Los 10 mitos del vino

Mitos y leyendas urbanas nos engañan continuamente. Hasta la degustación de París en 1976, el mito de que Francia era el único país que podría producir vinos de alta calidad vivía en la mente de enófilos. Aunque es posible que te rías de los mitos que siguen a continuación, algunas personas todavía están engañadas por ellos. Vamos a tratar de aclarar las cosas.

Mitos del vino

10. La fruta utilizada para describir el vino fue utilizada al hacerlo
A menos que estés comprando un vino elaborado con una fruta distinta de las uvas, está hecho a partir de la variedad de uva en la etiqueta, y no a base de las frutas que se utilizan para describirlo (por ejemplo, cereza negra, fresa, kiwi). Es comparable a los sabores artificiales, es decir, tienen un sabor similar a lo que se copian, pero no contienen el ingrediente real. Así que cuando veas “toques de frambuesa, cereza y vainilla” en la etiqueta, el productor simplemente describe cómo sabe el vino en similitud a estos componentes, que no fueron realmente utilizados en la producción del vino.

9. Se necesita una copa de vino diferente para cada tipo de vino
De nuevo, este es un mito que fue desacreditado hace mucho tiempo. Necesitas un vaso en forma de tulipán o una copa con los extractores hacia la parte superior para concentrar el aroma en tu nariz, pero las formas distintas de colocar el vino en las diferentes áreas de la lengua o para airear el vino más rápido no son necesarias. ¡Consigue un buen conjunto de copas (Riedel Ouverture Vino tinto, Zinfandel o unas sin tallo O Riedel) y guarda el espacio en tu armario!

8. No puedes envejecer vinos sellados con un cierre distinto
De hecho, los datos muestran que los tapones de rosca, o twist-off como se llaman a veces, son más consistentes en el sellado de vino que el corcho. Un estudio, citado en la revista Wine Spectator de 31 de marzo de 2005 en las páginas 59-60, encontró que los tapones de rosca permiten 0,001 centímetros cúbicos de oxígeno por día en promedio, frente a los tapones que permitían de 0,1 a 0,001 centímetros cúbicos de aire entrar en una botella de vino. De hecho, ¡7 de las 35 botellas selladas con corcho permitieron 0,1 cc! Eso significa que los twist-off son más coherentes y dejan entrar menos oxígeno con el tiempo, lo que resultaría en más envejecimiento de botellas. A la industria del corcho le gustaría que creyeras lo contrario, pero no lo compres, las tapas roscadas están aquí para quedarse y no tendrás problema en dejar que estos vinos envejezcan.

7. Burdeos, Borgoña, Champaña, Jerez y Porto son las variedades de uva
Gracias a un sistema de etiquetado confuso desde Europa se trata de un error común que hacen los consumidores de vino. Ciudades de Francia, España, Italia y Portugal, entre otros, limitan la producción de variedades de uva en su área. Para que una bodega reciba la aprobación legal y la etiqueta de su vino, ha de hacerse en la forma que manda la organización que supervisa la producción allí. Eso significa que “champán” no es una variedad de vino, sino el lugar donde se hace un poco de vino espumoso. ¿Quieres hacer un vino no espumoso en la región de Champagne y llamarlo Cabernet Sauvignon escribiéndolo en la etiqueta? No se puede. Lo mismo con el Burdeos, que es una mezcla de diferentes variedades de uvas rojas, Borgoña, que es principalmente a partir de Pinot Noir, y el Porto, que se hace de diferentes variedades de uva roja y blanca.

6. Maridar el vino blanco con pescado o pollo y el vino tinto con carne roja
Aunque esta es la respuesta más común a “con qué vino debería emparejar los alimentos”, es incorrecta. La mejor forma de maridar la comida y el vino es por análisis de los sabores de la comida y los sabores del vino. Por ejemplo, si vas a asar el pescado de la temporada con un poco de sal, limón y mantequilla, decidirte por un Sauvignon Blanc agradable con notas de cítricos, o un Chardonnay con sabores a mantequilla sería un gran trabajo. Sin embargo, si el salmón será cubierto con salsa de zarzamora, sería más adecuada la elección de un vino tinto afrutado como un Pinot Noir, Merlot, o incluso un Syrah. Lo mejor que puedes hacer es leer la descripción de la etiqueta de los vinos y luego emparejar con su semejante. También es útil comprender que los vinos con taninos firmes funcionan mejor con platos salados, o que los vinos ácidos necesitan de un plato con un poco de ácido, o que la comida picante cómo funciona mejor es con vinos con un poco de azúcar residual y no un nivel elevado de alcohol. Sólo recuerda que no hay reglas estrictas y rápidas para esto.

5. Los amantes del vino son snobs
Sólo las personas que viven en Napa o de Burdeos son… No, estoy bromeando. En realidad, los amantes del vino más serios son los estudiantes del mismo y tienen los pies en la tierra. Es la gente que enmascara la ignorancia con arrogancia la que tiene que vigilar. Los verdaderos amantes del vino continúan apasionadamente su educación vinícola, y están dispuestos a compartir sus conocimientos y una copa con cualquier persona interesada.

4. Puedes discernir la calidad del vino mirando las lágrimas que deja en la copa
Agitas tu copa, la dejas reposar y observas que una fina capa transparente se ha pegado en el interior del cristal, y comienza a gotear hacia abajo. Algunas veces conocido como las lágrimas, se trata simplemente de una pequeña cantidad de alcohol y agua que se adhiere a la superficie del vidrio, entonces el alcohol se evapora y el agua gotea de regreso al interior de la copa ¿Por qué? El agua es un componente principal del vino y el alcohol se evapora mucho más rápido, así que cuando dejas la copa, el alcohol se evapora y la tensión superficial del agua aumenta provocando la formación de gotas de agua de las que toma el control la gravedad. Esto no es una medida de la viscosidad o la calidad del vino, así que no te preocupes.

3. Beber vino tinto a temperatura ambiente, y los vinos blancos refrigerados
Aunque esta idea no es necesariamente mala, la interpretación casi siempre lo es. Muchos ven esto como que se debe dejar el vino tinto en el mostrador para que pueda llegar a la temperatura ambiente actual, y que el vino blanco hay que abrirlo recién sacado de la nevera. La verdadera idea detrás de la temperatura ambiente para el vino tinto estaba a unos 60 grados Fahrenheit, la temperatura típica de una “sala” cuando se popularizó este dicho. Muchos profesionales están de acuerdo, la mejor manera de disfrutar del vino, si no tienes el lujo de un dispositivo de almacenamiento con temperatura controlada, es poner tus vinos tintos en la nevera durante unos 5 a 15 minutos antes de consumir, los vinos blancos alrededor de 20 – 30 minutos. Si almacenas tu vino en la nevera, sacar los blancos durante al menos 15 minutos antes de servir, los tintos, al menos 30. Una vez más, no es una ciencia exacta, pero en general está buscando alrededor de 60 grados Fahrenheit en un tinto, un poco inferior para un blanco, y todavía un poco más frío para todo lo espumoso. Algunos sostienen que los matices no se observan en los vinos blancos que están demasiado fríos, lo cual es cierto.

2. Todos los vinos mejoran con la edad
En realidad, un número muy pequeño de los vinos tienen la estructura adecuada para soportar el envejecimiento. La mayoría de los vinos se hacen con la intención de abrirse dentro de pocos años. La pequeña cantidad de vinos que reunen la mayoría de trofeos de la prensa son los que se han construido durante más tiempo de envejecimiento, y la mayoría de la gente ni siquiera compra estos vinos. Así que si has estado guardando Zinfandel blanco desde hace 10 años porque crees que es cada vez mejor, puede ser que desees reducir tus pérdidas ahora. (¿Puedes decir Re-regalo?)

1. Oler el corcho en un restaurante te dirá si el vino es malo
El corcho huele a… bueno, a corcho, y no te dará una indicación de la calidad del vino. Es el vino el que desea el olfato, el corcho sólo se ofrece para un examen rápido. ¿Qué debes estar buscando cuando el mesonero te muestra el corcho? Si estás comprando una costosa botella, la cosa más importante que se quiere evitar es el fraude, y si estás en un restaurante de renombre, que van a comprar de fuentes confiables, pero de nuevo, esta es sólo una precaución. ¿Aparece el nombre de la bodega, el logotipo o información de otras marcas en el corcho? ¿El corcho ha sido dañado, comprometido, permitió la filtración de alguna manera? ¿Si es una botella más cara, el año estampado en el corcho coincide con la cosecha del vino?

Hoy te enseñamos 2 vinos que rompen cualquier mito:

 TAGS:Mauro 2013Mauro 2013

Mauro 2013

 

 

 TAGS:Aalto 2013Aalto 2013

Aalto 2013

 

 

Vía: TopTenz

Dejar un comentario Los 10 mitos del vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *