Los mejores vinos para cocinar. Hoy Jerez, Oporto, Madeira y Jerez

Cocinar con vino

La cocina y vino es una de las mejores parejas que existen en el mundo gastronómico, no sólo por esa copita que nos tomamos mientras preparamos la comida, sino por la variedad e intensidad de sabores y aromas que se consiguen al añadirlos a nuestras recetas. Aunque mi vecino es el mayor especialista que conozco en cocinar con vino, ya que creo que todas sus recetas incluyen su ingrediente secreto: vino viejo. Yo también empleo Vino de Oporto, Vino de JerezVino de Madeira y Marsala para cocinar bastante a menudo.

En el post anterior ¿Por qué se utiliza vino para cocinar y cuál es el más recomendable? hablamos de los diferentes tipos de vinos para cocinar que pueden encontrarse, y analizamos las ventajas y las desventajas de los de vinos de Jerez, los vinos blancos, vinos tintos y otras variedades. Hoy os hablaremos de los vinos generosos.

¿Vino generoso para cocinar? ¡Sí!

El vino de Jerez, en cualquiera de sus variedades, nos llevan desde el aperitivo, pasando por la comida (sí, se puede comer con vino de Jerez, eligiendo la variedad correcta) hasta llegar a los postres y los cafés, que pueden pasar a ser míticos si se saben acompañar de un buen vino dulce o un oloroso de Jerez.

El Vino de Madeira es también muy versátil. Elaborados a partir de cuatro variedades de uva distintas, dan lugar a vino seco o vinos dulces. Los primeros serían los obtenidos de la Bual y la Malvasía, mientras que los vinos secos son los provenientes de la Verdelho y la Sercial. Lo mismo sucede con su crianza en barrica. Desde los reserva, que han reposado durante al menos cinco años, hasta los veinte que garantizan los Colheita, pasando por los Reserva Velha y los Reserva Extra, con 10 y 15 años en madera respectivamente.

Solomillo de ternera, magret de pato, pollo por supuesto y muchas salsas, como la famosa Salsa Madeira, serían algunas de las combinaciones estrella de este tipo de vinos en la cocina.

Mis mejores recetas con vinos de Oporto son los langostinos, el redondo de ternera, el solomillo de cerdo (también el lomo) y las codornices. Las combinaciones con verduras de temporada y las guarniciones dependerán de los gustos de cada uno y de la inspiración del cocinero.

Y, por último, con el vino de Jerez me encanta cocinar pescado y marisco. Merluza, besugo y también calamares o almejas son mis grandes éxitos cuando utilizo sus variedades secas. Con los vinos dulces enriquezco postres a base de fruta o me preparo unos filetes de ternera, de pavo o unas albóndigas con un toque diferente.

Sin duda, el sabor particular, único e irrepetible de estos vinos generosos hacen que nos aventuremos a usarlos en la cocina. Pero no olvides que también están hechos para beber, y disfrutarlos al máximo.

Dejar un comentario Los mejores vinos para cocinar. Hoy Jerez, Oporto, Madeira y Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *