éste sigue siendo un destilado casi desconocido.

Por cierto, ¡no confundas el kirsch con un licor de cerezas! Es transparente y no rojo, es destilado y no macerado pero, sobre todo, tiene 40º de alcohol en lugar de los 17-20º de los licores.

¿Quieres probarlo? Te recomendamos 2 de los mejores:

 TAGS:Aguardiente de Cereza Valle del Jerte 50clAguardiente de Cereza Valle del Jerte 50cl

El kirsch español más conocido en Alemania, es muy apreciado por su inmejorable relación calidad-precio.

 TAGS:comprar Aguardiente de Cereza Valle del Jerte 50cl 10,05


 TAGS:Chartreuse Eau de Vie KirschChartreuse Eau de Vie Kirsch

Chartreuse no elabora sólo el famoso licor del mismo nombre, sino que también se animan con un kisch excelente.

 TAGS:comprar Chartreuse Eau de Vie Kirsch 24,19

Orujo y aguardiente

Orujo

Orujo y aguardiente son 2 tipos de destilados que guardan mucha relación, tanta que muchas veces usamos las palabras como sinónimos cuando en realidad no los son.

En los últimos años la afición de los consumidores a los licores y cremas de menor graduación ha hecho que hayan aparecido en el mercado tipos de bebida como las cremas de orujo y otros licores de distinto tipo que hacen que la gama de productos sea tremendamente variada, pero aumente la confusión entre unos y otros.

¿Nos damos una vuelta y conocemos mejor los orujos?

  • El aguardiente es, por definición, un destilado de un fruto fermentado, es decir, que la fruta debe haberse macerado con o sin agua y haber producido alcohol de forma natural, como ocurre en el caso del vino o de la sidra. Esto es lo que diferencia a los aguardientes de los destilados en general. Se puede destilar alcohol macerado (o aromatizado) con frutos para obtener un destilado, pero no será aguardiente porque el alcohol no se ha producido por la fermentación del fruto.
  • Existen algunas excepciones, que son los aguardientes de frutos rojos, como las grosellas, las fresas, los arándanos,… que tienen permitido llamarse aguardientes a pesar de que son destilados de esas frutas maceradas, y no fermentadas. Se les permite ser llamados aguardientes porque es muy difícil conseguir que estas frutas fermenten, por lo que ésta es pácticamente la única forma de conseguir un licor de alta graduación de estos frutos.
  • El whisky, el coñac o el tequila son 3 ejemplos de aguardientes que, por su éxito, tienen entidad propia y se consideran aparte del resto de aguardientes, aunque la diferencia básica es el tipo de producto que se fermenta.
  • Orujo es el nombre que recibe la piel de la uva, también llamada hollejo, una vez fermentada. En Galicia al orujo se le llama también “bagazo”, mezclando piel y pepitas. Es importante señalar que para que a la piel se la llame orujo o bagazo tiene que haber fermentado. Una vez que esto ha ocurrido, el orujo o bagazo pasa a destilarse, convirtiéndose en un aguardiente. Por eso la denominación más propia para este tipo de destilados debería ser el de “Aguardiente de Orujo”, aunque a veces, por extensión, le acortemos el nombre y le llamemos sólo “Orujo”.
  • Hay muchos tipos de Orujos, y reciben distinto nombre según su zona de elaboración. En Francia se les llama Marc, y son muy conocidos los Marc de Champagne. En Italia el orujo con más tradición es el Grappa. Pero prácticamente en todos los países donde se elabora vino se hace también algún tipo de orujo.
  • En España tienen mucho éxito el orujo de hierbas y el orujo de café. En realidad son orujos normales aromatizados o macerados posteriormente con hierbas o café. No hay que confundirlos, entonces, con destilados de hierbas, como podrían ser el anís y la absenta. En el caso del anís y la absenta se produce una maceración de las hierbas con alcohol (generalmente vínico), y luego una destilación. En el orujo de hierbas la destilación es de orujo y se ha producido antes de la maceración con las hierbas (o el café).
  • Por último llegamos a los licores y cremas de orujo. En este caso el orujo es también el punto de partida. Ese orujo es mezclado y rebajado con agua, zumos, crema de leche o leche condensada para obtener el licor. También se puede añadir pulpa de fruta, azúcar o caramelo. La textura y el uso de alguna crema, ya sea de leche, de huevo o leche condensada es la que marca la diferencia entre la crema de orujo y el licor de orujo.

Lioso, ¿verdad? Hay tanta variedad de bebidas que el más mínimo detalle marca la diferencia entre una bebida y la otra, y hay que estar muy fino para diferenciarlas. Aunque luego, al sabor, la diferencia es sustancial, ¿verdad? Os recomendamos algunos tipos de Aguardientes y Orujos, para que vayáis probando:

  • Alcool pour fuits 1L: En Francia los aguardientes de frutas se consumen muchísimo. ¿Quieres saber por qué? Este alcool por Fruits es un aguardiente de frutas variadas muy fresco, aromático a pesar de su alta graduación (40 % Vol.), y uno de los más consumidos.
  • Grappa Nonino Friulana: Las grappas son orujos que proceden de Italia. Tienen mucho éxito, lo que hace que haya marcas muy comerciales que hacen grappas de baja calidad. La Grappa Nonino Friulana es artesanal y un buen ejemplo de Grappa de calidad a buen precio.
  • Devanceiros Orujo de Galicia: Dentro de los Orujos, los orujos gallegos son legión. Los hay envejecidos, aromatizados, puros,… Devanceiros es una de las marcas que más respeta la tradición en su elaboración, y también una de las más vendidas.
  • Orujo de hierbas El Afilador: Otra destilería tradicional, en este caso de Orense. Orujo fuerte pero muy aromático, perfecto como digestivo después de una comida copiosa.
  • Rua Vieja Crema de Orujo: Terminamos con una Crema de Orujo. En este caso de Ruavieja, la marca más famosa de Orujos, y que más ha trabajado por modernizar la imagen de este producto. Se trata de un licor cremoso, suave y con un sabor perfecto para beber a media tarde.

¿Qué idea tienes de los orujos? ¿Te gustan? ¿Cuál es tu preferido?