Aprender a oler un vino

Oler el vinoUno de los sentidos presentes en la degustación de un vino es el olfato. Este sentido del olfato debe ser entrenado para que la fase olfativa de los vinos en la degustación sea satisfactoria, no es algo que se logre con tan sólo ser un aficionado y oler un par de vinos. Dado que la única forma de entrenarse es oliendo una y otra vez, es importante saber cuáles son los aromas que debemos tener en mente para practicar, y a partir de ello practicarlos una y otra vez.

La mayor parte de los olores que se deben experimentar están presentes en nuestra vida diaria, por lo que el entrenamiento no tiene por qué ser algo complicado, en realidad es muy fácil si se tiene constancia y concentración: solamente prestar atención a lo que podemos oler en casa, al aire libre y principalmente en la cocina.

No debemos olvidar que en una inspiración normal se sienten los aromas, pero muy diluidos, por esta razón lo más conveniente es realizar inspiraciones largas y profundas, y prestando mucha atención. Además es importante no repetirlas más de 2 ó 3 veces, para no fatigar el olfato. Les dejamos para comenzar con esta práctica guía de los diferentes olores que debemos poder reconocer. ¡Así que a entrenarse!

  • VinoLos olores esenciales: a este tipo de olor lo clasificaremos en químico, floral, frutal y vegetal en general, se deben incluir en estos últimos las hierbas y especies.
  • Los olores químicos: serán el ácido acético (vinagre), acetato de etilo (esmalte de uñas y quitaesmalte), diacetilo (aroma de la margarina, muy similar al de la manteca), anhídrido sulfuroso (se asemeja a huevos podridos), alcohol etílico o etanol.
  • Los olores florales: rosa, violeta, jazmín, geranio, azahares cítricos, bastante bien identificables entre sí.
  • Los olores frutales: manzana verde y roja, durazno, pera, limón, pomelo, ananá, frutilla, banana, uva, ciruela, cereza, todos ellos en la fruta fresca y luego de cocida.
  • Los olores vegetales: ajo, cebolla, pimiento rojo y verde, espárrago, aceitunas verdes y negras, hongos, pasto recién cortado y seco, eucaliptus.
  • Por último, los olores de hierbas y especias: canela, clavo de olor, pimienta, menta.

Dejar un comentario Aprender a oler un vino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *