Autor: raulperez

Vino y chocolate: un maridaje sorprendente

Vino y chocolate

Hoy es el Día Internacional del Chocolate y en Uvinum hemos decidido celebrarlo como mejor sabemos hacer: con una selección especial de los vinos que maridan muy bien con este exquisito manjar. Si lo tuyo son los vinos y el chocolate no puedes perderte estas recomendaciones que seguro te gustarán.

El Día Internacional del Chocolate

Pero primero ¿de dónde sale el 13 de septiembre como Día Internacional del Chocolate?. Pues por pura casualidad. Resulta que este día fue cuando nació Roald Dahl, autor del cuento Charlie y la Fábrica de Chocolate. También es el aniversario -mira qué casualidad- del nacimiento de Milton S. Hershey, fundador de la compañía Hershey Chocolate Company. Así que todo encaja, medio mundo conmemora este día tan dulce, y nosotros también.

Ya sea puro, blanco, con leche o con cualquier otro ingrediente, este popular alimento a base de cacao es un básico en cualquier gastronomía, y en el vino encuentra un fantástico acompañante. ¿No lo sabías? Te lo vamos a demostrar

Para chocolate negro…

Bombones de chocolate

Famille Perrin Les Christins 2016 es un tinto de Vacqueyras a base de garnacha y syrah muy expresivo, mineral y balsámico que combina genial con los chocolates más puros y amargos. Por su parte, La Rectorie Cuvée Thérèse Reig 2017 es un vino dulce de Banyuls con los mejores racimos de garnacha negra y cariñena, que potencia el sabor de los chocolates más suaves . También resulta perfecto el Tawny Graham’s 10 Years, un generoso de Oporto con uvas seleccionadas de tinta çao, port, touriga nacional, touriga francesa, tinta barroca, tinta amarela y tempranillo. Marida estupendamente y lo recomendamos con los ojos cerrados.

… ¿qué pasa con el chocolate blanco, con leche o con frutas?

Tenemos recomendaciones para todo tipo de chocohólicos. En el caso del chocolate con leche, son adecuados el Moscatel Naranja elaborado con uvas moscatel de Alejandría y moscatel. Y tampoco descartamos el navarro Ochoa Moscatel Vendimia Tardía 2018. Ambos son perfectos para postres por sus toques florales y frutales.

Si el chocolate posee algún ingrediente extra, como por ejemplo frutos rojos, la mejor opción es un espumoso del estilo de Raventós i Blanc de Nit 2016; o el cava valenciano Tantum Ergo, elaborado con pinot noir y chardonnay.

Y llegamos finalmente al chocolate blanco… que personalmente no lo considero como tal, pero bueno, ese debate lo dejamos para otro día. Lo que sí toca hoy es acompañarlo con un vino de acidez fresca y equilibrada como el gaditano Entrechuelos Chardonnay 2016 y o el Enate Chardonnay Fermentado en Barrica 2017 de Somontano.

¡Y con whisky también!

Whisky Akashi

Unas últimas palabras para los aficionados al whisky. Sí, el chocolate también combina muy bien con cualquier whisky escocés. Pero hoy te recomendamos algo más exótico: un original whisky japonés llamado Akashi, un blended elaborado en Japón de forma artesanal, con aromas de manzanilla y Jerez, y notas de madera y de vainilla.

¡Y ahora a disfrutar!

Pernod Ricard lanza al mercado el primer vino con té

Tea & WinePernod Ricard Winemakers ha anunciado su nueva gama de vinos Tea & Wine, y cuenta ya con los dos primeros vinos infusionados con té del mercado. Concretamente la gama incluye un vino Cabernet Sauvignon infusionado con chai de Sri-Lanka, y un segundo de uva Chardonnay mezclado con hojas de manzanilla.

Esta cuidadosa (y curiosa) combinación es el fruto de varios años de trabajo y experimentos hasta encontrar la receta con el equilibrio de sabor perfecto. Las pruebas iniciales para lograr Tea & Wine se hicieron mezclando directamente vino y té de diversas maneras, combinando ambas bebidas a la fuerza, envejeciendo el vino en barriles ahumados con té, o incluso secando las uvas directamente encima de hojas de té (al estilo Amarone). Finalmente encontraron el mejor sistema de mezcla que, por ahora, es un secreto:

“Experimentamos varias maneras de infusionar las delicadas notas del té en el vino y, finalmente, tras años de investigación descubrimos el mejor método para la integración,” decía Helene Herges, portavoz de la marca.

Me time to a tea wine

La original propuesta de Tea & Wine de mezclar las dos bebidas más conocidas del mundo surgió de manera espontánea mientras varios empleados de Pernod Ricard Winemakers discutían qué iban a beber en el fin de semana.

Las nuevas tendencias empujadas por las nuevas generaciones están abriendo el mundo del vino a nuevos sabores y estilos poco ortodoxos, y deja constancia el interés por abrir el mercado a nuevos públicos con diferentes gustos.

Tea & Wine de momento se comercializa exclusivamente en Australia. Se desconoce por ahora si Pernod Ricard lo expandirá internacionalmente.

Whisky Sour: cómo preparar este delicioso cóctel de whisky

El Whisky Sour es uno de los cócteles más famosos creados a base de whisky. Este trago es delicioso, tiene un toque dulzón y amargo (de ahí viene lo de ‘sour’) que combina perfectamente con el sabor del whisky. Por ese puntito amargo tiene la peculiaridad que abre el apetito, así que es ideal para tomarlo en los aperitivos antes de comer o cenar. Se puede preparar con base de bourbon, pero nosotros vamos a ser fieles a la receta original.

Whisky Sour

¿Cómo preparar un Whisky Sour?

4.5 cl de Whisky

3 cl de zumo de limón (o lima)

2 cucharaditas de azúcar blanco

1 clara de huevo (opcional)

Hielo

 Preparación

  1. En la coctelera añade: hielo, whisky, zumo de limón, clara de huevo y azúcar (también puedes utilizar jarabe de goma)
  2. Agita la coctelera entre 10 y 20 segundos
  3. Servir en vaso bajo estilo Old Fashioned
  4. Decorar con una rodaja de naranja o limón y una cereza

Consejo: puedes filtrar el cóctel con el colador antes de servir para descartar el hielo usado. Si lo haces llena antes el vaso Old Fashioned con hielo fresco.

Historia del Whisky Sour

El cóctel Whisky Sour se origina en el puerto de Iquique, Chile, a finales del s.XIX. Lo inventó un mayordomo reconvertido a barman que se estableció en dicha ciudad para alcanzar su sueño de fundar un bar. Su nombre era Elliot Stubb. Un día, haciendo pruebas mezclando whisky con diferentes líquidos acabó probando la mezcla con limón. El resultado era demasiado ácido, así que probó añadirle también algo de azúcar… y el resultado fue el Whisky Sour. En ese momento aún no se añadía la clara de huevo. Y aunque se desconoce exactamente cuando o cómo se añadió este último ingrediente, se cree que fue cuando este cóctel llegó a Europa tiempo después.

Win es el nuevo vino sin alcohol de Matarromera

win vino sin alcohol

Win es la primera marca de vino sin alcohol elaborada por las Bodegas Familiares Matarromera. Se presentó recientemente en sociedad, y con esta nueva marca Win la bodega espera introducirse en este nuevo mercado emergente que tiene cada vez más fuerza: los vinos sin alcohol.

La característica principal de Win es cómo se elabora: mediante la técnica de deconstrucción molecular que se desarrolla en la planta de desalcoholización situada en Valbuena del Duero. El proceso separa los aromas y el alcohol del resto de componentes del vino para luego reincorporar sus propiedades organolépticas sin alterar el vino. Se mantienen todos los beneficios para la salud del vino original, al contener polifenoles, antocianos y antioxidantes.

Matarromera ha presentado la marca Win con cuatro variantes diferentes de vino sin alcohol:

Win Verdejo: su aroma es fresco, con toques de manzana verde, frutas cítricas, hinojo y un poco de anís.

Win Tempranillo: es un vino limpio y brillante de color cardenal intenso. Su nariz es franca, compleja y con una importante presencia de frutas rojas. Es agradable e intenso.

Win Tempranillo 12 meses: un vino elegante, limpio y brillante, de capa media y cardenal subido, con aromas afrutados mezclados con toques de vainilla, café, regaliz, roble y especias. Es importante tomarlo muy frío para una mejor percepción de todas sus bondades.

Win Espumoso: elaborado a partir de vinos blancos procedentes de uvas de la variedad Verdejo. Su aroma es fresco, con toques frutales de manzana verde y cítricos. Ligeros tonos de hinojo y tomillo, así como su perfecta carbonatación nos recuerdan a un espumoso seco.

Puedes encontrar más información en la web oficial de Win.