En el fondo del mar: cuando los vinos envejecen bajo el agua

No, los vinos no sólo envejecen en bodegas oscuras. Algunos productores prefieren dejar envejecer sus vinos bajo el agua, directamente en el mar, donde las condiciones ambientales parecen ser mejores y las características organolépticas del vino se mantienen inalteradas.

Las razones, si se piensa en ello, son bastante claras: ausencia de oxígeno, ausencia de luz, temperatura constante, quietud. ¡No se puede pedir más para envejecer el vino en paz!

¿Cómo surgió la idea?

La idea de una bodega submarina nació en 2010, gracias al descubrimiento de un barco hundido en 1880 en el archipiélago de Aaland, entre Suecia y Finlandia. Los buzos encontraron 168 botellas de champán, muchas de ellas firmadas por Veuve Clicquot, que probablemente estaban destinadas a la corte rusa.

Muchos de los frascos han sido devueltos a la empresa matriz, otros han sido utilizados para pruebas de laboratorio y otros han sido abiertos. ¡La tentación de saborear el fruto de 170 años de entierro marino era demasiado fuerte! Aunque el perlage había desaparecido casi por completo, el vino estaba inesperadamente intacto.

En 2014, Veuve Clicquot lanzó el proyecto “Una bodega en el mar“, una bodega bajo el mar, a 42 metros de profundidad, donde envejecer el champagne en condiciones naturales. El proyecto consiste en la colocación de diferentes vinos (una selección de Yellow Label, Vintage Rosé 2004 y Demi-Sec), en diferentes tipos de envases, junto al famoso pecio. Los vinos se mantendrán bajo estrecha observación y se someterán a pruebas de laboratorio durante cincuenta años.

 

Las bodegas sumergidas de Europa

El Mediterráneo es la cuna de las bodegas sumergidas. En Grecia, en la bella isla de Santorini, la bodega Gaia Wines tiene sus jaulas metálicas llenas de botellas de vino Thalassitis, elaborado con la noble uva Assyrtico, a una profundidad de 25 metros durante al menos 5 años.

En España tampoco hemos perdido la oportunidad de utilizar el mar como bodega. Viña Maris se ha sumado a las bodegas bajo el mar con sus vinos, tanto blanco como tinto, en botellas selladas a 30 metros de profundidad de Calpe, cerca de Alicante. En el País Vasco, más concretamente en Plentzia, existe también un laboratorio que estudia el envejecimiento de los vinos bajo el agua: el Lseb – Laboratorio submarino envejecimiento bebidas.

En Croacia, en cambio, se opta por un método algo más “vintage”. La bodega Edivovino coloca sus botellas de vino en ánforas de terracota y las deja reposar en el fondo marino durante 1-2 años.

Francia e Italia también tienen sus vinos envejecidos en el mar

El Château Larrivet Haut-Brion francés, por su parte, ha hundido parte de sus preciados vino de Burdeos en las profundidades del Océano Atlántico.

Y en Italia el pionero de las bodegas bajo el agua fue Piero Lugano, propietario de la bodega Bisson de Chiavari. En 2009, Lugano colocó 6.500 botellas de vino espumoso Abissi en el lecho marino del Golfo de Portofino. Hoy en día hay más de 30.000 botellas de su Riserva Marina di Portofino. En Cerdeña, la Cantina Santa María La Palma en Alghero tiene su DOC Vermentino descansando en la hermosa Área Marina Protegida de Capo Caccia.

 

 TAGS:Thalassitis 2018

Thalassitis 2018

Thalassitis 2018:  un vino blanco con DO Santorini con las mejores uvas de 2018 y tiene un volumen de alcohol de 13º. 

 

Dejar un comentario En el fondo del mar: cuando los vinos envejecen bajo el agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *