El ABC de la cata de vinos

ABC de la cataSe ha hablado mucho sobre la manera correcta de catar un buen vino, somos conscientes que se trata de un tema muy extenso que cuenta con opiniones encontradas, y que entra muy a fondo en el campo de lo relativo y circunstancial.

Un buen vino es un buen vino donde sea  y no hay que llegar a ser un gran enólogo o experto  sumiller para llegar a saberlo, claro que tampoco vamos a pretender a dar una conclusión exacta ni técnica del vino en cuestión, pero sí podemos llegar a tener un grado muy elevado de conocimientos del vino si sabemos algunos detalles importantes, o como hemos titulado el artículo, el ?ABC de la cata?.

Para empezar a tener una idea clara de un buen vino, debemos saber al menos tres partes importantes de la cata de un vino: apariencia o forma, aroma y sabor, o como se dice en el mundo del vino: vista, nariz y boca.  Tres sentidos fundamentales para determinar la calidad de un buen vino.

Cata de vinos

  • Apariencia o forma: Aquí la vista es nuestra mejor aliada, debemos fijarnos para empezar en el brillo que pueda tener el vino.

Si la brillantez es buena, es que estamos frente a un vino interesante, si lo notamos opaco debemos sospechar. Para lograr esta primera prueba debemos levantar la copa a la altura de nuestra vista. Así, con un ligero movimiento en su propio eje descubriremos el color, brillo y limpieza del vino. También podremos descubrir el grado de alcohol con las famosas “lágrimas del vino” o “piernas”.

  • Aroma:  Para esta segunda fase de la cata, debemos introducir ligeramente nuestra nariz en la copa, con ello lograremos inhalar los llamados “aromas primarios” los cuales están marcados por el tipo o tipos de uva con que está hecho el vino en cuestión.

Catando vino

Después distinguiremos los “aromas secundarios”. Estos son logrados por la fermentación del vino.

Y por último percibiremos los “aromas terciarios” los cuales son expandidos por la guarda del vino. Para lograr percibir estos aromas, antes de introducir la nariz en la copa, debemos agitarla ligeramente para despertar tan bellos olores.

  • Sabor: Para muchos la parte más importante de la cata del vino. Para empezar sólo debemos tomar un pequeño sorbo de vino, el cual pasearemos por las papilas gustativas de nuestra boca, para descubrir los cuatros sabores que suele tener un vino: dulce, salado, ácido y amargo. Un buen vino logra el equilibrio perfecto entre estos sabores.

Dejar un comentario El ABC de la cata de vinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *