¡A por ellos!

Eva con La RojaBueno, bueno, bueno, ¡cómo me lo estoy pasando con el Mundial! La última, con la victoria de España en cuartos, cosechó celebración apoteósica por parte de mi grupo de amigos futbolvidentes, grupo que incluye nada menos que a una Erasmus alemana… Estamos asumiendo que cuando nos juguemos con ellos el pase a la final no la tendremos de nuestro lado, lo cual será una pena, porque la chica ha sufrido lo indecible (“Oh, my God! Oh, my God!”), lo juro, en cada partido de nuestra selección.

Y digo yo que esos buenos momentos que pasamos con el ojo puesto en Sudáfrica podrían inspirarnos a la hora de elegir con qué vino acompañarlos. Hace unos días en los toros mi vecino de asiento, un señor de Salamanca que rondaría los 70, me rechazó amablemente algo de beber porque, decía, él va a la plaza a lo sevillano, mirar y no tomar nada. Pero ¿dónde se ha visto un español que vea el fútbol a palo seco? ¡De ninguna manera!

Se me ocurre que para hacer honor a la Selección podríamos elegir algún vino que comparta procedencia con estos que tantos buenos ratos no están regalando. Para aprovechar las diferencias de opinión, que tanta polémica suelen generar entre el personal cuando de hacer una alineación se trata, he pensado en elegir sólo a dos honrados: el Míster, salmantino, y el aclamado-reclamado Llorente, navarrico. Y completo trío aprovechando una broma de mi amigo Óscar: “Hay que ver qué promoción estos días, no se oye otra cosa que ‘Todos con La Rioja’”.

  • De Arribes  hay que tomarse un Abadengo, intenso pero perfecto para el chateo.  Me gustan sus frutas rojas y negras maduras, y sus toques balsámicos. (Y me sigue resultando simpático que una uva se llame Juan García). Unos 10 euros/botella.
  • De Navarra, el Azul de Guelbenzu tiene una excelente relación calidad-precio. De este tinto joven con crianza me quedo con las especias, a ver si el Fernando que tan bien nos resultó ante Portugal tiene ocasión de volver a aportar ese sabor a la victoria. También con sus puntos herbáceos y minerales. Poco más de 7 euros/botella.
  • Y de Rioja hay que probar lo último que he catado, Finca Nueva Crianza 2006. Que la bodega incluya en sus etiquetas -preciosas, por cierto- la leyenda ‘Vinos divertidos’ ya es un punto a favor. Es una opción fresca, de taninos suaves, con buen equilibrio entre fruta y madera, y un recuerdo de especias. Menos de 7 euros/botella.

¡Y espero ideas de todos para que en la final probemos algo espectacular! ¡¡¡A por ellos!!!

Dejar un comentario ¡A por ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *