10 cócteles para tumbarse en la toalla y mirar las nubes

En primer plano vemos un vaso de cóctel. El primer plano contrasta con el segundo plano, imagen de arena y playa desenfocadas.

Estamos en el cénit del verano. Muchos ya estáis disfrutando de unas merecidas vacaciones. Otros quizá justo la habréis comenzado coincidiendo con la festividad del 15 de agosto y otros, pobres vosotros, ya las habréis terminado. Pero por suerte, aún nos quedan días para disfrutar del sol y de los baños en la playa o la piscina antes de que el otoño se nos eche encima. ¡Todavía tenemos mucho verano por delante!

Por ello, te compartimos hoy diez cócteles para beber en la piscina o en la playa. Son refrescantes, sabrosos y pensados para holgazanear, que es lo que más apetece cuando se está de vacaciones o apurando las horas libres del día.

Cócteles sin alcohol para la piscina o la playa

Si hace tiempo que no tomas un trago, mejor opta por uno de estos cócteles sin alcohol. Porque, aunque nuestras propuestas de cócteles con alcohol están pensadas para que no te dé un soponcio bajo el sol, prevenir es de sabios. ¿Cuál de ellos te apetece más?

1. Café Frappé

Ingredientes:

  • Un café espresso frío
  • 150 ml. de leche fría
  • Tres o cuatro cubitos de hielo
  • Un cucharada de cacao en polvo
  • Azúcar al gusto
  • Nata montada

Preparación:

  1. Bate o licua el café, la leche, el hielo y el azúcar.
  2. Sirve en un vaso frío con la nata montada y el cacao a modo de decoración.

2. Piña colada sin alcohol

Ingredientes:

  • 2 tazas de jugo de piña
  • 2 bolas de helado de ron con pasas
  • 8 gotas de crema de coco
  • 4 rodajas de piña
  • 4 cerezas marrasquino

Elaboración:

  1. Licua el jugo de piña, la crema de coco y el helado.
  2. Guarda la mezcla en el refrigerador hasta el momento de servir.
  3. Decora cada copa con las rodajas de piña y las cerezas.

3. Sangría sin alcohol

Ingredientes:

  • 4 tazas de zumo de uva blanca
  • 1 taza de zumo de pomelo rosa
  • Media taza de zumo de limón
  • 750 ml de agua mineral con gas
  • Gajos de pomelo rosa
  • Hielo

Preparación

  1. En una jarra grande, mezcla los tres jugos. Refrigera.
  2. Antes de servir, agrega las rodajas, el agua mineral con gas y el hielo.

4. Smoothie de sandía, manzana y plátano

Ingredientes:

  • Una tajada de sandía
  • Media manzana
  • Medio plátano
  • Hielo

Preparación:

  1. Pela y corta la fruta.
  2. Bátela, añade el hielo y vuelve a batir.

5. San Francisco

Ingredientes:

  • Zumo de naranja, limón, piña y melocotón
  • Zumo de granadina
  • Azúcar y una rodaja de naranja para decorar

Preparación:

  1. Empapa el azúcar con un poco de zumo de granadina y escarcha el borde de un vaso de tubo.
  2. Mezcla a partes iguales los zumos de naranja, limón, piña y melocotón y vierte la mezcla en el vaso.
  3. Añade un chorro de zumo de granadina y decora con una rodaja de naranja.

Cócteles con alcohol para la piscina o la playa

Aquí te proponemos unos cuantos cócteles con un poco de chispa, pero sin pasarse. ¡Tienen la medida justa para evitar que se te suban a la cabeza!

6. Michelada

Ingredientes:

  • 120 ml de cerveza Pale Ale
  • 120 ml de zumo de tomate
  • 15 ml  de zumo de lima
  • 1 cucharadita de salsa picante
  • 1/2 cucharadita de sal de apio
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 de cucharadita de togarashi (opcional)
  • Sal

Preparación:

  1. Escarcha el borde de un vaso de whisky con sal.
  2. Llena con hielo.
  3. Añade todos los ingredientes excepto la cerveza y mezcla.
  4. Completa la capacidad del vaso con la Pale Ale.
  5. Sirve de inmediato.

7. Paradise

Ingredientes:

  • 2 medidas de ginebra
  • 1 medida de licor de albaricoque
  • 1 medida de zumo de naranja
  • Hielo

Preparación:

  1. Mezcla los ingredientes con el hielo en una coctelera y agita.
  2. Sirve en una copa de cóctel decorando con una guinda roja.

8. Rebujito

Ingredientes:

  • 2 partes de vino Manzanilla
  • 1 partes de gaseosa
  • Hielo picado

Preparación:

  1. Mezcla los ingredientes en una jarra y sirve de inmediato.

9. Mojito rosé

Ingredientes:

  • 4 fresones
  • 25 ml de ron de caña
  • 1 cucharada sopera rasa de azúcar moreno.
  • 1 Lima
  • Hojas de Menta o Hierbabuena
  • Soda o Seven-Up
  • Hielo

Preparación:

  1. En una coctelera mezclamos el azúcar, la menta o hierbabuena, las fresas y el zumo de lima.
  2. Lo machacamos todo y añadimos el ron.
  3. Agitamos, añadimos hielo picado y vertemos en una copa.
  4. Llenamos el resto de copa con soda o Seven-Up y decoramos con una fresa o una rodaja de lima.

10. Sangría de cava

Ingredientes:

  • 2 naranjas
  • 4 limones (o el zumo de ambos)
  • 1 botella de cava
  • 1 melocotón
  • 6 fresas
  • Azúcar al gusto
  • Cognac
  • Abundante hielo

Preparación:

  1. Exprime los cítricos, trocea el resto de la fruta, mezcla y enfría.
  2. Mezcla el zumo con el cava y una cucharada de cognac por copa que vayas a preparar.
  3. Añade el hielo en el último momento.

Ahora solo te queda gozar de estos deliciosos cócteles y de los días de sol que aún nos quedan. ¡Salud y feliz verano!

 TAGS:Gramona Argent Rosé Extra Brut Gran Reserva 2012Gramona Argent Rosé Extra Brut Gran Reserva 2012

Gramona Argent Rosé Extra Brut Gran Reserva 2012

 TAGS:Mumm Cordon RougeMumm Cordon Rouge

Mumm Cordon Rouge

El mejor ron para un mojito

 TAGS:undefinedEl mojito es uno de los cócteles con más éxito, y sin duda el más famoso de los elaborados con ron. Sin embargo, ni los expertos en cócteles se ponen de acuerdo en sus ingredientes: lima o limón, azúcar blanca o morena, menta o hierbabuena, agua con gas o tónica,…

Y eso sin hablar de las nuevas variantes del mojito, con fresas, licor de café, chocolate, sandía, pippermint,… las combinaciones posibles son casi infinitas, así que ¿cómo elegir el mejor ron para el mojito?

Un ron para cada mojito

Lo primero que tienes que pensar es qué sensación pretendes conseguir con tu mojito, si quieres un mojito refrescante, o más dulce, ácido, goloso o cálido, etc. Los ingredientes y sus sabores marcan el estilo de tu mojito, y el ron tiene que servir de hilo conductor, porque es el ingrediente principal. A continuación te sugerimos algunos rones según el sabor de tu cóctel:

  • Mojito amargo: Es el mojito en el que predominan los aromas y sabores de ingredientes como la tónica, la ralladura de lima o limón, la angostura, o algo más fuerte como el tequila. Son los mojitos más originales, porque no es la idea clásica del mojito, pero ese toque de amargor hace que la combinación resulte mucho más refrescante. En este caso, si quieres acentuar el toque amargo, deberías utilizar un ron blanco con aromas muy ligeros, como el ron Bacardi. Ten en cuenta que el ron es uno de los destilados más dulces y que, por lo tanto, cualquier ron con más sabor podría hacer que el resultado perdiera su amargor.
  • Mojito goloso: Son los mojitos en los que los que los sabores principales son dulces, como el jarabe o puré de frutas rojas (desde la fresa hasta la granadina), el chocolate, el maracuyá, los higos o incluso un chorro de un cava dulce. Son mojitos que, si se acompañan de un ron muy dulce pueden resultar excesivamente empalagosos, pero sí que necesitan un ron con mucho cuerpo, para no perder consistencia. Una de las mejores opciones es el ron Barceló, un ron profundo y lleno de matices.
  • Mojito ácido: El mojito original es una excepcional combinación del amargor del agua con gas o la soda y la acidez de la lima o limón. Es fresco y muy divertido. En el caso del mojito ácido se puede cambiar la soda por agua sin gas, o añadir trozos de piña, pomelo y otras frutas tropicales ácidas. Aquí viene muy bien tanto un ron dulce para ahorrarnos el azúcar, como un ron blanco potente. Un candidato ideal es el Bacardi Limón, especialmente pensado para este tipo de mezclas.
  • Mojito especiado: Este tipo de mojitos son muy apreciados en los países de ámbito no hispano, donde tienen más fama los rones de las colonias -antiguas o actuales- inglesas o francesas, como Bermudas, Martinica o Jamaica. Se puede usar la pimienta, el enebro, el jengibre o el café, en lugar de la hierbabuena y macerados con el zumo de cítricos. En estos casos cualquiera de los rones de Captain Morgan dará la cara con solvencia, y te ayudará a sorprender a tus amigos.

¿Ron blanco o ron dorado?

Quizá ya lo sepas, pero por si acaso… Existen dos grandes tipos de ron: el ron dorado, que se envejece en barricas de roble, y el ron blanco, filtrado a través de carbón y que da como resultado este destilado incoloro.

Así, el ron dorado, al pasar más tiempo en barrica, se vuelve algo más suave de sabor. El color, en cambio, se irá oscureciendo a medida que vaya envejeciendo dentro de la madera. Por contra, el ron blanco, al pasar menos tiempo en barrica, suele ser más fuerte, habiendo incluso quien lo comercializa directamente después del proceso de destilación.

Historia del mojito

Antes de llegar a tan vasta cantidad de tipos de mojitos hubo alguien que inventó esta bebida.

El cóctel más famoso del verano tienen sus orígenes en algún momento del siglo XVI, época en la que el corsario de origen uruguayo Silvio Suárez Díaz, atizado por el aburrimiento que provoca la soledad en alta mar, dio a su tripulación una mezcla que más adelante sería bautizada como Draquecito por el pirata Francis Draque. Este cóctel consistía en aguardiente diluido en un poco de agua, algo de limón para combatir el escorbuto, unas hierbas aromáticas como la menta y un poco de azúcar, que suavizaba el sabor y ayudaba a digerir la mezcla.

Cuando, un siglo después, se dio con la fórmula de destilación del ron, éste pasaría a sustituir el aguardiente, dando como resultado ahora sí nuestro tan preciado mojito.

Consejo extra

Estas son algunas de nuestras sugerencias, pero si lo que te gusta es un mojito tradicional, aquí tienes 2 rones con los que hacer unos mojitos de auténtico lujo. ¡Disfrútalos!

 TAGS:Ron Barceló AñejoRon Barceló Añejo

Ron Barceló Añejo: ideal para tomarlo solo con hielo o combinado.

 

 

 TAGS:Brugal AñejoBrugal Añejo

Brugal Añejo: un ron Dorado originario de República Dominicana con 38º de grado alcohólico

 

 

Imágenes: Andrés Nieto Porras

4 consejos para maridar vinos y helados

Cómo maridar vinos y helados

Aunque parezca mentira, el vino y los helados se llevan bien, mejor de lo que muchos pensamos. De hecho, es un interesante ejercicio sensorial gracias al contraste entre el punto cálido que siempre ofrecen las bebidas con alcohol y lo frío del helado. ¡Qué diferencia hay entre un sorbo de vino tras haber probado una porción de queso cremoso y entre un sorbo de vino tras una cucharada de helado de fresa!

Si piensas en ampliar tu propuesta para maridar vino y postres, te proponemos varios consejos para elegir bien los vinos para tomar con helados. Apunta y prepárate para disfrutar de nuevas sensaciones gastronómicas.

1. Taninos, ¿para qué os quiero?

Los principales perjudicados del frío son los taninos. Por lo tanto, es mejor evitar los vinos tintos y maridar los helados con vinos blancos o rosados. El maridaje de vino y helados supera casi todas las barreras excepto la de los taninos, que quedan excluidos de este nuevo abanico de sensaciones.

2. Blanco y en botella…

Muchos de los helados que tomamos son elaborados a partir de leche, y la mayoría de preparaciones lácteas se adaptan mejor al vino blanco. Así, pues, escoge vinos blancos para los helados que lleven leche.

3. Los polos opuestos no se atraen

Los helados con leche son también más dulces (tienen mucho azúcar). ¿Cómo neutralizamos el exceso de azúcar? Con más azúcar. Los mejores vinos para maridar con helados dulces son los vinos dulces tipo Jurançon o Sauternes, o del Loira, o incluso los Tokaj de Hungría. Suelen ofrecer una bella vivacidad sin quedar anulados.

4. Sorbetes que tan bien nos hacéis

Es probable que, después de una copiosa comida en el chiringuito, prefieras un sorbete a un helado cremoso. En tal caso, disfruta doblemente de él maridándolo con un vino rosado, ya que aportará la vivacidad necesaria para equilibrar la suavidad del sorbete. Además, sus aromas frutales amplificarán los del sorbete, ofreciéndonos una explosión de frescura y suavidad encantadora.

 TAGS:Tokaj Oremus Aszù 3 Puttonyos 50cl 2011Tokaj Oremus Aszù 3 Puttonyos 50cl 2011

Tokaj Oremus Aszù 3 Puttonyos 50cl 2011:  un vino dulce de Tokaj con uvas de las cosecha de 2011 y con un grado alcohólico de 12.5º.

Cavas ‘Ice Friendly’ (o cómo celebrar el verano con hielo en el vino)

Vinos para beber con hielo

Calor. Lo de estos días se llama calor. Así que si pensamos en vinos… Bueno, es probable que los tintos así con más cuerpo y más madera se queden esperando en la bodega a tiempos mejores. O, en todo caso, a tiempos más frescos. Ahora es tiempo de blancos, rosados, tintos ligeros y espumosos. Pero, sobre todo, es momento de dar salida a esa nueva tendencia en cavas elaborados para tomar con hielo.

Para algunos es un sacrilegio. Para otros una auténtica sensación. Como no vamos servidos de polémicas, añadimos otra más al saco. La cuestión es ver si gustan o no, y hablar con conocimiento de causa (es decir, habiéndolos probado). Así que aquí te dejamos un lista con algunos de los vinos para beber con hielo más destacados de Uvinum.

Ahora es momento de que te sumes a la moda de los vinos con hielo… O, al menos, a opinar sobre ella con conocimiento de causa. ¡Salud!

 

 

 TAGS:Freixenet Ice RoséFreixenet Ice Rosé

Freixenet Ice Rosé es un cava con assemblage creado especialmente para disfrutarlo con hielo en copa de balón. Tiene aromas intensos a frutas del bosque, frambuesas, endrinas y fresas. En boca también hay notas anisadas y especiadas. En el final se muestra fresco, elegante y goloso. Ideal para tomar con postres de masa de hojaldre, helados de frutas o quesos cremosos.

 TAGS:Freixenet IceFreixenet Ice

Freixenet Ice en este caso, el hermano blanco del rosé es un perfecto acompañante de otras bebidas para conformar cócteles de categoría. En él destacan los aromas de melocotón, pera madura, flores y un toque de frutas tropicales. En boca es cremoso, dulce y muy largo. Ideal para cócteles o para tomar simplemente con fruta en una deliciosa tisana.

 TAGS:Anna Ice Edition RoséAnna Ice Edition Rosé

Anna Ice Edition Rosé es un cava semiseco que se elabora a partir de Pinot Noir y Chardonnay. Tiene una enorme intensidad aromática donde predominan los frutos rojos, la fresa y la cereza. En boca es delicado y expresivo, con una buena acidez que aporta frescura y largo final. Para disfrutarlo al máximo, puedes acompañarlo de tarta Sacher o, en el aperitivo, con un poco de hielo.

 TAGS:Anna de Codorniu IceAnna de Codorniu Ice

Anna de Codorniu Ice es perfecto para tomar en cualquier momento del día… o de la noche. Despuntan sus aromas a primavera y a flores blancas, frutas de hueso y almendro. En boca es denso, fresco y vital. A diferencia del rosé, que quizá sea mejor opción para aperitivos y postres dulces, esta versión puede acompañar perfectamente toda la comida

India, un mercado con mucho futuro para el vino

La India es un país emergente con un gran futuro prometedor en muchos sentidos. Y para el vino también. Así lo vaticina un informe reciente sobre el mercado del vino en India, realizado por Wine Intelligence en colaboración con Sonal Holland, la única Master of Wine de este país. El estudio lo equipara a China.

Potencia económica mundial

Una de las razones es que la India hace años que emerge como una fuerte potencia económica mundial y esto la hace atractiva para el mercado de exportación del vino. A eso le hemos de sumar que en el país viven 1.300 millones de personas, siendo el segundo más poblado del mundo.

Importaciones

India importó alrededor de 475.000 cajas de vino en los últimos 12 meses hasta marzo de 2017. Mientras que el país cuenta con más de 300 importadores de vino. Y todo esto a pesar de los impuestos elevados a los vinos importados, con aranceles de importación de vinos superiores al 152%.

Mucha gente joven

Otro síntoma de optimismo es que la población del país es relativamente joven, puesto que tiene más de 800 millones de personas menores de 35 años. Esto hace entrever que van a ser consumidores exponenciales en unos años.

Más vino producido

Aunque otras bebidas ocupan realmente las gran parte de las ventas de la India, no hace mucho que se está produciendo vino de manera local. Este hecho despierta el interés de los habitantes por el consumo de vino. Es más, el estudio manifiesta que, entre 2010 y 2017, la industria india del vino registró una tasa de crecimiento anual compuesto de dos dígitos de más del 14%, por lo que es la bebida alcohólica de más rápido crecimiento en la India.

Mumbai, ciudad de vino

El estudio también pone de manifiesto que las ciudades es donde más vino se bebe. Concretamente, Mumbai representa el 32% del consumo total de vino en la India, seguido por Delhi NCR y su suburbio tecnológico Gurugram con un 25%; Bangalore 20%; y Pune e Hyderabad con 5% y 3% respectivamente.

Más estudios sobre el tema

Tales investigaciones están demostrando el interés creciente por el mundo del vino en la India. Pero hay más porque durante este año 2018 se prevé un análisis más exhaustivo y en profundidad del consumidor de vinos de la India.

 

 TAGS:Semele 2015Semele 2015

Semele 2015

 

 

 TAGS:Juan Gil Etiqueta Plata 2015Juan Gil Etiqueta Plata 2015

Juan Gil Etiqueta Plata 2015

Vinos blancos para paellas

La paella es la sensación del verano en muchas terrazas. Y si se toma junto al mar, siempre sabe mejor. Normalmente las paellas suelen acompañarse de vinos blancos, fresquitos y ligeros. Pero como hay un gran surtido de paellas, ¿Qué vino podemos tomar según la paella?

La paella de marisco, que encontramos con gambas y langostinos y sepia, entre otros, suele ser una de las más populares. Para ésta es mejor un vino blanco suave, cuyo sabor no sobresalga sobre el del marisco o el pescado, ya que es lo que hace especial a este tipo de paella. Se eligen normalmente los albariños y verdejos, que son de más calidad y aportan un sabor ideal a este plato.

Para esta paella marinera en la que los mariscos son los protagonistas también se recomiendan vinos de las DO de Alicante, Valencia o Andalucía, pero son perfectamente válidos los vinos blancos del Penedès o de Rueda.

También hay paellas de carne, especialmente las podemos encontrar en la comunidad valenciana. Se caracterizan por llevar pollo, conejo, pato, pimiento verde, tomate rallado, alcachofas, ajos tiernos, aceite, arroz y ñora, entre otros ingredientes según tradición. Esta paella será mucho más contundente y por ello podemos pasar del blanco al tinto de Rioja o bien a un blanco más elegante y fuerte, tipo Ribera del Duero.

La paella mixta es también altamente popular. Por un lado, mezclar mar y montaña con productos del mar, como los mariscos con verduras y carne. Por ejemplo habrá pollo, conejo, mariscos, pescado y las verduras habituales. Estas paellas precisan de vinos rosados frescos, pero blancos también con algo de más de fuerza.

Mientras que las paellas vegetarianas, donde hay mucha verdura, como alcachofas, espárragos, habas, judías verdes, garrafones, pimiento morrón, pimiento verde, cebolla, tomate, perejil, azafrán, aceite de oliva y sal, el vino que va bien es el blanco más ligero, rosados, blancos espumosos, cavas y muy frescos para que pueda dar sabor especial a la paella vegetariana.

 

 TAGS:Elyssia Pinot Noir Brut RosadoElyssia Pinot Noir Brut Rosado

Elyssia Pinot Noir Brut Rosado

 

 

 TAGS:Juvé y Camps Brut RosadoJuvé y Camps Brut Rosado

Juvé y Camps Brut Rosado

Las mejores terrazas de verano de Barcelona

Con el calor encima a todos nos gusta relajarnos, comer o cenar, y por supuesto tomar ricos cócteles y vinos en las terrazas. Barcelona ya hace algunas semanas que ha abierto su temporada de terrazas, que combinan actividades con música y el buen comer.

En Plaza España, el hotel Catalonia Plaza ofrece su terraza The Clock, que en la octava planta, y abierta a todos, conjuga música y también una gran piscina para deleitarse de los días calurosos. Si deseáis desayunar también podéis hacerlo con un completo desayuno a base de jamón del país, salmón, panes, galleta, frutas, queso… cova de café, café y zumo… Vamos, super completo.

No cambiamos demasido de zona, porque en el mismo barrio de Sants, se encuentra la plaza Osca, repleta de terrazas para tomar algo, hacer unos vinos en sus vermuterías y cenar. Es el mejor lugar para relajarse; eso sí hay que ir a buscar sitio pronto y no moverse.

En el eixample hay terrazas para ir sin prisas. Es el caso de Patio, la zona al aire libre del hotel Alexandra, que en la calle Mallorca y en pleno centro permite alejarte del ruido de la urbe. Su oferta gastronómica, supervisada por el chef y restaurador Enrique Valentí, permite degustar desde la amplia propuesta de carnes del restaurante Solomillo, una carta de selectas tablas de quesos, embutidos y productos de temporada de La Charcutería, hasta creativos cócteles de autor. Destaca, en su decoración, un cuidado paisajismo de exuberante vegetación junto a la presencia de madera y piedra en su interiorismo, obra de Borrell Jover Arquitectura.

La terraza del Marea Alta, al final de Drassanes, es una magnífica propuesta para ver Barcelona desde lo alto. Además aconsejamos sus brasas y ahumados en pescados, y los cócteles de su bar Marea Baja.

En la terraza superior del Maremágnum, en el Moll d’Espanya, muy cerca de la plaza de Colón y del Port Vell está Barítimo. Ofrece una propuesta gastronómica global e ininterrumpida de 11h a 24h en tres áreas diferenciadas: su inmensa terraza, un lugar espectacular para ver el atardecer o cenar en verano; sus elegantes salones interiores, y la coctelería un lugar único a la hora del atardecer o para tomar una copa después de cenar.

 TAGS:Freixenet IceFreixenet Ice

Freixenet Ice

 

 

 TAGS:Freixenet Ice RoséFreixenet Ice Rosé

Freixenet Ice Rosé

Consejos para pedir vino en un restaurante

 TAGS:undefinedAunque parezca una tarea sencilla, no siempre se acierta pidiendo vino en el restaurante. Todo depende del tipo de persona con la que vamos acompañados y del vino que queramos. Para que no te pierdas, te ofrecemos algunos consejos:

Haz caso al sumiller

La primera regla y más fácil es dejarse aconsejar por el sumiller del restaurante en caso de que haya. Es el que entiende de vinos y sabrá a la perfección cuál va bien, según la ocasión, el plato y nuestros gustos. Así que no te compliques, ante la duda, pregunta al sumiller que sabrá dar las indicaciones adecuadas.

Depende de la comida

Está claro que, según lo que comamos, pediremos uno u otro vino. Lo de los arroces y el pescado con el blanco y la carne con los vinos tintos, puede ser una guía, pero no siempre resulta. Porque depende del tipo de carne y de si el vino es joven o no. Entre las normas básicas del maridaje destacamos que es mejor no servir vinos de mayor cuerpo antes que otros más ligeros. El mundo del maridaje es muy extenso así que hay sabores que quedan mejor con un blanco mientras que otros serán fantásticos con un rosado.

Por orden

Otra manera de elegir los vinos en una comida y cena algo larga, es según el orden. La norma básica es primero los vinos espumosos, que suelen casar bien con los aperitivos, mientras que luego irían los blancos con los primeros platos más ligeros, los rosados, los tintos jóvenes y tintos crianzas para carnes de caza o algo más fuertes.

Dependiendo de la cita o compañía

Cuando tenemos una comida de empresa y queremos quedar bien con nuestros comensales, entonces podemos elegir un vino ya sobradamente conocido, tipo Rioja o Toro, porque no habrá riesgos a que no guste. Mientras que si se trata de una cita, quizás podemos experimentar y preguntar los gustos de nuestra pareja.

 

 TAGS:Muga Blanco Fermentado en Barrica 2017Muga Blanco Fermentado en Barrica 2017

Muga Blanco Fermentado en Barrica 2017

 

 TAGS:Mar de Frades 2017Mar de Frades 2017

Mar de Frades 2017

Dos copas de vino al día reducen enfermedades cardiovasculares y el Alzheimer

 TAGS:undefinedYa sabemos los múltiples beneficios para la salud que ofrece el vino. Muchas investigaciones demuestran las consecuencias beneficiosas para el organismo que tiene el consumo de vino.

Por ello, desde Corporación Vinoloa, nos recuerdan, a modo de recopilación, los beneficios en la salud de esta bebida. 

Previene las enfermedades cardiovasculares. Ello siempre y cuando se consuma la cantidad de 150 ml diarios. Los antioxidantes que lo componen aumentan los niveles de colesterol ‘bueno’ o HDL y esto evita la formación de coágulos.

Como tratamiento para las encías. Los beneficios del consumo de vino para la boca son increíbles. Es bueno para el tratamiento de encías y la limpieza del paladar. La composición de las uvas fermentadas evita la aparición de los estreptococos y bacterias relacionadas con las caries mientras que también es muy eficaz contra la gingivitis y los dolores de garganta.

Reduce el riesgo de demencia. Nuevos estudios ratifican que beber dos copas de vino al día disminuye la inflamación y las toxinas del cerebro, incluso aquellas que están asociadas con el Alzheimer.

Uno se siente más feliz. Se ha demostrado que la ingesta de vino tiene también beneficios en el estado de ánimo. Al tomar una copa se liberan endorfinas, aumenta la relajación y estamos más felices. 

Excelente para mantener la línea. Seguro que no sabías que el vino puede ser el aliado perfecto para cumplir con tu operación bikini. El vino tinto está compuesto de un gen que impide la formación de células de grasa y permite estimular las ya existentes para depurarlas e irlas eliminando.

Vinoterapia para la piel. Cada vez son más los beneficios que aporta el vino en la piel. Por ejemplo, la hidrata profundamente, dotándola de mayor elasticidad, luminosidad y lucha contra los radicales libres.

Mejora la circulación periférica de la dermis. Hay más, puesto que el vino favorece la descongestión de las piernas cansadas y reduce la aparición de las varices. 

 

 

 TAGS:La Planta 2016La Planta 2016

La Planta 2016

 

 

 TAGS:Pazo das Bruxas 2017Pazo das Bruxas 2017

Pazo das Bruxas 2017

Beber vino durante el embarazo

 TAGS:undefinedHa habido muchos artículos escritos sobre el consumo de vino (o alcohol en general) durante el embarazo. Y es que se trata de una cuestión que genera muchos debates e investigaciones, dado que tradicionalmente se ha dicho que “una copita de vino” muy de tanto en tanto no hace daño a pesar de que la lógica recomendación de la comunidad médica es de CERO alcohol durante el embarzo. 

De hecho, en 2012 un conjunto de estudios liderados por Ulrik Schiøle, catedrático de Ginecología del Hospital Universitario Aarhus (Dinamarca), indicaban que una ingesta de alcohol baja o (de una a cuatro bebidas a la semana) o moderada (de cinco a ocho) durante el embarazo no parecía tener consecuencias negativas en la salud de los niños. En concreto, en ninguno de los estudios –donde participaron más de 1.600 mujeres danesas–, se observó diferencias entre el desarrollo de los hijos de las madres totalmente abstemia y el de los hijos de madres que bebieron poco o de manera moderada.

Aún así, los propios autores de los estudios señalaron que lo más recomendable era no consumir bebidas alcohólicas bajo ningún concepto, ya que a pesar de los resultados de esos estudios en concreto los expertos coinciden: no hay un mínimo seguro en el consumo de alcohol durante el embarazo.

Lo que las mujeres comen o beben durante el embarazo pasa directamente a través de su torrente sanguíneo a la placenta para, literalmente, ser digerido por el feto. Si una mujer embarazada toma un vaso de vino, una cerveza o un cóctel, el bebé nonato ingiere la misma cantidad de alcohol, con el agravante de que su metabolismo procesa el alcohol más lentamente y, en consecuencia, le afecta más.

El alcohol interfiere con su capacidad para obtener suficiente oxígeno y alimento para el desarrollo normal de las células en el cerebro y los otros órganos del cuerpo. El bebé en desarrollo tiene muy poca tolerancia al alcohol, y los nacidos de madres que beben durante el embarazo pueden tener graves problemas.

Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal y Síndrome Alcohólico Fetal

Los problemas derivados del consumo de alcohol durante el embarazo se recogen bajo los Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). Según el Centro estadounidense de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), estos trastornos pueden traducirse en las siguientes afecciones:

  • Características faciales anormales como, por ejemplo, surco menos marcado entre la nariz y el labio superior (este pliegue se llama filtro o surco subnasal).
  • Cabeza de tamaño pequeño.
  • Estatura más baja de la estatura promedio.
  • Bajo peso corporal.
  • Mala coordinación.
  • Conducta hiperactiva.
  • Dificultad para prestar atención.
  • Mala memoria.
  • Dificultades en la escuela (especialmente en matemáticas).
  • Discapacidades del aprendizaje.
  • Retrasos en el habla y el lenguaje.
  • Discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo.
  • Capacidad de razonamiento y juicio deficientes.
  • Problemas de succión y dificultades para dormir en los bebés.
  • Problemas de audición y de visión.
  • Problemas del corazón, los riñones o los huesos.

Cuando un niño presenta alguna de estas alteraciones se habla de TEAF, si bien en los casos más graves, tal y como indica la Asociación de Pediatría Española, se habla de el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF). Un bebé que nace con el SAF, o con cualquiera de los trastornos incluidos en la lista, requerirá cuidados especiales de por vida, con lo que ello implica para el niño, las familias y, en última instancia, los sistemas de salud públicos. 

¿Un poco o nada?

Por todo ello, ahora el debate planteado trata de discernir entre cuánto es demasiado y qué límite puede ser seguro y cuándo el consumo de vino y demás bebidas alcohólicas se convierten en un riesgo para el futuro bebé.

Sin embargo –y considerando que los TEAF y el SAF son enfermedades 100% prevenibles– la mayoría de los expertos que se muestran totalmente contrarios a que las mujeres embarazadas beban alcohol durante el periodo de gestación y hacen un llamamiento para abandonar el consumo de alcohol por completo. Hay literatura cada vez mayor de evidencias que sugieren que desde las borracheras hasta las dosis bajas de alcohol pueden causar daños.

De hecho, la experta Sveltana Popova, en una entrevista publicada en la web de la Organización Mundial de la Salud, afirmaba que “una de cada 67 embarazadas que consumen alcohol darán a luz a un niño con síndrome alcohólico fetal, lo que se traduce en unos 119.000 niños que nacen cada año con dicho síndrome en todo el mundo”.

Por tanto, y dado que no se conoce el límite del consumo seguro y que el riesgo de que el consumo de alcohol pueda afectar al futuro bebé, lo mejor es no tomar vino durante el embarazo. Y, sobre todo: consultar con médicos y especialistas tanto si hay dudas como si hay problemas a la hora de dejar de beber durante el embarazo o si se está planeando un embarazo.

Más artículos sobre vino y salud

Cada vez son más los estudios que se realizan sobre los efectos del vino sobre la salud de las personas. En el blog de Uvinum es un tema recurrente y por ello queremos ofrecerte una selección de artículos sobre vino y salud para que puedas ampliar tu información. ¿Te animas a leerlos?

Imagen: Adrian Gonzalez