Cómo hacer cerveza casera

 TAGS:

La cerveza, siendo uno de los alcoholes más populares y consumidos en el mundo, se ha ganado un sitio como un trago que se puede degustar en diversas ocasiones y en cualquier temporada del año debido a su baja graduación etílica, la que varía entre los 5 a 10 grados.

Es una bebida con un bajo grado alcohólico y existe una gran variedad de ellas para todos los gustos, ya sea blanca o negra, y es considerada como un licor ?social?, pues es perfecta para ser consumida junto a los amigos.

Otro factor que se añade a su grado de popularidad es su facilidad para ser fabricada en casa, pues para preparar cerveza sólo se necesitan unos pocos ingredientes y unos artefactos fáciles de obtener en el mercado. Esta costumbre de producir cerveza casera proviene de una larga tradición anglosajona, proceso que se denomina ?homebrewing?.

Receta para preparar cerveza casera

Los ingredientes esenciales son sólo 4: Agua, cebada, lúpulo y levadura, elementos que interactúan de la manera explicada anteriormente.

Se necesitan las siguientes cantidades:

  • 20 a 25 litros de agua
  • 1 Kilogramo de cebada
  • 500 gramos de maíz amarillo
  • 1 kilo y medio de azúcar, de preferencia morena o de mesa para ajustar la densidad
  • 25 gramos de lúpulo
  • 25 gramos de levadura de cerveza

Cada de uno de ellos cumple una función específica en su preparación.

El agua debe ser filtrada, no del tipo potable que existe en las casas y que viene del grifo pues ésta contiene demasiado cloro. Tampoco se debe usar agua destilada pues afectará de mala manera el sabor final de la cerveza. De hecho, casi el 70% de la cerveza que uno bebe está elaborada con este líquido.

Además, el agua debe ser de baja mineralización pero que tenga una cantidad suficiente de calcio, sulfatos, cloruros, cobre, manganeso y zinc.

El calcio es muy importante puesto que ayuda a aumentar la extracción de la malta y del lúpulo en la maceración y cocción y rebaja la opacidad de la cerveza, dándole el color característico de este licor.

Por su parte, los minerales como el cobre, el manganeso y el zinc inhabilitan la floculación de las levaduras; mientras que los cloruros le dan mayor ?cuerpo? a este mosto y los sulfatos refuerzan el toque amargo y la sequedad del lúpulo.

En tanto, el grano de cebada debe ser puesto en remojo en agua hasta que germine, y luego seseca para ser molido en pequeñas porciones. Eso sí, es necesario evitar molerlo hasta el grado de convertirlo en polvo.

Una vez iniciado este proceso, comienza la etapa de maceración para extraer el azúcar y el almidón del grano para  hervirlo en una olla común por un periodo de tiempo cercano a la hora y media o las dos horas.

Es en este momento en que estos elementos combinados se convierten en la tan deseada malta, la que se debe calentar a una temperatura de 38 a 49 grados centígrados durante 24 horas.

Una vez que se ha colocado en agua para hervir, es necesario esperar que  el grano molido alcance el punto de fermentación, momento en que se pueden ver burbujas saliendo a borbotones desde la olla.

En este momento, se le agrega a este cocimiento porciones de lúpulo, el cual consiste en las flores verdes que crecen en parras y que aportan el sabor y aroma amargo que es típico de la cerveza y ayudan a conservarla.

Una vez enfriada esta mezcla a una temperatura no superior a 10 grados centígrados, se añade levadura de cerveza, micro-organismo y hongo vivo cuya función es convertir los azúcares en alcohol y producir anhídrido carbónico. Puedes utilizar levadura de alta fermentación para producir cervezas Ale y de baja temperatura (entre 7 y 13 grados centígrados) para elaborar Lager.

Tapas la olla y la dejas en un lugar oscuro, donde no existan cambios de temperatura ni llegue el sol; luego, la dejas fermentar por 48 horas.

Mientras esperamos que la levadura haga su efecto y transforme este mosto en cerveza lista para consumir, es necesario esperar un periodo de entre 7 a 10 días para que ésta haya realizado su cometido. A partir de ese momento, puedes embotellarla y hacer ¡salud! Eso sí, mientras esperas a que tu cerveza esté lista, ¿por qué no pruebas una de éstas?

 TAGS:GuinnessGuinness

La cerveza negra más famosa del mundo, ahora también en botella.

 TAGS:comprar Guinness 2,15?



 TAGS:HeinekenHeineken

La botella verde más famosa del mundo.

Comprar Heineken 0,83?

Dejar un comentario Cómo hacer cerveza casera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *