Mes: enero 2011

Merlot, una uva suave y elegante como una mujer

Uvas Merlot

La uva Merlot es originaria de Burdeos (Francia).

La Merlot es considerada, tras la Cabernet Sauvignon, la uva más frecuente del mundo. El nombre Merlot proviene de los vocablos franceses ?petit oiseau noir?, que se traducen como ?mirlo?, pequeña ave que se alimenta justamente del jugo de estas uvas, y es por eso que debido a su similitud del plumaje de color azul negruzco de esta simpática ave y las bayas de esta uva, nace el nombre de Merlot.

Gran parte de los vinos más famosos de Francia se elaboran con Merlot, pero debemos decir que en la actualidad también se elaboran vinos con esta cepa en Italia, España y parte de Europa y América del Sur (Chile y Argentina). Los vinos que se producen con Merlot suelen ser de color ?rojo rubí intenso?, un color un poco más claro que Cabernet Sauvignon. El color puede variar ligeramente por la zona, ya que en algunas zonas esta uva suele ser un poco más oscura y por consiguientes los vinos también. Los Merlot más claros suelen ser vinos más livianos.

Los vinos Merlot más oscuros son los más viejos, tienen aromas a moras, cassis, grosellas, violetas, humo, pimiento y a frutos rojos, a veces se les puede sentir toque de canela y clavo de olor. Un Merlot en boca es suave y con muy poca acidez, tienen mucha finura y elegancia, esto se debe a sus taninos grasos que suelen ser muy aterciopelados.  

Conociendo un Merlot

Un vino Merlot se podría definir a la vista como un vino es suave y elegante, de color rubí intenso con tintes violáceos, claro que la edad es un factor importante en su color y suavidad, hecho importante que debemos mantener en cuenta. En nariz sus aroma también son suaves y casi siempre a frutos rojos. En boca la abundante presencia de taninos nos recuerdan a las ciruelas.

El maridaje perfecto

El Merlot es muy versátil a la hora de maridar, puede ser el acompañante perfecto para platos de legumbres, frutos secos, verduras cocidas o asadas; también es un compañero de lujo con carnes de caza resaltando el pato y el conejo. El pescado y el Merlot también combinan bien, sobre todo si el pescado se sirve con salsa, también va bien con guisos livianos. Los quesos ideales para acompañar este vino, son sin duda los semiduros.

Un Merlot debe servirse entre 14 y 16 grados, si el vino lleva mucho tiempo embotellado o en la barrica, y no olvide decantarlo.

Como ves, un Merlot no puede faltar en casa, ya que es su versatilidad y buen sabor, además de la relación que mantiene entre precio-calidad lo hace uno de los mejores vinos del mundo.

Burdeos y sus grandes vinos

Burdeos y sus grandes vinos

Escribir todo sobre Burdeos y sus vinos es casi imposible. Muchos coincidimos que una enciclopedia del tema quedaría probablemente corta, pero intentaremos destacar lo más destacado de su región, sus viñedos y cómo no, sus maravillosos vinos. Debemos empezar diciendo que sus viñedos datan de la época de los romanos, y que la fama de sus vinos es quizá su mejor emblema. También debemos decir que hoy en día sus vinos tienen algunos problemas para llegar a su plenitud, ya que el tiempo le juega en contra y muchos consumidores y comerciantes de estos vinos, no aguardan el debido tiempo, y suelen elegir los llamados vinos del “nuevo mundo”.

Burdeos y sus uvas

Si hablamos de Burdeos debemos empezar por sus uvas. En esta región no pueden trabajar con cualquier uva, sino las que se les permite por la Denominación de Origen. Entre ellas están, en vinos tintos, la Cabernet SauvignonCabernet FrancMalbecMerlot y Petit Verdot. En vinos blancos destacan: SemillonSauvignon Blanc y Muscadelle.

Como  otras tantas regiones de Francia en donde se hace vino, existe una división, y en este caso se trata de un río que divide la zona en dos, el margen izquierdo en donde encontramos a la ciudad cuna del Alto Medoc, en este lado predomina la uva Merlot;  y el margen derecho  en donde encontramos a Saint-Émilion y Pomerol y aquí predomina la Cabernet Sauvignon.

Burdeos y sus vinos

En Burdeos predomina “las ventas en Premier”; éste suele ser el protocolo para vender:

Debemos empezar diciendo que los mejores vinos de Burdeos son caros, pero bien valen su precio por la extraordinaria calidad. Las bodegas suelen vender sus vinos antes de que salgan, es decir que se pueden comprar un año antes, previa valoración tras una cata en las barricas. Esta práctica no se hace con todo el vino, sólo con lo que se denomina “tranches”.

El primer tranche no suele ser muy caro, el segundo eleva su costo dependiendo la calidad del vino.

Los mejores vinos: Los Premier Crus

Entre los mejores vinos de Burdeos podemos considerar cinco de ellos, de los cuales dos de ellos son considerados entre los mejores del mundo. Aquí con vostros los mejores vinos de Burdeos: Château Haut Brion, Château LatourChâteau Lafite Rothschild, Château Mouton Rothschild y Château Margaux.

Ahora que sabemos un poco más de Burdeos  y sus vinos, solo queda probar de la gran calidad de sus vinos y ser parte de esta tradición. ¿Te apuntas?

Un paseo por el Rhône y sus vinos

Vista del RódanoRódano o Rhône (en francés) se encuentra en Francia y tiene una extensión aproximada de 80 mil hectáreas además de tener el río Ródano, uno de los más grandes del mundo. Rhône se divide en dos conceptos que lo definen principalmente: su clima y sus uvas.

En Ródano encontramos dos clasificaciones de jerarquía a lo que vinos se refiere: la Côtes de Rhône y es seguida de Côtes de Rhône Villages. Debemos hacer una aclaración al respecto, ya que una pertenece al norte y la otra al sur de Ródano respectivamente.

El norte del Rhône, sus uvas y sus vinos

Podemos empezar hablando del norte de Ródano, la mayoría de sus viñedos los encontramos en las laderas, hecho que aumenta el costo de la uva, ya que en ese lugar es más difícil vendimiar, además de más lento. La uva más importante de esta zona es la Syrah, esta uva se caracteriza por ser muy potente, así como su color, con mucho tanino y aroma a frutos rojos. Los mejores vinos elaborados de esta uva se pueden envejecer 50 años, es decir son vinos para coleccionistas.

Entre los vinos más famosos de esta región podemos nombrar los de la zona de Hermitage. En los vinos blancos resaltan los de uva Viognier, hoy muy de moda por sus aromas exóticos.

El sur del Rhône, sus uvas y sus vinos

Si hablamos del sur, tenemos que poner énfasis en el clima, que es totalmente distinto, un clima más cálido. En esta zona podemos encontrar en abundancia la uva Grenache (Garnacha), la cual se puede mezclar con más de 12 distintas uvas, también encontramos Syrah pero en menos cantidad que el norte. La uva Garnacha nos da vinos con más alcohol y con poco tanino y menos color, se podría catalogar como vinos “recios”.

De esta zona resaltan el famoso Châteauneuf-du-Pape, un vino que puede elaborarse con hasta 13 uvas, pero predominando siempre la Garnacha, y en algunos casos hechos con el 100% de esta uva. Este vino también es conocido como “El vino del Papa”, ya que el Papa Juan XXII, fue quien mandó a construir el castillo de la ciudad e impulsó el cultivo de la uva en la zona.

Como siempre, la última palabra la tienes tú, ya nos dimos un paseo por Ródano, conocimos un poco de su geografía, sus uvas y sus vinos. Sólo nos queda deleitarnos con alguno de sus famosos vinos.

Accesorios de diseño para amantes del vino

Posabotellas¿Quién dijo que el mundo del vino estaba anticuado? Aquí os presentamos las nuevas gamas de accesorios del vino que dejarán de piedra a vuestros amigos y les animarán a comprar vino:

  • Empezamos con este posabotellas. ¿No es triste dejar la botella encima de la mesa, junto a la barra de pan y la ensalada? Un verdadero amante del vino tiene que ofrecerle a la botella un lugar privilegiado, como corresponde al licor de Baco, y para ello hay que contar con un posabotellas de diseño como el que veis en la imagen. Con la botella inclinada, para favorecer la aireación, pero sujeta de tal modo que impide caídas accidentales, se trata de todo un lujo que vestirá la mesa y hará que los invitados comenten lo elegante que eres.
  • Tapón con fechaEn segundo lugar tenemos un tapón de acero inoxidable con numeración ajustable. ¿Es una combinación? ¿Para que no te roben el vino? ¡No! El vino hay que compartirlo. Este original tapón sirve tan sólo para que puedas anotar cuándo abriste la botella, y que puedas controlar cuánto tiempo hace que abriste la botella. Así no se te pasará ningún vino. Especialmente indicado para Uviners despistados…
  • Lo que no es apto para despistados, precisamente, es el siguiente accesorio. Porque se trata de unos ingeniosos minidecantadores con forma de copa invertida. No, no le des la vuelta a la imagen. Simplemente tienes que destaparlos y servir el vino. Originalmente creador como set de aceitera/vinagrera, se imponen como recipientes de vino, jugando con la forma. Eso sí, por el tamaño del cuello, apostamos que deberás tener bastante paciencia para rellenarlos…
  • Decantador aceiteraEn 4º lugar, tenemos un accesorio ideal de decoración. Ilumina tu vida con un toque vínico. Lo que no podrá negar nadie que visite tu casa es que está ante el santuario de un auténtico wine lover. Unas bombillas con forma de copa que sirven de decoración suficiente en aquellos lugares de la casa en los que no te cabe una lámpara más historiada. Ideal para decorar bares especializados, pero que también pueden cumplir perfectamente su función en el salón de tu casa. ¿No te parecen absolutamente cool?
  • Y, por último, tenemos nuestro accesorio más “serio”. En este caso te presentamos un retiraetiquetas. ¿Qué es un retiraetiquetas? Pues una lámina adhesiva transparente que colocas sobre la etiqueta para retirarla sin que se rompa ni se deteriore en modo alguno.Bombillas

Este retiraetiquetas te permitirá conservar las etiquetas de los vinos que vayas probando, tanto para guardar la referencia de los vinos que te hayan gustado más, como si lo que quieres es empezar a coleccionar etiquetas de vino. ¿Quién sabe lo que valdrá determinada etiqueta dentro de un tiempo?

De esta forma podrás disponer del mejor recuerdo de cada botella, y podrás acceder a la información sobre el vino de la forma más gráfica posible, evitando el peligro de que se deteriore.

En la web del fabricante lo ofrecen como el mejor complemento para el Wine Journal, una suerte de “Diario del Vino”, donde podrás anotar información sobre los vinos que vayas catando, completando así la información con la propia etiqueta. ¿No te resulta trendie, llevar un diario con anotaciones de tus caldos preferidos?

Retiraetiquetas

El retiraetiquetas se vende en lotes de 20, por lo que un sólo lote sirve para iniciar tu colección, y convertirte en un especialista en poco tiempo. Eso sí, recuerda compartir las impresiones sobre los vinos que vayas catando en Uvinum, ¿de acuerdo?

Cuánto vino tomar

Cuánto vino tomar

¿Cuánto vino tomar? Puede ser una pregunta cuya respuesta será casi siempre relativa y circunstancial. Pero podemos tener una idea según la ocasión de cuánto vino tomar. Una de las “reglas” es la de beber 3 copas en una reunión.

Para empezar debes saber esta sencilla ecuación entre la relación copa-botella:

  • Una copa de 125 ml, 6 copas por botella
  • Una copa de 175 ml, 4 copas por botella
  • Una copa de 250 ml, 3 copas por botella

Usualmente se suele empezar con una copa,  la primera, al  llegar a la reunión o fiesta. La segunda copa  de vino se bebe en la entrada de la cena o almuerzo; y la última es para acompañar el plato final o principal. Esto es una recomendación que podría ceñirse más a un protocolo o una regla de etiqueta, pero no está demás tener en cuenta.

También debes tener en cuenta que a veces se empieza con cóctel y el vino viene en segundo lugar, o empezar el brindis con algún cava o champagne, y el vino es reservado para la cena.

Cuánto toma el hombre y cuánto la mujer

El hombre podría decirse que  puede tomar de 3 a 4 copas de vino, y la mujer 2 a 3 copas de vino. No se trata de un tema de machismo o resistencia al alcohol. Se trata de algo simple, la relación que existe entre el alcohol y el tamaño de la persona, cuanto menos tamaño menos alcohol se puede tolerar. Además, parece probado que los hombres metabolizan más rápidamente el alcohol.

Cuánto vino tener

Ahora nos pondremos del otro lado del tema, ¿Al comprar vinos, cuánta cantidad llevarnos? Si somos nosotros quienes seremos los anfitriones, un cálculo fácil es de 25 botellas de vino por 50 invitados. Esta ecuación también es muy relativa, pero creo que le abre una idea clara de cuanto vino tener para una fiesta, ágape, reunión o cena.

El factor vino y grados de alcohol también puede ser determinante al momento de pensar en cantidades. Los vinos suelen tener entre 12 y 13 grados de alcohol. Así que ten en cuenta este detalle al momento de medir cantidades de vino que pienses en beber.

Esta son reglas y medidas que se manejan de distinta manera, es obvio que el límite lo vas a determinar tú. Pero también debes recordar que el consumo responsable de alcohol es un factor determinante para que puedas disfrutar más y mejor  de una velada, de un buen vino y la compañía , y finalmente alejar algún problema de salud y de exceso en tu vida.

Vinos en el 2011

Vino en 2011Si queremos hacernos una idea de cómo va a desarrollarse el mercado del vino en el 2011 hay que tener en cuenta la evolución. El consumo del vino en España sigue bajando, y, en época de pocas alegrías, los productores no pueden dedicar sus esfuerzos a cambiar tendencias, sino a mantener y explotar los nichos que funcionan. ¿Cuál va a ser la tónica de este año 2011?

En primer lugar se pronostica, no sólo en España, sino a nivel global, un aumento del interés por el mercado chino. El interés por los vinos en China ha explotado definitivamente, y es el momento crucial en el que las bodegas que mejor se posicionen ganarán un lugar de privilegio en un mercado que no para de crecer. A veces, llegar primero es más importante que ser mejor, y en este caso, con tanto en juego, las bodegas tendrán que comenzar una carrera en la que otros países (Francia, Estados Unidos) han empezado con ventaja.

Reforzar el mercado autóctono supone un cambio de mentalidad con respecto a la forma de vender vino, acercándose a grupos de población que no comprenden la cultura del vino. Primero se empezó a desarrollar la venta online de vinos, pero ahora, además de comprar vino online, los consumidores apuestan por empresas que sean capaces de mantener una relación continua con sus clientes a través de internet.

Y ante ese panorama no sólo vale con las nuevas web de comercio electrónico social como Uvinum. Uvinum es una herramienta valiosísima de intermediación entre bodegas y consumidores, pero tienen que ser también las propias bodegas las que interactúen con los amantes del vino. Las bodegas, directamente, tienen que preguntarles a sus clientes qué es lo que pueden ofrecerles para que su experiencia con el vino sea lo más completa posible.

Si estamos en la época de la socialización de contenidos, esto es enteramente aplicable a las bodegas productoras. Son muchas bodegas para pocos distribuidores online. Triunfarán en este medio las que más presente estén en la mente de sus consumidores y distribuidores online, y eso significa, además del convencional apoyo comercial, un esfuerzo por promover el branding online.

Y eso es válido para todos aquellos que participan del mundo del vino (blogueros, webs especializadas, prescriptores). Aquel que no sea capaz de entablar una conversación social con su público, puede perder posiciones en las preferencias de los internautas. Los púlpitos de opinión, a la espera de que vengan los lectores, son cosa del pasado. Seguro que este año 2011 traerá novedades importantes en este aspecto, y algunas (esperemos que las más significativas) de manos de las bodegas.

Por último, este parece que va a ser un buen año para romper definitivamente las barreras en lo que al mercado estadounidense se refiere. La visita de Jay Miller a Cataluña es sólo una muestra de lo receptivo que se encuentra el mercado americano, asombrado por la extraordinaria relación calidad-precio de los vinos españoles. Si hasta ahora sólo las bodegas con dinero podían permitirse la aventura americana, ahora son los importadores los que se acercarán a la búsqueda de nuevos descubrimientos, lo que permitirá a las bodegas con menor presupuesto iniciar proyectos de internacionalización a un coste más aceptable.

Como esta prospectiva no puede estar completa sin un debido análisis de riesgos, una amenaza se presenta en el horizonte. Si bien en España, ante la variedad de la oferta de vinos local, los consumidores son reacios a probar vinos extranjeros, a nivel global 2011 puede ser el año de los vinos de Estados Unidos, que se han multiplicado en los últimos años y han aumentado considerablemente su calidad.

El consumidor global está siempre abierto a las novedades, y se hace difícil abstraerse a los vinos del Nuevo Mundo, que vienen avalados por la maquinaria de marketing made in USA.

CSI de los vinos

CSI del vinoLas Universidades de Texas y California están llevando a cabo investigaciones que pueden ayudar, y mucho, a controlar el mundo del vino. En este caso, identificando las uvas que se encuentran presentes en un vino.

De momento, son pocas las variedades con las que se ha probado y siempre en vinos sin crianza, puesto que la detección se hace gracias a compuestos de los taninos que son únicos para distintos tipos de vinos, y no se sabe si la presencia de taninos procedentes de la barrica distorsionaría los resultados.

En España, aunque no deje de ser interesante, la aplicación no deja de ser anecdótica, de cara a los consumidores, porque en España se siguen más las marcas o las zonas de producción que una uva en concreto u otra. En todo caso se podrá utilizar para analizar la competencia, en busca de pequeñas adiciones de otras uvas, o coupages encubiertos.

En Estados Unidos, en cambio, los consumidores eligen los vinos en función de la uva con la que está elaborado, por encima de otras consideraciones como la DO o la marca, la posibilidad de verificar si los vinos están hechos con la uva con la que se publicitan (o no), dará confianza al consumidor y, por tanto, al mercado.

Hoy comienza Enofusión, la Isla del Vino de Madrid Fusión

Madrid FusiónPara los amantes y críticos de la gastronomía estamos a las puertas de comenzar el evento más esperado del año: Madrid Fusión, la Cumbre Gastronómica de mayor prestigio a nivel internacional, el evento gastronómico más dinámico del mundo.  Un escaparate mundial por el que todos los años asoman los mejores cocineros del mundo y las ideas más vanguardistas de la restauración internacional.

Tres jornadas de trabajo que girarán en torno a la gestión dinámica de restaurantes, las nuevas profesiones culinarias, diseñadores de platos, reingeniería de recetas, creatividad, tendencias, etc, y con Singapur y Flandes como áreas gastronómicas invitadas.

Nueve años creciendo gastronómicamente hablando, y ahora llega el turno al Vino. Y es que llevábamos un par de años asistiendo durante los días de Madrid Fusión a diferentes catas organizadas por el ICEX y la UEC. Tenían lugar en una pequeña sala entre el Auditorio y la planta de los stands y sala Polivalente. El Vino salvo esas catas, la presencia de un par de bodegas y el Concurso de Sumilleres Custodio López Zamarra, no tenía mucha más trascendencia.

Enofusión

Sin embargo, este año los profesionales y amantes del vino estamos de enhorabuena. Hoy nace Enofusión, punto de encuentro, cata y exhibición internacional de las principales y más prestigiosas marcas de vinos. Una isla del vino que por primera vez tendrá lugar dentro del espacio exclusivo de Madrid Fusión, con el objetivo de ofrecer un acercamiento más estrecho entre los profesionales de la gastronomía y los mejores vinos del momento.

Enofusión pretende ser ese gran espacio del sector vitivinícola donde se apueste a favor del consumo responsable de vino, de cara a para lograr incrementar el consumo en el mercado interior y, a la vez, favorecer la proyección internacional del vino español.

Enofusión va a contar con un espacio denominado Enobar, un bar en el que poder catar. Los vinos estarán distribuidos en diferentes mostradores e identificados con una ficha de cata que permitirá guiar al profesional sobre las características del vino.

Y, por otro lado, con el Centro del Vino, que llevará a cabo actividades y eventos en torno al mundo del vino y su cultura.

Entre ellas, ponencias como “Integración o atomización empresarial ¿Cuál es el modelo? Con Félix Solís (Presidente de la FEV) o Andrés Proensa; Catas magistrales como la de  “El Vino de padres a hijos” reconocidos enólogos que catarán junto a sus hijos sus propios vinos, o la de los “Grandes de la enología: cara a cara” donde Miguel Angel de Gregorio y Peter Sisseck se “enfrentarán” a Ignacio de Miguel y Alvaro Palacios, respectivamente.

Un punto álgido de Enofusión tendrá lugar con la cata “Los varietales españoles a la conquista de los mercados internacionales” impartida por los dos Masters of Wine de España, Pancho Campo y Pedro Ballesteros, y a la que asistirá el afamado crítico, miembro del equipo de Robert Parker, Jay Miller, con quien Campo ha protagonizado durante la última semana una intensa gira por bodegas de Cataluña y Aragón en la que el estadounidense ha puntuado más de 370 muestras de vino para la revista “The Wine Advocate”.

Gastronomía y Vino

Estoy muy contenta ya que, por fín, el Vino tendrá el lugar que le corresponde dentro del estrellato gastronómico de Madrid Fusión.

Allí estaré a partir de hoy para empaparme de todo lo concerniente a estos dos mundos que tanto me apasionan: la Gastronomía y el Vino.

Si estáis interesados en lo que se va a cocer en Madrid Fusión y Enofusión, muy fácil, síguelo por facebook o twitter.

Facebook:

www.facebook.com/uvinum

http://www.facebook.com/luzdimer

Twitter: @uvinum_es /@luzdimer

Y si tienes alguna pregunta o duda, puedes contactarme a través de facebook y twitter, o escribiendo aquí un comentario.

El consumo de vino en España sigue bajando

Mercado del vinoA medida que se elaboran los informes sobre las cifras generales de venta en el mundo del vino, parece que los ingresos generados en el sector empiezan a remontar el vuelo y salir de la crisis.

Pero al mismo tiempo hay un dato, que no es coyuntural, y que es motivo de preocupación para todos los que participan del negocio del vino: los españoles cada vez consumimos menos vino, un dato que lleva años repitiéndose y que hace que volvamos a situarnos, otro año más, en mínimo histórico.

En 2010 el consumo por persona y año en España fue de 18 litros. Hace 30 años, de más de 50. ¿A qué se deben estas cifras?

La idea comúnmente repetida, en todos los foros sobre la cuestión, es que los cambios en la leyes incomodan a los consumidores, que se abstienen de beber en circunstancias en las que antes no tenían mayor inconveniente: restaurantes, bares, estadios,… Ya sea por la prohibición de dispensar alcohol o por el mayor rigor de las leyes de tráfico, es más difícil encontrar el momento en el que el consumo de alcohol no sea problemático.

Ese pensamiento se sustenta en la idea de que el consumo en el hogar se mantiene firme, y el mayor peso de la caída lo absorben los locales públicos.

¿Pero es esa la única y verdadera razón? ¿Factores exógenos? Durante los últimos años la caída, aunque continuada, no resultaba un problema, porque venía acompañada de 2 cifras positivas que compensaban el descenso del consumo: el aumento del gasto por consumidor (bebemos menos pero nos gastamos más, porque adquirimos más calidad), y las mejoras en las cifras de exportación (el vino español empieza a encontrar su verdadero lugar en el mercado mundial). Y las bodegas, dispuestas a explotar esos nuevos nichos, olvidaron que esos datos representaban una realidad: consumir vino es cada vez menos atractivo para el consumidor español.

Porque en los países de nuestro entorno, con un marco jurídico similar, el consumo de vino triplica los números de España. Hay países como Suiza, sin tradición vinícola, donde se beben hasta 42 litros por persona y año.

Incluso dentro de España, estas medidas antialcohol que tanto “afectan” al mercado del vino parece que no suponen un problema para el sector cervecero, uno de sus referentes más cercanos: mientras hoy se toma más cerveza que hace 30 años, el vino se toma casi un 60% menos. ¿A la cerveza no se le aplican las mismas leyes?

Las bodegas han hecho un evidente esfuerzo de modernización desde la década de los 80 en lo que a procesos, cultivos y calidad se refiere, y todo ello manteniendo un nivel de precios aceptable, pero este trabajo no se ha sabido transmitir al consumidor final, que es el que decide en qué se gasta su dinero.

Y es que para el consumidor existen muchas otras alternativas con las que disfrutar de su ocio. Alternativas con las que parecen disfrutar más y con las que no necesitan estar “iniciados” para disfrutar. ¿Qué olfato hay que “educar” para disfrutar de una cerveza fría con los amigos? ¿Qué indicaciones hay que recibir para “catar” un whisky y decidir que te gusta más – o menos – que el que tomabas antes? ¿Están los fabricantes de whisky preocupados en difundir el retrogusto de sus marcas, o en ofrecer una imagen de disfrute y placer?

Una de las alternativas de ocio que más adeptos ha ganado en los último años es la práctica del pádel. Es fácil de jugar, el alquiler de una pista es barato, no hace falta reclutar a un equipo entero, es divertido, no necesita una gran inversión inicial, ni siquiera un curso de aprendizaje… Alquilas una pista, quedas con un amigo, pides una raqueta, y a jugar.

A medida que disfrutas del juego, te esfuerzas por aprender, te compras tu propia raqueta, pides consejo para mejorar tu juego,… Ahora piensa un momento: si para jugar al pádel hiciera falta tomar clases, reservar un estadio, gastarse el dinero en material, y leer un manual sobre los tipos de raquetas y pelotas, ¿se habría desarrollado este deporte como lo ha hecho en España? Rotundamente no. El pádel triunfa porque es accesible a todo el mundo, como lo es la cerveza. ¿Y el vino?

El vino ha tomado el camino opuesto. Las bodegas se han empeñado en ganarse el favor de los entendidos, de los críticos internacionales, de los grandes “connoisseurs”, aquellos prescriptores que les ofrecían más garantías de ganar cuota de mercado (aunque cada vez el mercado fuera más pequeño), en lugar de luchar por ampliar ese mercado. Y se han olvidado del que sólo quiere tomarse una copa de algo que le guste, sin pensar en nombres o en tipos de vendimia. Y en esa batalla se ha perdido la oportunidad de hacer del vino algo accesible, al alcance de todos, del que todos pueden disfrutar. Se han perdido miles de posibles consumidores a los que hacer vibrar, en lugar de exigirles respeto por las valoraciones de tal o cual guía.

Los jóvenes de 20 a 30 años, que algún día serán los grandes prescriptores de vino, no tienen el más mínimo interés, por lo general, en comprar vino. Se trata de un snobismo rancio de ricos aburridos. Todos los que amamos el vino entendemos que esa es una impresión errónea, pero, si alguien se está esforzando por cambiarla, sus resultados no están siendo espectaculares, precisamente. No hay frescura en el mundo del vino, no hay originalidad en la publicidad online, ni feedbacks divertidos en televisión. Sólo puntuaciones, notas de cata para expertos y disertaciones sobre terruños y pluviometría. Divertidísimos para el entendido, pero ¿no se pueden establecer otros niveles de comunicación?

Propongamos, simplemente, disfrutar del vino. Propongamos el vino como acompañante ideal de buenos momentos, de ratos de diversión, de experiencias excepcionales, sensuales, entrañables. Dejemos que sea el vino el que hable. Y al que quiera más, le ofrecemos herramientas para aprender. Para seguir el camino. Pero que conocer no sea requisito imprescindible para disfrutar. O seguiremos hablando del pasado.

Los tipos de vinos españoles

Vinos de España

En Europa la producción de vino es muy vasta. Alemania, España, Francia e Italia son sus mayores y más importantes representantes, el orbe entero puede disfrutar sus distintos vinos. Pero los vinos españoles merecen una mención especial, no sólo por su reconocida calidad o su gran historia en el mundo del vino, sino también porque su tradición y amor por esta bebida lo convierten en uno de los mejores del mundo. Acompáñanos a conocer más a los vinos españoles.

La denominación de origen que aparece en las etiquetas de los distintos vinos no se refiere únicamente a la geografía, es decir, en dónde se hizo, y en los vinos toma una relevancia más importante aún, porque muchas veces es determinante para su calidad y probablemente no exista otro igual en todo el mundo. Conozcamos los principales tipos de indicaciones de calidad del vino de España.

Hay que recordar que España tiene una mayor área de viñas que Francia e Italia, pero su producción es menor, y eso debe ser síntoma de la preocupación de la calidad ante la cantidad.

Teniendo el conocimiento de la indicación de calidad de un vino nos podemos acercar más a él y la historia que tiene detrás, pero eso es solo el principio, se combinan otros factores como el envejecimiento, la elaboración, la tradición, la tierra,… 

  • Denominación de Origen (DO): Estos vinos se caracterizan por el medio geográfico donde fueron producidos, elaborados y transformados, excepto la de Cava. Existen poco más de 60 DO’s, es una de las categoría más extensas de todas. También se suelen conocer como DOP (Denominación de Origen Protegida)
  • Denominación de Origen Calificada (DOC): Con al menos 10 años desde su reconocimiento como “Denominación de Origen”, incluye más limitaciones que la DO, como que las bodegas inscritas sólo elaboren vino con derecho a ser etiquetado bajo la DOC, o que los vinos pasen controles físico-químicos y organolépticos.
  • Vinos de Pago: Esta es una categoría relativamente nueva, se refiere básicamente a viñedos individuales que están fuera del sistema DO, porque las características de la finca son diferentes de las demás de su entorno. Pero esto no quiere decir que estos vinos carezcan de  calidad. Otro dato importante es que no muchos viñedos obtienen esta calificación.
  • Vino de la Tierra (VdlT): Estos vinos son reconocidos por su calidad, entre los que más destacan están los de la Tierra de Castilla y los de Castilla y León.
  • Vinos de Calidad Producidos en Regiones Determinadas (Vcprd): La descripción sonaría redundante, ya que en su propio nombre lo explica claramente.
  • Vinos de Mesa: Estos se ubican en el último escalón de las categorías, pero eso no quiere decir que carezcan de importancia o calidad, es uno de los vinos más bebidos por su relación calidad-precio.