Un nuevo corcho para el vino

 TAGS:Encontrar en una botella de vino un tapón que no sea el habitual de corcho de toda la vida es, en muchas ocasiones, un elemento disuasorio a la hora de comprar vino, ya que, por razones de costes de producción, se suelen asociar los tapones de plástico o incluso los de corcho de inferior calidad a productos baratos, a vinos de mesa ?de batalla? que no justifican el uso de una materia primera cada día más cara.

Además, las propiedades físicas del corcho de primera calidad son las apropiadas para la adecuada conservación del vino mientras permanece en la botella antes de abrirla. El problema llega una vez abierto el recipiente, ya que muchas veces -sobre todo cuando hablamos de vinos con una cierta edad- el corcho se rompe o se degrada. En otras ocasiones, éste se hincha de manera que no podemos volver a utilizarlo para conservar durante unos días el resto de la botella, con lo que hemos de recurrir a ?inventos? más o menos afortunados, que no siempre encontramos al alcance de nuestra mano. 

Este problema parece que va a empezar a ser cosa del pasado, con el lanzamiento de una versión mejorada del sistema tradicional: un corcho con rosca que, combinado con una botella con un acabado a juego (llamada Helix) promete combinar las ventajas del tapón que todos conocemos con las de las más modernas soluciones de ?packaging?, diseño de producto y conservación de alimentos. 

La novedad, presentada en la última edición de Vinexpo en Burdeos, amenaza con desterrar los sacacorchos de nuestras mesas en un plazo de unos dos años, que es cuando se prevé puede estar lista para salir al mercado de forma generalizada, y es fruto de la colaboración entre el fabricante de corcho portugués Amorim y el productor de botellas estadounidense O-I, orientada a hacerse con el mercado del envasado de vinos ?populares premium? de precios entre 7 y 15 euros. 

Hay que decir que, según las pruebas realizadas por los promotores de esta curiosa iniciativa, el tapón asegura la perfecta conservación del vino, sin alteraciones de sabor, aroma o color, hasta 26 meses después de su embotellado, permitiendo además el cierre hermético de la botella una vez abierta.

¿Cuáles son tus vinos preferidos? ¿Qué tipo de corcho usan? Nosotros te recomendamos hoy un par de grandes vinos con corcho tradicional:

 TAGS:Almirez 2009Almirez 2009

Almirez 2009, uno de los mejores vinos que ha dado Toro

 

 

 TAGS:Dehesa del Carrizal Syrah 2009Dehesa del Carrizal Syrah 2009

Dehesa del Carrizal Syrah 2009, un syrah frutal y fresco, divino

Dejar un comentario Un nuevo corcho para el vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *