4 consejos para una vida sana bebiendo vino

 TAGS:undefinedCada cierto tiempo aparecen nuevos estudios que hablan sobre los beneficios del vino para la salud y, un poco después se publica otro que enumera las enfermedades relacionadas con el consumo frecuente de vino.

Reducción de colesterol, alta tensión y diabetes en el lado de los beneficios de tomar una copa de vino a diario; posible desarrollo de cáncer y problemas de hígado en el otro lado. Ante esta perspectiva, es normal preguntarse: ¿Se puede llevar una vida sana bebiendo vino? La respuesta es sí. En el vino están presentes elementos que se sabe que son beneficiosos para la salud, así que es recomendable consumir una copa de vino al día.

4 consejos para una vida sana bebiendo vino

El consumo de vino de forma moderada no tiene por qué ser nocivo para la salud, es más, puede ser incluso beneficioso, si se incluye como parte de un estilo de vida con hábitos saludables.

  1. Llevar una dieta sana y equilibrada. El principal hábito para mantener un estilo de vida saludable es llevar una dieta equilibrada en la que las frutas y verduras tengan un papel protagonista y en la que no falte la fibra. Existen numerosos vinos cuyo maridaje perfecto son ensaladas y guisos. La carne y el pescado son importantes en la dieta, pero hay que elegir piezas magras y reducir la ingesta de grasas animales.
  2. Llevar una vida activa. El deporte realizado de forma regular también contribuye a la salud. No hace falta que sea un deporte extenuante, lo que sí favorece la mejora de la salud es practicarlo de forma regular.
  3. Reducir el estrés en la vida.Tan importante como la alimentación y el deporte es sentirse relajados, evitando el estrés. Una buena forma de hacerlo es disfrutar de reuniones con amigos, de vez en cuando, y acompañarlas de una botella de un buen vino.
  4. Beber vino de forma responsable. El vino puede formar parte de un estilo de vida sano, e incluso puede ser la excusa perfecta para encontrarse con amigos o para disfrutar de una comida en agradable compañía. Aunque siempre hay que ser conscientes de cuánto se bebe –lo recomendable es una copa de vino de 125 ml. al día– y no beber con el estómago vacío.

Así que, sí, es posible llevar una vida sana bebiendo vino. Y, por cierto, aunque siempre se cree que el tinto es el más beneficioso, el vino blanco tiene exactamente los mismos efectos positivos sobre la salud que el vino tinto.

 TAGS:Valenciso Blanco 2016Valenciso Blanco 2016

Valenciso Blanco 2016: un vino blanco de la DO Rioja que contiene garnacha blanca y viura de 2016 y tiene un volumen de alcohol de 13º.

 

 

 TAGS:Pruno 2016Pruno 2016

Pruno 2016: un vino tinto con DO Ribera del Duero con racimos de tinta fina, cabernet sauvignon y tempranillo de la añada 2016 y con 13,5º de alcohol en volumen.

Dejar un comentario 4 consejos para una vida sana bebiendo vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *