¿Cómo serán los vinos de crianza del futuro?

los vinos de crianza del futuro

No podemos adivinar cómo será el vino del futuro, pero las tendencias marcan una serie de parámetros que nos dicen por dónde irán. En cuanto a cómo serán los vinos de crianza del futuro, nos basamos en las nuevas técnicas que se investigan para seguir con el objetivo inicial de esta clase de vino que es preservar el sabor del producto.

Tendencias en vinos de crianza

Cuando hablamos de la crianza de vinos nos referimos a un proceso de envejecimiento y maduración que persigue los mejores aromas y matices, ya sea en barricas, en depósitos o en la propia botella.

vinos de crianza

El vino tinto crianza tiene un envejecimiento mínimo de 24 meses, 6 de ellos en barrica de roble. En los vinos blancos y rosados, el tiempo de maduración total es de 18 meses, 6 de los cuales, al menos, deben cumplirse en barrica.

Desde siempre el vino se ha preservado en barricas de madera. Luego surgieron varios tipos de madera. Por ejemplo, está el roble español que aporta gran potencial para la crianza y el húngaro, que preserva más los aromas frutales que el roble francés. Otras maderas utilizadas son las de pino o castaño que tienen menor coste.

Se abandonan las tendencias de los 80 y 90, donde un exceso de madera que eclipsaba el resto de aromas. Ahora los vinos de crianza tienen aromas especiados, con fuerte personalidad y deben reposar en otros lugares, no únicamente en madera.

Por otro lado, vemos con, en algunas DO, como en La Rioja, se realizan vinos con una crianza más corta, lo que mantiene la frutalidad de la uva sin perder un toque de madera que le aporta complejidad. Pensamos que la media crianza es una gran tendencia que el consumidor actual aprecia y que tiene largo recorrido.

Más allá de la madera

Ya a partir de 2017, se empezó con la expansión de bodegas que optaron por la utilización para la fermentación y crianza del vino de envases más neutros, dando así prioridad a las características de las variedades de uva, al terroir y su personalidad, más que a la aportación aromática y estructural de materiales como la madera.

Entre las nuevas tendencias que se establecen para los vinos de crianza están preservarlos en lugares más allá de la madera, como son las tinajas que, además de acoger tradicionales métodos ancestrales, la porosidad de la arcilla permite la micro oxigenación del vino. También está la crianza en hormigón, que realiza una transpiración similar a la madera y aporta oxígeno al envejecimiento del vino, pero sin añadirle sabores. Ya se estila en algunas bodegas.

tendencias en vinos en crianza

Otros lugares están empleando la crianza en Flex Tank, en un tanque que, mediante una micro oxigenación por porosidad, aporta al vino complejidad mientras mantiene fruta y frescura. Estaremos atentos a tales cambios.

 TAGS:Ramón Bilbao Crianza 2015

Ramón Bilbao Crianza 2015


Clásico renovado, versátil, afrutado y equilibrado, Ramón Bilbao Crianza 2015 es un vino imprescindible en nuestras mesas.

 TAGS:Luis Cañas Crianza 2015

Luis Cañas Crianza 2015

Con una excepcional relación calidad-precio, Luis Cañas Crianza 2015 ocupa el ránquing las primeras posiciones del mercado y ha recibido grandes valoraciones por parte de los críticos más destacados.

Dejar un comentario ¿Cómo serán los vinos de crianza del futuro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *