Autor: soniaromero

Ciclohome Godello 2016 es un homenaje a la tradición gallega

Viñas Godello

Ciclohome significa, en gallego, el “hombre de la bicicleta”. A mediados del s.XVIII este señor recorría Galicia con el objetivo de encontrar los mejores vinos de la región por encargo del clero de Roma. Una vez localizados, los monjes del Monasterio de San Clodio escogían sus favoritos para enviarlos al Vaticano. De esta curiosa historia nace la inspiración para el nuevo Ciclohome Godello 2016, que conserva ese espíritu de seguir buscando siempre lo más auténtico.

Esta novedad es un vino único y especial. Durante 18 meses ha tenido una crianza sobre lías en depósito, lo que le aporta una complejidad diferente. Es un vino delicado, elegante, sabroso y especiado.

Ciclohome Godello 2016

Luis Miguel Fernández, sumiller y CEO de Auténticos Viñadores, encontró la mejor y más auténtica viña vieja con cepas de más de 30 años situada en Esposende, que perteneció al famoso y espectacular Pazo de Ulloa. La selección de uvas se realiza manualmente.

Ciclohome Godello 2016 es un vino creado para aquellos amantes del vino que buscan autenticidad y que valoran el trabajo que se ha realizado para conseguir que este vino tenga viveza y una gran capacidad de envejecer en botella.

Si deseas probarlo, en Uvinum tenemos una interesante oferta de Ciclohome Godello 2016.

Reflexión sobre el consumo ético del vino

Viñeo sostenible

El “consumo ético” es un movimiento que tiene cada vez más fuerza entre los consumidores. La idea que hay detrás de este nuevo tipo de consumo es que siempre tengas presente el impacto al medioambiente que genera lo que quieres comprar. Y claro, actuar en consecuencia. Esto no es una moda pasajera, es el futuro del consumo y ha llegado al mundo del vino con una fuerza imparable.

Los “vinos activistas”

Según la agencia norteamericana Bloomberg, estos nuevos vinos activistas habrían creado un nuevo camino para los vinos que quieran definirse “de calidad”. Y no sólo en términos de sabor, sino en la calidad en el proceso de elaboración, con respeto al medioambiente.

En pocas palabras, se trata de vinos producidos por fincas que “se unen a un movimiento global de empresas dedicadas a prácticas empresariales sociales, ambientales y éticas”. Al menos así lo explica Rob Symington, cuya familia es propietaria de la empresa vinícola portuguesa Symington Family Estates. Desde el pasado verano, se han ganado el estatus de “Corporación B”, una activista de los valores mencionados anteriormente.

Este movimiento no es una moda efímera como puedas pensar. De hecho, se trata de una verdadera revolución en el sector vitivinícola, que empezó como un nuevo comercio de nicho y se ha convertido en un global. Es un hecho que la Tierra se está calentando, y también los océanos, por lo que cada vez hay más gente que quiere comprar productos éticos y sostenibles a productores que comparten sus valores.

La prueba en cifras: un reciente estudio de Unilever muestra que sus marcas enfocadas en objetivos de desarrollo sostenible están creciendo un 69% más rápido que el resto de sus actividades. Otra encuesta de Nielsen en 2015 de 30.000 consumidores en 60 países encontró que el 66% de ellos estaban dispuestos a pagar más por bienes éticos.

viñedo atardecer

Salvar al mundo

El “consumo ético” es bueno, pero sobre todo vende. Una verdadera gallina de los huevos de oro. 

¿Sabías que algunos viñedos donan parte de sus ganancias de cosechas especiales a organizaciones benéficas? Por ejemplo, los vinos Dreaming Tree del músico Dave Matthews, ganador del premio Emmy, han donado más de 1,5 millones de dólares a organizaciones medioambientales como Wilderness Society.

Existen muchas situaciones similares, tanto en el sector del vino como en otros negocios. El cambio climático y el impacto ambiental del vino se ha convertido en un tema serio. La próxima vez que tomes una copa de Chardonnay, puedes fingir que salvas el mundo, sólo tienes que elegir la bodega más ética.

3 cócteles de otoño

Y se acabó. El verano llega a su fin. Y el tiempo de los cuadros, calcetines grandes, hojas que caen y el Pumpkin Spice Latte hecho en Starbucks ha (re)llegado. Pero que la tristeza otoñal no se apodere de ti. Hoy te traemos algo que te pondrá las pilas. Te presentamos nuestra selección de cócteles para el otoño perfectos para comenzar esta nueva y colorida temporada.

Sidra caliente con manzana picante

Este cóctel es ideal para el “sofá y mantita”, con pareja, con amigos, o por qué no viendo una película de terror (¡que también llega Halloween!)

Sidra caliente con manzana picante

Ingredientes

4 vasos de sidra
1 vaso de ron
1 manzana en rodajas
1 rodaja de naranja
4 palitos de canela
Jengibre fresco en dados

Preparación

En una olla grande, mezclar la sidra, las rodajas de manzana y naranja, el jengibre y la canela. Cuando hierva reduce el fuego y cocínalo todo a fuego lento durante 5 minutos. Retirar del fuego, añadir el ron, mezclarlo todo y servir.

Octubre Rojo

Aquí está el clásico y sencillo Octubre Rojo diseñado directamente por Villa Schweppes y perfecto para tomarlo en el mes que le da nombre.

Cóctel octubre rojo

Ingredientes

4 cl de vodka
1 cl de crema de cassis (o grosella negra)
8 cl de tónica Schweppes
Hielo

Preparación

En un vaso con hielo, verter la crema de grosella seguido del vodka. Deja enfriar un momento antes de añadir la tónica Schweppes. Mezclar vigorosamente. Se puede decorar el vaso con una pequeña rodaja de lima.

La gratitud

Este cóctel con nombre tan original se lo debemos a los canadienses, más concretamente a los quebequenses. Tradicionalmente este cóctel tiene base de ginebra Ungava (espirituoso de Quebec), pero puedes utilizar cualquiera.

Cóctel La Gratitud

Ingredientes

4,5 cl de ginebra Ungava
1 cl de zumo de limón
1,5 cl de miel de tomillo
Mosto de manzana, al gusto
Una cerveza pale ale
Tomillo fresco

Preparación

En vaso largo, verter un poco de cerveza pale ale y luego añade el resto de ingredientes, terminando con el mosto de manzana y el tomillo. Mezclar suavemente y La Gratitud está lista.